img
La semana clave para 'El Paciente' Ancelotti
img
Rodrigo Errasti | 24-02-2014 | 19:51

Carlo Ancelotti ha conseguido lo que parecía increíble hace sólo siete meses: que el Real Madrid volviera a ser competitivo tras un año en blanco y que recuperara la paz social. En apenas unos meses, sin generar incendios y apagando varios que se habían formado a su alrededor, el italiano llega al momento clave de la temporada en posición inmejorable. Superando dudas a base de victorias. El Real Madrid vuelve a ser líder después de 20 meses y para lograrlo ha sumado más puntos que ningún otro debutante en sus primeros 25 partidos como técnico blanco (63, uno por delante de Pellegrini y dos más que Mourinho). Amenaza el récord histórico de Beenhaker, pero no se distrae mientras trabaja. “Ya hemos construido la casa, ahora tenemos que decorarla”, explicaba a los compañeros de Canal +.

El hombre del “equilibrio” por fin cuenta con un equipo que se protege bien, ha conseguido que su defensa -la mejor de la Liga este 2014- sea la clave para convertir en decisivo su ataque. Aunque muchos dudaban que la decisión de rotar a los porteros fuese acertada, lo cierto es que ambos guardametas están en su mejor momento y los números defensivos ayudan a explicar que el Real Madrid cierre febrero en situación inmejorable. Un impresionante arranque de año, tres goles encajados en Liga y ninguno en Copa, provoca que, incluso, Diego López tenga opciones de pelear hasta el Zamora. Casillas está de récord, y pese a que la polémica persigue cualquier situación con Iker nadie podía pensar que estuviera tan motivado sin ser titular en Liga. Y arriba Carlo ha confirmado que Benzema podía ser el único delantero específico de la plantilla. Nadie añora a Higuaín y tampoco la ausencia de Ozil

Ancelotti ha demostrado que con paciencia, naturalidad y sentido común las cosas acaban saliendo. ‘El Paciente’ Carlo aborda con normalidad de todos los asuntos, ya sea lidiando con el acomodamiento del ángel Di María, admitiendo que la ‘Décima’ es “una obsesión” porque no para de escucharla y pone calma con el boom mediático que rodea a un Jesé del que ha sacado lo que muchos creían que llevaba dentro pero . “No es exagerado hablar de Jesé en el Mundial. Hay ejemplos de jugadores como él que han hecho buenas temporadas” y firman “un gran Mundial”. Pese a que sabe que en el club desean ver a los millonarios fichajes del verano en el césped –Bale siempre ha contado con minutos aunque no pasa lo mismo con Illarra e Isco-, él escucha pero tira de argumentos futbolísticos.

Los jugadores están con él. Como ya ha sucedido en sus anteriores equipos: MilanChelsea o PSG. La plantilla ve que el técnico busca el mismo objetivo final, que no desea protagonismo y reparte los méritos a los del césped. No se queda con las flores y medallas. Y las broncas, como la de Vallecas, en privado. En la reunión informal que aceptó tener la prensa hace unos días volvió a alabar la profesionalidad de su grupo. De hecho, Cristiano está encantado con el italiano, al que hace caso en situaciones en las que CR7 pierde la calma. Por ejemplo le recomendó interesarse por Manquillo cuando el rojiblanco había chocado desgraciadamente en una acción fortuita con él. Le salvó evitando que mantuviese una actitud ridícula con su dolorido rival. Y es que con el portugués ha forjado relación similar a la que todo mantiene con Ibrahimovic y todo el mundo pudo ver en el amistoso de Doha con el que arrancó el año. 

Ahora, le llega su segunda semana clave. Otra vez dos partidos y otra vez con el Atlético de por medio. Y es que, aunque muchos no lo supieran, Carlo se jugó la continuidad hace apenas unas semanas. Ante el Atlético en Copa. Algunos dentro del club dudaban de su capacidad pese a sus números, lo mismo que cree que le pasa a un Tata al que el propio Carlo defendiende en su peor momento. Las dudas y críticas no eran algo que le sorprendiese a Ancelotti. Lo sabía, lo afrontó con su habitual calma y salió victorioso. No sacó pecho. No va con él. Quizá porque como jugador ya ganó tanto o más que como técnico, y eso que ha ganado las misma Champions que otros que parecen haber inventado el fútbol moderno. En el césped tenía pausa en su juego, esa claridad que sólo los pacientes saben utilizar para decidir los partidos. Y su conocimiento mezclado con esa paciencia sabe gestionar como nadie los éxitos, los fracasos y los grupos. Seguro que cuando llegó al Real Madrid hubiese firmado estar así. Cinco días de exigencia en los que puede ser edificando un proyecto ganador.  

Sobre el autor Rodrigo Errasti
Periodista especializado con 15 años de experiencia en medios deportivos nacionales e internacionales como Marca o Eurosport antes de llegar al Grupo Vocento, donde ha sido director de Grada360 y ahora es redactor jefe de deportes de la Agencia Colpisa. Ha trabajado en todos los soportes (internet, prensa, radio y televisión) siendo referencia en el sector de las redes sociales. Ha cubierto información de todos los equipos españoles de fútbol en competición continental, selección española, finales europeas entre otros grandes acontecimientos. Si bien se ha centrado en información de fútbol es un apasionado de todos los deportes, aunque siente una pasión especial por el ciclismo.

otros blogs del mundial