img
Categoría: Athletic
San Mamés, San José y San Aduriz

Ver para creer. El Athletic, séptimo en la última Liga, dejó al Barcelona supercampeón europeo y con un póker en el zurrón en una situación muy complicada para lograr el ansiado ‘sextete’. Y lo hizo con una goleada, cuando nadie lo esperaba. Ni los seguidores más incondicionales vascos, que hace más de cincuenta años que no veían un 4-0 al Barça. El aspirante a todos los títulos en un año fue zarandeado, se llevó cuatro y lleva 8 goles en contra en 210 minutos esta semana. Cuatro goles por final. Partiendo de la base que esta edición del torneo no se debería jugar, como se encargó de recordar Valverde en la previa, el duelo en Bilbao tuvo más de lo esperado.

Al menos del lado débil, de que no era campeón más que del apoyo incondicional de su hinchada. El Barcelona, que el doble duelo ante los leones le motiva por ser el paso previo al ansiado ‘sextete’, se presentó con cinco caras nuevas respecto al once de Tblisi y siete cambios, porque Mascherano y Rafinha se colocaron como centrocampistas. La pareja de interiores Sergi Roberto-Rafinha jamás funcionó en el filial y no fue San Mamés el sitio en el que lo hizo. Sergi Roberto sabe tocar fácil y rápido pero le falta jerarquía para llevar el ritmo mientras que Rafinha demasiado es caótico.

El Athletic con una presión alta, intensidad y entrega extrema se metió en el partido tras un inicio dubitativo. Eraso obligó a Ter Stegen a sacar una manopla que generó dos córners. Se emocionó San Mamés. Su pasión combinada con el orden y seriedad del equipo, que cuenta con un goleador que no parece envejecer, que fija centrales provocaron que el Barça se colapsara. Eso y que esta vez Valverde usara un sistema de ayudas para frenar a Messi, olvidando el marcaje individual utilizado en el Camp Nou.

Aduriz, él solito, demostró que Bartra y Vermaelen no son válidos como pareja. Ya coincidieron en el Barça-Depor de la última jornada de la pasada Liga, partido del que repitieron siete 11 titulares en San Mamés, que se quedó boquiabierto cuando San José marcó un gol inolvidable. Un mal despeje de Ter Stegen lo controló el navarro para soltar un derechazo a bote pronto desde medio campo que se coló en la meta azulgrana. Un golazo desde 49,57 metros para castigar la indolencia del alemán. Si lo marca un galáctico, da la vuelta al mundo. Los más antiguos nos acordamos de uno que marcó Santi Aragón en el mismo torneo a Zubizarreta.

Histórico triunfo

Aquel torneo lo ganó el Real Madrid, pero claro el Barça de entonces no tenía a Messi. Apenas apareció Leo, que por vez primera no marcó a los ‘leones’. Si aparece puede hacer cinco en la vuelta y sepultar las esperanzas de gabarra. En Bilbao estaba perdido, igual que Mascherano, Rafinha o Sergi Roberto, que abusa de la conducción y está condenando este verano sus opciones de ser grande en el Barcelona. Su equipo normalmente domina los partidos gracias a su poderío en el centro del campo, pero sin Busquets, Iniesta y Raakitic no manda, no triangula no se impone y tampoco conecta con Messi. Apenas un par de sprints de Pedro jugó con juego. Se fue con amarilla y luego provocó dos seguidas, una a Eraso y otra a Beñat. En una de esas faltas Iraizoz evitó que hubiera empate al descanso con el único tiro a puerta del Barça en el primer acto. Fue un golpe franco de Messi, que lo mandó junto a la escuadra porque practica con los ojos cerrados.

Al regreso de vestuarios, González González siguió con su habitual discurso de superioridad con los jóvenes como Sabin Merino o Sergi Roberto y acomplejado ante estrellas mundiales como Luis Suárez. El partido se convirtió en algo descontrolado y muchas oportunidades en ambos lados. El Barcelona tuvo dos ocasiones clarísimas nada más empezar, pero en una pegó el larguero evitó un derechazo de Pedro y en otra fue la mano de Iraizoz el que frenó un remate a bocajarro de Messi tras una asistencia de un Suárez muy desconectado. Ahí estuvo el partido, el Athletic fue capaz de superar el chispazo culé y por fín disfrutó ante el rival que le ha amargado en las tres últimas finales coperas.

Sabin Merino asistió al área y allí Aduriz se adelantó a Mascherano para marcar de cabezazo espectacular. El ‘11’ usa la cabeza mejor que muchos delanteros el pie. Mientras cantaba La Catedral, el Barça mostraba que no tenía frescura de piernas pero tampoco ideas claras. Luis Enrique pensó en variar algo, recuperar el centro del campo, tener la pelota pero no parece capaz de cambiar la dinámica de los partidos con sus cambios. El experimento de Rafinha y Roberto no funcionaba. El asturiano, cuyo Barça ha encajado al menos dos goles por partido desde que comenzó la pretemporada, metió a Iniesta y Rakitic para frenar la sangría pero llegó el tercero. Y el cuarto.

Los errores defensivos eran groseros. Adriano mostró una imagen preocupante, en uno de los goles le superaron como a un alevín. Pese a todo fue peor lo de Alves. Superado por Sabin Merino en el 2-0, después cometió un penalti que le retrató. Aduriz hizo el 4-0 para asombro general. De ahí al final el Athletic supo cerrar el partido y asegurar un triunfo histórico ante un rival perdido, frágil, exhausto y sin actitud. Este Barça si se quita la caraja actual y vuelve al modo Berlín, es muy capaz de dar la vuelta a este marcador, pero por el momentos las sensaciones que ofrece este verano son muy preocupantes. Sin ritmo, sin profundidad y sin ideas. Pese al título de Tiflis.

Ver Post >
“En mi casa mando yo”

Ese aviso, “en mi casa mando yo”, se podía leer en un antiguo bastón de la casa de mi abuelo paterno. Realmente era una verdad a medias, porque a no ser que faltara la señora de la casa pocas veces era así. Esta jornada previa al parón liguero en España, no en Inglaterra donde la competición se pone aún más interesante en estas fechas, hemos podido ver que en algunos casos el jefe domina todo, mientras que en otros lo hace pero sólo a medias, y la constatación de que en alguno lo hace de cara a la galería en asuntos mediáticos aunque realmente pinta poco o casi nada en los trascendentes.

Ver Post >
No es el estadio, son las personas

Lo esperábamos pero fue incluso mejor: una delicia de partido en San Mamés, de los que dejan imágenes para el recuerdo. Ver salir a Gurpegui y a Iraola, dos de los que sufrieron la angustia de poder mandar al Athletic a Segunda por primera vez en su historia, es suficiente para comprender que ese ambiente y sentimiento no es mérito exclusivo del coliseo en el que se juega. Es algo que transciende a nombres y lugares. Con el 1-0 llama más la atención girar la cabeza hacia el Barcelona, pero tras terminar el partidazo creo que es justo concluir que el resultado se debe más al mérito del Athletic que a errores azulgrana.

Ver Post >
Tata, mejor España para triunfar en Europa

Sorprende la colección de Tatistas que se han reproducido estos días. Hace unas semanas, cuando Gerardo Martino, dijo no a la Real Sociedad me costaba encontrar diez personas que me contaran algo interesante del técnico de Newell’s Old Boys más allá de los datos estadísticos y lo que uno pueda encontrar en la red. Diría varios periodistas especializados en mi TL de twitter (nuestro blogger en Argentina Borja de Matías, los dos Ruiz más cracks de esto como son David y Gaby, Fernando Evangelio, Guille Uzquiano y algún otro nocturno más), el mítico restaurador e hincha de los leprosos Juan Gudino, algún miembro de la familia Heinze y el agente Roberto La Tota Rodríguez. Ahora, uno puede saber tanto que les recomiendo leer todo lo que hay sobre él en grada360.com y aquí os dejo.

Con Martino, tras documentarse con toda esa información, me queda la misma duda (quizá basada en prejuicios de los precedentes) que tuve con otros grandes técnicos no europeos en su primera experiencia en Europa. Asumo que poco tienen que ver entre ellos Tabárez, Bilardo, Menotti, Scolari, Pasarella, Luxemburgo, Bianchi, Basile o Maturana. Cuando Josu Urrutia apostó por Marcelo Bielsa para el Athletic me pareció una gran elección, pese a que arrancó fatal y terminó mucho peor. Pero este recelo que me provoca el salto de Martino no lo tenía meses atrás en la llegada al Botxo de El Loco, por cierto admirado por el Tata, y tampoco con Diego Simeone cuando aterrizó en el Calderón como DT. Quizá porque ya habían pasado por Europa y en su primera experiencia aprendieron mucho sin llegar a brillar.

Lo que sí es una realidad es que los éxitos internacionales en el viejo continente han sido sólo cosa de europeos… y sólo otros paisanos argentinos fueron capaces de levantar la deseada Orejona europea. Luis Carniglia levantó la Copa de Europa con el Real Madrid, Helenio Herrera lo logró con el Inter y…. Cholo Simeone ha sido el único que ha roto el dominio europeo en la segunda competición continental con el Atlético.

Cada uno forja su propia historia y Martino fue coherente cuando dijo no a la Real Sociedad y Málaga para apostar por un posible éxito de Ñulls en la Libertadores. Ahora, tras quedarse sin poder llegar a la final, le llega la oportunidad de su vida, en la que debe demostrar que está capacitado para liderar un buque exitoso botado por Pep Guardiola y que no ha podido seguir dirigiendo Tito Vilanova.

Le tocará confirmar que no sólo ha sido elegido por ser rosarino como Leo Messi, o por tener un talante menos explosivo e incontrolable que Bielsa. ¡Mucha suerte!

Ver Post >
Despedidas que entristecen y estrenos que ilusionan

Está a punto de terminar la campaña en la Liga, aunque en otros lugares ya han finalizado su competición. Eso les permitirá a los futbolistas tener más tiempo de descanso y en otros casos a los clubes hacer alguna gira final que les reporta beneficios más allá del fútbol. Llama mucho la atención que los tres principales candidatos a ganar la Premier League cambian de técnico. Es algo realmente extraño, sobre todo teniendo en cuenta que durante 27 años Sir Alex Ferguson ha estado en el banquillo del Manchester United. Su adiós nos hace recordar que el fútbol moderno está perdiendo a sus personajes más representativos.

Ver Post >
Fin de ciclo

Uno lleva muchos años en esto del periodismo, pero sigue produciéndose cosas que a uno le sorprenden. Por ejemplo, leer en un diario que el equipo que hoy visita San Mamés (y que podría ser campeón liguero matemáticamente a última hora de hoy) cerró un ciclo al caer goleado en el Allianz Arena. Un Bayern de Múnich poderoso, con Javi Martínez enorme en el medio y dirigido por el elegante Jupp Heynckes tumbó al equipo que mejor fútbol he visto jugar desde que nací.

Ver Post >
Sobre el autor Rodrigo Errasti
Periodista especializado con 15 años de experiencia en medios deportivos nacionales e internacionales como Marca o Eurosport antes de llegar al Grupo Vocento, donde ha sido director de Grada360 y ahora es redactor jefe de deportes de la Agencia Colpisa. Ha trabajado en todos los soportes (internet, prensa, radio y televisión) siendo referencia en el sector de las redes sociales. Ha cubierto información de todos los equipos españoles de fútbol en competición continental, selección española, finales europeas entre otros grandes acontecimientos. Si bien se ha centrado en información de fútbol es un apasionado de todos los deportes, aunque siente una pasión especial por el ciclismo.

otros blogs del mundial