img
Ched Evans, el fichaje que ninguna afición quiere
img
Rodrigo Errasti | 05-01-2015 | 15:56

Nunca el fichaje de un futbolista de la Championship, la Segunda B española, había provocado tanto revuelo mediático en el Reino Unido. El anuncio de la Federación Inglesa de Fútbol de que Ched Evans, condenado a cinco años por violar a una mujer de 19 años de edad en 2011 y en libertad provisional desde octubre tras cumplir dos años y medio de cárcel, pudiera volver a jugar ha generado una tormenta de reacciones. Incluso mucho antes de que se supiera que era el Oldham Athletic el equipo que había iniciado negociaciones con el galés, un prometedor delantero que en 2009 pasó por el Manchester City. Al saberse que el club meditaba contratar a Evans, que siempre negó su participación en los hechos, hasta 20.000 aficionados reaccionaron con indignación y firmaron online una petición en la que instaban al presidente Simon Corney no firmar al punta. Además, uno de los patrocinadores del equipo, ‘Mecca Bingo and Verlin Rainwater Solutions’, anunció que si contratan al delantero retirará su patrocinio. “No me gustaría patrocinar a un club que apoya a un violador condenado, hemos informado al club de nuestra posición”, advirtió Craig Verling, el director de la empresa.

El club explicó este lunes, a través de un comunicado y por “la considerable atención de los medios”, que mantiene la negociación para un posible acuerdo por este internacional por Gales en 13 ocasiones. “Seguimos teniendo conversaciones con organismos representativos, como la PFA (el sindicato de futbolistas profesionales)” y que llevarán a cabo “con la debida diligencia” cualquier decisión que tomen. En la misma nota solicitaron a “socios, aficionados y otros grupos de interés” que respeten la privacidad de la decisión” hasta que “este asunto no haya concluído”. El presidente del club Lee Johnson reconoció que era “una situación muy difícil” firmar al exdelantero del Sheffield United, club con el que marcó 48 goles en 113 partidos, aunque dejó claro que el posible fichaje sería una «decisión de la junta». El líder laborista Ed Miliband ya ha dicho que no firmaría a Evans si estuviese en la situación de los directivos de Oldham Athletic. “Él no ha mostrado remordimiento y yo no lo ficharía”, explicó el político.

Otros han preferido no manifestarse en contra de que Evans reciba una segunda oportunidad. En 2007, este mismo club fichó a Lee Hughes después de que el exjugador de West Bromwich Albion y Coventry City dejase la cárcel tras cumplir la mitad de una condena de seis años por causar un homicidio por conducción peligrosa. Pocos creen que los casos puedan compararse, ya que periodistas influyentes como Oliver Kay (The Times) o Henry Winter (Telegraph) hablan de que Evans no ha mostrado ningún tipo de arrepentimiento, a diferencia de que Hughes quiso conocer a la mujer de la persona fallecida y su familia para pedir perdón. Muchas voces entienden que aficionados y sponsors estén tratando de revocar la decisión deportiva.

Debbie Abrahams, diputado laborista en la zona de Oldham, considera que sería “incorrecto” que Evans empezara a jugar de nuevo con cualquier club mientras estaba apelando su condena. “Como él está reclamando su inocencia y en el proceso de apelar contra su condena, tanto él como los clubes de fútbol se debe esperar al resultado de este proceso antes de considerar su regreso al deporte”, agregó. Y es que Evans tiene libertad condicional, pero su sentencia no ha terminado todavía, por lo que podría volver a prisión en cualquier momento si incumple las normas del permiso. No se le permite ir al extranjero, por ejemplo, y está lejos de ser un hombre libre. Evans tiene permiso para jugar pero sólo en el Reino Unido, ya que hace unas semanas el Hibernians maltés afirmó que le habían ofrecido un acuerdo, pero el Ministerio de Justicia británico reiteró que a Evans no se le permitiría jugar en el extranjero. Sucedió apenas unos días después de que Evans hubiese mantenido conversaciones con el Sheffield United, para el que jugó varias temporadas, para un regreso al fútbol pero viendo la reacción negativa tras ofrecer el uso de las instalaciones de entrenamiento del club dio marcha atrás tras las críticas de los aficionados, que también consiguieron 160.000 firmas en contra de su regreso.

Ahora es el Oldham el que está cada vez más preocupado por una reacción de los aficionados y patrocinadores al fichaje. Algunos van más lejos, y piden a la Federación Inglesa de Fútbol que no le tramite la ficha. El ministro de Trabajo para el Deporte, Clive Efford, llamó a la Asociación de Fútbol a intervenir y no aceptar el registro de Evans como jugador. “Hay muchas profesiones que la gente no puede volver después de cometer este tipo de delitos y el fútbol debe ser uno de ellos”, dijo. Y es que muchos, como Tony Lloyd, de la Policía y Comisionado Mayor de Manchester, explicó que aunque cree firmemente en “el principio de la rehabilitación” considera que la falta de remordimiento mostrado por Evans convierte en “simplemente inadecuado” que firme por el Oldham.

Sobre el autor Rodrigo Errasti
Periodista especializado con 15 años de experiencia en medios deportivos nacionales e internacionales como Marca o Eurosport antes de llegar al Grupo Vocento, donde ha sido director de Grada360 y ahora es redactor jefe de deportes de la Agencia Colpisa. Ha trabajado en todos los soportes (internet, prensa, radio y televisión) siendo referencia en el sector de las redes sociales. Ha cubierto información de todos los equipos españoles de fútbol en competición continental, selección española, finales europeas entre otros grandes acontecimientos. Si bien se ha centrado en información de fútbol es un apasionado de todos los deportes, aunque siente una pasión especial por el ciclismo.

otros blogs del mundial