img
El crédito, la mesura y el sentido común
img
Rodrigo Errasti | 12-02-2014 | 11:26

Por un momento he estado tentado de hablar de la idiotez humana, de esos lunáticos que acuden a un recinto deportivo y se comportan como animales durante dos horas antes de regresar a su rutina. Finalmente he considerado que sería darles demasiada importancia y quizá trasladaría a muchos meter a toda una afición en el mismo saco por un grupo reducido de chalados, una tremenda injusticia. Lo es siempre, cuando unos estúpidos lanzan un mechero, móvil o una moneda a un árbitro -y aciertan-, algunos silban un minuto de silencio, otros golpean a un portero rival cuando recoge un balón junto a la grada u algunos rompen las lunas del bus rival. Creo que Juan Gómez Jurado los define de maravilla, recomiendo cámaras para encontrar a cada loco suelto y opto por centrarme en el juego.

Y hablando de eso, de fútbol nos damos cuenta que la eliminatoria se decidió en el momento que Di María hizo el 3-0 en el Bernabéu. Al Atlético le costó asimilar ese gol, quedo moralmente tocado y pensando que la machada sería una misión imposible. Incluso la idea le debió pasar por la cabeza a Cholo a la hora de confeccionar el once. Muchas bajas si, pero también el equipo transmitía el mensaje de que aquello era complicado. Todo lo contrario que Carlo Ancelotti, que desde aquella noche en Estambul ya no se fía de ninguna ventaja ante nada ni nadie. El italiano salió con un once del más alto nivel y en apenas unos minutos, tras dos penaltis, la eliminatoria estaba totalmente decidida. Tuvo la tentación de mandar a Sergio Ramos al banquillo, pero le bastó con hacerlo al descanso.

Ancelotti advierte a Cristiano de la posible gravedad de la caída de Manquillo

Ancelotti advierte a Cristiano de la posible gravedad de la caída de Manquillo

Ha logrado ya su primera final, sin encajar un solo gol en todo el torneo. Mérito de su defensa y su portero, pero va siendo hora de concederle más crédito. No solo como gestor de grupos que consigue mitigar casos espinosos como el de Di Maria o la rotación entre Casillas y Diego López –que ha llevado bien pese a la indiscrección de su hija con la que está logrando que ambos rindan al mas alto nivel sin errores. Aunque es cierto que aún no es tan brillante y vistoso como él mismo ha dicho que desea; poco a poco ha logrado que su Madrid sea mas solido y gane con la autoridad del que acude a cumplir su tarea diaria. En la etapa anterior si se loaba cualquier detalle, parecía necesario atribuirlo al entrenador del Real Madrid. Ahora Carlo suma 30 triunfos de 37, con sólo dos derrotas. Es colider y tiene opción de levantar en dos meses una Copa del Rey, con la que otros lograron un crédito ilimitado.

 Esa misma sensación tengo con Martino, examinado con lupa en su primer año. La comparación con la era Guardiola difícilmente se sujeta, pero parece mas que necesario volver a recordar que llegó a un equipo en marcha y ya armado por su antecesor. Y castigado anímicamente por las salidas de Vilanova y Abidal.

También me sorprende los juicios sumarísimos que leo sobre Simeone, el hombre que ha devuelto el espíritu ganador a un Atlético que parecía haber olvidado su historia para aferrarse al sambenito del Pupas. Descartando de salida que haya ningún interés oculto en ellos, si creo que a veces, a todos, parece asaltarnos ese lado irracional que nos hace perder por instantes la mesura. Afortunadamente son pocos los que también pierden el sentido común para convertirse en desalmados. Menos mal…

PD: En Lezama un aficionado sufrió un infarto durante el entrenamiento del Athletic y los médicos del club reaccionaron espectacularmente y le salvaron la vida. Mientras todo sucedía Ernesto Valverde dejó de prestar atención a sus hombres para seguir la evolución de ese seguidor rojiblanco al que trataban de reanimar. Cuestión de prioridades.

Sobre el autor Rodrigo Errasti
Periodista especializado con 15 años de experiencia en medios deportivos nacionales e internacionales como Marca o Eurosport antes de llegar al Grupo Vocento, donde ha sido director de Grada360 y ahora es redactor jefe de deportes de la Agencia Colpisa. Ha trabajado en todos los soportes (internet, prensa, radio y televisión) siendo referencia en el sector de las redes sociales. Ha cubierto información de todos los equipos españoles de fútbol en competición continental, selección española, finales europeas entre otros grandes acontecimientos. Si bien se ha centrado en información de fútbol es un apasionado de todos los deportes, aunque siente una pasión especial por el ciclismo.

otros blogs del mundial