img
Compromiso, revolución obligada y campeones olvidados
img
Rodrigo Errasti | 11-11-2014 | 16:24

La nueva cara de la Roja llega por obligación, Las bajas han provocado la revolución de un Del Bosque que no muestra un criterio claro. «No creo que sea necesaria una revolución. Es que no lo entiendo. ¿En razón de qué?», preguntaba Vicente del Bosque hace apenas dos semanas. El seleccionador terminó el Mundial convencido de que aquel grupo podía haber competido a otro nivel en Brasil y que hubo una buena actitud en el seno del equipo, si bien durante el acto de renovación del acuerdo de patrocinio entre la Federación y Movistar, al que acudió el presidente Ángel María Villar, afirmó: «Nuestro comportamiento deportivo en el Mundial no fue el esperado».

El técnico salmantino reconoce que «sí se ha producido una renovación o una transición, porque hay algunos jugadores que, por motu propio, han decidido dejar la selección y otros que no les hemos traído». «Pero nadie está excluido de poder venir» -menos Xabi Alonso y Xavi Hernández, que renunciaron a la selección-, dijo. Las bajas por lesión de Cesc, Silva e Iniesta, que formaron el tridente con el que España cayó en Eslovaquia, generan un escenario nuevo: de todos los centrocampistas citado sólo Busquets jugó en el recordado Mundial de Sudáfrica.

Por tanto, más allá de las palabras, es innegable que la selección ha experimentado un proceso de renovación desde el fracaso en el Mundial. Casi se puede hacer un once inicial con los jugadores que no están ahora en el grupo y sí vivieron con tristeza la concentración de Curitiba. Menos Reina y Javi Martínez, el resto son futbolistas de creación: Xavi, Cesc Fàbregas, Xabi Alonso, Iniesta, Silva, Mata, Villa, Torres y Diego Costa. «No creo que haya revolución. Cazorla y Busquets repiten y el resto son prácticamente nuevos. En 2008 hubo gente que comenzó a venir y que poco a poco fueron entrando en el equipo. El grupo tiene su líder por su veteranía, pero también está Koke, Isco, Cazorla o Bruno Soriano, que tienen personalidad y saben lo que tienen que hacer. Los suplentes pueden terminar jugando. Lo importante es tener una plantilla amplia».

El seleccionador aclaró que Cesc «tenía un proceso inflamatorio después de los 95 minutos que disputó ante el Liverpool». «El músculo estaba mejor pero el jugador sentía molestias. Era obligatorio hacerle venir. Tenemos confianza en Fàbregas, que tiene un currículum extraordinario. Ha comido con nosotros y hemos hablado. Los médicos de la selección pensaron que fuera sometido a una resonancia magnética. Cesc se quedaría perfectamente con nosotros pero no hemos querido asumir riesgos. Había la duda de si esa inflamación podía bajar pasadas las 48 horas». Por contra, desde el primer momento, su entrenador, José Mourinho, el servicio médico del Chelsea, con el catalán Paco Biosca a la cabeza, y sus compañeros, descartaban que el Cesc pudiese jugar con España.

El cuerpo técnico achaca más los cambios a una cuestión generacional, a los estados físicos que a los malos resultados. Ignacio Camacho fue elegido antes que Bruno, después citado por la lesión en los isquiotibiales de Cesc, para sustituir a Ander Iturraspe, que había aparecido en el equipo desde antes del Mundial pero al que Del Bosque ha optado por relevar debido al mal momento deportivo del Athletic. «No esperaba la llamada, fue inesperada. Estoy muy contento. El Málaga está haciendo una gran temporada y eso personalmente te ayuda mucho. Espero aprovechar la oportunidad y sumar», afirmó ilusionado Camacho en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

Otro de los nuevos, José Callejón, reconoció estar esperando su oportunidad de debutar ante Bielorrusia o Alemania. «Hay que preguntar al seleccionador. Yo estoy aquí para intentar disfrutar, y si cuenta conmigo bienvenido sea», comentó, si bien recordó que «Del Bosque ya dijo cuando acabó el Mundial que iba a haber caras nuevas y así está haciendo». «Yo puedo aportar trabajo, sacrificio y todo lo que estoy haciendo en mi club. Espero poder demostrarlo aquí», afirmó el delantero del Nápoles.

En el seno de la selección se recuerda que para poder competir en deporte es «imprescindible renovar permanentemente las ilusiones». Quizá por ello, en vez de tirar de otros jugadores campeones del mundo y de Europa que están a buen nivel en sus clubes (como Juan Mata, Fernando Llorente o Jesús Navas), se ha optado por buscar otros futbolistas, aunque tengan menos experiencia. «Se les ve muy bien a los nuevos. Vienen como un reconocimiento a su trabajo y también vienen a competir a la selección española. Nos jugamos mucho y el pasado les obliga a mucho. Los jugadores que pasan por aquí están obligados a hacer un buen papel», aseguró, negando que esos ‘jóvenes’ veteranos tengan las puertas cerradas. «Mata y Jesús Navas pueden venir con nosotros en cualquier momento. Han jugado muy bien y son chicos estupendos. Hay una competencia y en este momento no vienen. No están olvidados por nosotros».

El mensaje no termina de quedar claro. «Si están jugando en buenos equipos, si están jugando a buen rendimiento, ¿por qué vamos a cambiar? Sería cambiar por cambiar. Toda la vida el fútbol español ha estado buscando el cambio, a ver si acertamos. Hay que tener una política de continuidad y, al mismo tiempo, todos aquellos chavales que pidan con sus hechos estar aquí los iremos acercando, como siempre hemos hecho», recuerdan en la Federación, donde contaban con el también lesionado Thiago Alcántara para liderar el centro del campo.

En esta lista hay hasta 15 jugadores que no llegan a las 20 internacionalidades y sólo cinco de ellos han alcanzado medio centenar (Casillas, Ramos, Piqué, Busquets y Cazorla). «La renovación ha sido una constante desde que llegamos hace siete años aquí. Exactamente el 50% de jugadores que protagonizaron la final de Viena estaban en la de Kiev. Por tanto, siempre se van produciendo los relevos obligatorios y necesarios. Ahora se está produciendo lo mismo porque es ley de vida, no sólo por haber perdido. Lo que hace falta es que los que tomaron el relevo en 2008, hablo de los Piqué, Busquets, Jordi Alba y Javi Martínez, se mantengan y los nuevos se consoliden y nos conduzcan hasta las cotas que nos llevaron los anteriores». La tarea de repetir título europeo es muy complicada. El primer paso sería estar en Francia y ello pasa por ganar a Bielorrusia el sábado en Huelva. Aunque en el seno de la Roja no se entienden determinados comportamientos…

Sobre el autor Rodrigo Errasti
Periodista especializado con 15 años de experiencia en medios deportivos nacionales e internacionales como Marca o Eurosport antes de llegar al Grupo Vocento, donde ha sido director de Grada360 y ahora es redactor jefe de deportes de la Agencia Colpisa. Ha trabajado en todos los soportes (internet, prensa, radio y televisión) siendo referencia en el sector de las redes sociales. Ha cubierto información de todos los equipos españoles de fútbol en competición continental, selección española, finales europeas entre otros grandes acontecimientos. Si bien se ha centrado en información de fútbol es un apasionado de todos los deportes, aunque siente una pasión especial por el ciclismo.

otros blogs del mundial