img
2022, un Mundial «muy difícil de digerir para los clubes»
img
Rodrigo Errasti | 25-02-2015 | 12:39

Harold Mayne-Nicholls, ex presidente de la Federación chilena y miembro de FIFA que inspeccionó las candidaturas de Rusia 2018 y Catar 2022, explica a COLPISA detalles por los cuales la decisión del máximo organismo del fútbol de disputar el Mundial catarí en invierno provoca tanto malestar entre Ligas y clubes de Europa. «La fecha elegida (del 26 de noviembre al 23 de diciembre) va a causar transtorno porque las Ligas van a estar paradas al menos seis semanas, aunque yo creo que serán mínimo ocho porque luego viene Navidad y Nochevieja. Debería haber sido un análisis con más profundidad, una reunión con todas las opciones ya que según dijo Richard Scudamore, presidente de la Premier y que estaba en la comisión, no fue casi debatido; parece que el acuerdo ya estaba tomado antes de llegar», dijo antes de recordar que «se ha tomado una resolución después de cuatro años».

El chileno reconoce que la opción de verano quedó descartada «desde el día cero» y que en un primer momento pensé que «querían hacer el Mundial 2022 en enero, ya que se podrían parar los torneos por la Navidad» pero que desde agosto de 2013 la FIFA siempre empezó a insistir con noviembre y diciembre. «Se encargaron de convencer a todos y no estudiaron lo suficiente otras opciones como mayo, que merecía de un estudio mayor. Cuando vienen los calores a final de ese mes, se podría haber jugado más en un horario nocturno (en la primera fase a las 18, 21 y medianoche) porque ahí baja la temperatura. En Qatar siempre oscurece más o menos a la misma hora».

La Asociación de Clubes Europeos (ECA) se ha quejado las ligas por medio de Rummenigge, que también preside «un Bayern que tendrá muchos jugadores en la Copa del Mundo y tendrá la compensación que decida la FIFA y podrá equilibrarlo. ¿Pero qué pasa con un club pequeño de Primera División en España, por ejemplo, que no aporte ningún jugador a las 32 selecciones que están en el Mundial? ¿Tiene que pagarle el salario a sus jugadores sin generar ingreso alguno porque la competición se ha parado? Habrá que recompensar a todos los clubes del mundo, será un tema engorroso».

  • La FIFA, pese a que los clubes tendrán podrían perder jugadores muchas semanas y otros pagar a futbolistas que no podrán competir, asegura que no habrá compensación para los clubes en Catar 2022

Esa compensación que esperan los actores principales del fútbol, no es valorada por el momento por FIFA. «No habrá compensación financiera, tienen siete años para organizarse», dijo en Doha Jérôme Valcke, secretario general de la organización, ante las quejas por la disputa del Mundial 2022 en noviembre-diciembre de la Asociación de Ligas Europeas profesionales (EPFL), que lo califica como «la peor solución para los campeonatos nacionales europeos». Mayne-Nicholls explica que el problema será algo global, no sólo. «Imagine que un país no clasifica para el Mundial, pongamos el caso de Chile aunque yo no lo desee. ¿Cómo puede competir el final de esa Liga contra la Copa del Mundo? Es imposible en términos de audiencia y de interés, la gente no acudirá tanto a los estadios porque tendrá otro evento que seguir por televisión… Habría que compensar a Chile aunque no participe ni aporte jugadores. Imagina eso mismo con el resto de los 209 países de la FIFA. Creo que faltó ponerse en el lugar de todos y no sólo en el lugar de la Copa del Mundo. El fútbol le pertenece a todos, no tiene dueño. La decisión no fue tomada como debió hacerse, los clubes se merecen más espacio del que tuvieron y habrá que ver si en el Comité Ejecutivo de la FIFA (el 19 y 20 de marzo en Zurich), donde debería refrendarse la medida, lo tienen».

Una Copa del Mundo, que dura cuatro semanas, exige que los jugadores estén al menos 21 días antes de su inicio con sus respectivas selecciones. Por lo tanto, son al menos siete semanas en las que se debe interrumpir el fútbol antes de Navidad. Las ligas tendrían que parar su funcionamiento el último fin de semana de octubre, aunque FIFA medita recortar esos plazos. «Le estamos haciendo un gran daño a las ligas de todo el mundo, y la Copa del Mundo se alimenta con las ligas. Las principales, España e Inglaterra, están en contra y son actores importantísimos tanto o más que las Federaciones. Es un tema muy difícil de digerir para los clubes. Esto es una cadena, no puede haber Ligas sin los clubes, que van a sufrir estos dos meses en algunos casos tendrán que parar en octubre y reanudarla en febrero o marzo, por el invierno en el hemisferio norte. En el sur, las Ligas están terminados en octubre, enero lo suelen usar de pretemporada… Es un trastorno para los calendarios de todo el mundo, clasifique o no esa federación para la Copa del Mundo», cree Mayne-Nicholls, actual presidente de la ‘Fundación Ganamos Todos’ y ‘Corporación Antofagasta’.

El chileno, que una de sus últimas funciones en FIFA fue la inspección de las candidaturas de 2018 y 2022, era uno de los que veía viable hacer el torneo en enero, porque se podrían parar los torneos antes de Navidad y jugar del 10 de enero al 10 de febrero aprovechando que muchas ligas en el mundo están suspendidas por el tema climático, o en mayo. «De las tres opciones que había es la que menos me gusta por el daño que les hace a las Ligas, a los clubes y a todo el fútbol porque ellos son el corazón del fútbol. En mi opinión no es la mejor opinión», afirma antes de explicar que a la hora de descartar febrero «por coincidir con los Juegos olímpicos de invierno, aunque no tenga nada que ver una cosa con la otra, entran otros factores en juego: la retransmisión y la venta de los derechos, la solidaridad los entre deportes… Podría terminar afectándose porque los dos países que optan a organizar los juegos propusieron febrero. Para mí era una fecha manejable dos años atrás, entonces era viable un macroacuerdo con el comité Olimpico y haber fijado un calendario que no se solapara. Hay otra fecha que se podia haber pensado, que era esos meses de 2023, ahí no hay Juegos de invierno ni nada de nada. Nadie la evaluó».

  • El máximo organismo sí reconoce «problemas» con las condiciones laborales en las obras, donde ya han fallecido 1.200 personas

Mayne-Nicholls, que era contrario al sistema de rotación para elegir las sedes y veía más favorable Estados Unidos que Catar por una mayor asistencia de aficionados, siempre sostuvo que la tecnología no era la solución al problema de calor pensando en la salud de los jugadores. De hecho hasta propuso un calendario tras la disputa de la Copa del Mundo 2018 en Rusia en el que en la campaña 2021-22 las Ligas comenzarían el 8 de agosto y terminarían el 12 de junio, con un parón para que se disputara el Mundial entre el 19 de diciembre y el 13 de febrero en Catar.

«Es evidente que hay problemas y cuestiones a resolver» en las condiciones laborales, reconoció Valcke, al tiempo que se mostró «feliz» por las medidas introducidas por un país que prometíó abolir la ‘kafala’ -el sistema local que convierte a los trabajadores prácticamente en propiedad de los empresarios- y sustituirlo por un «sistema de contratos de trabajo» en las obras de los estadios, donde ya han fallecido más de 1.200 personas según el Washington Post.

El emirato anunció un sistema de pago de salarios de tal manera que los trabajadores sean pagados una vez al mes, algo solicitado por Amnistía Internacional o Human Rights Watch.Y es que más allá de las acusaciones de corrupción o la dimisión en diciembre 2014 de Michael García, tras liderar una investigación interna, la polémica en torno a Catar 2022 no cesa.

Sobre el autor Rodrigo Errasti
Periodista especializado con 15 años de experiencia en medios deportivos nacionales e internacionales como Marca o Eurosport antes de llegar al Grupo Vocento, donde ha sido director de Grada360 y ahora es redactor jefe de deportes de la Agencia Colpisa. Ha trabajado en todos los soportes (internet, prensa, radio y televisión) siendo referencia en el sector de las redes sociales. Ha cubierto información de todos los equipos españoles de fútbol en competición continental, selección española, finales europeas entre otros grandes acontecimientos. Si bien se ha centrado en información de fútbol es un apasionado de todos los deportes, aunque siente una pasión especial por el ciclismo.

otros blogs del mundial