img
Muchos cambios en el primer día de clase
img
Rodrigo Errasti | 20-08-2012 | 22:57

Uno tenía la costumbre de escribir el resumen de la jornada los domingos por la noche pero ahora toca hacerlo los lunes. Bueno, ya es martes porque el Zaragoza-Valladolid terminó cerca de la una de la madrugada. Los aficionados más clásicos no encontrarán más que una reseña en los diarios, ya que los compañeros tenían el cierre preparado mucho antes.

Y es que desde hace un tiempo las cosas en la Liga no son lo que eran. Aquellas jornadas con partidos a las cinco han pasado a mejor vida. La idea era que el espectador pudiese ver todos los partidos. Un atracón de fútbol para poner a prueba la resistencia visual del aficionado y la paciencia de sus familiares no tan aficionados al deporte. Pero el primer día, se hizo coincidir el loco partido de los ocho goles en Bilbao con el del Santiago Bernabéu. Yo grabé el primero de ellos, porque acudí al pupitre de prensa del estadio madrileño pero no creo que otros pudieran hacer lo mismo.

Antes, que el Valencia empatase con el Real Madrid no se consideraba algo excepcional y ahora parece que sólo un porterazo, se llame Diego Alves o Guaita, puede evitar un triunfo de los madridistas. No hace tanto el mejor jugador del mundo, un tal Mario Kempes, lucía la camiseta de los valencianistas que por cierto jugaron totalmente de azul como si fueran el Getafe. Y es que hace un tiempo tampoco me hubiese imaginado ver a Osasuna luciendo un pantalón gris en un Riazor al que el paso por Segunda le ha agitado su pasión. Una buena noticia.

No tengo recuerdo tampoco, y eso que un médico me explicó hace años que tenía memoria fotográfica, de ver pancartas lamentables como la de Lezama, acusando a futbolistas de ser mercenarios por irse a un club que pelea por la Champions (Bayern) y viene a pagar una cláusula de rescisión. Es inaudito tildar a un jugador respetuoso de ser algo así cuando fue captado del mismo modo hace unos años desde otro club (Osasuna). La única y principal diferencia es que el precio se ha disparado, pasando de 6 a 40 millones.

Uno tampoco recuerda conocer los detalles del entorno familiar de un nuevo jugador que llega a la Liga. Es verdad que 24 años, estár casado, ser padre de dos hijos y tener 26 hermanos (9 hombres y 17 mujeres) no es muy normal. Y es que los tiempos han cambiado. El fútbol ha cambiado. Todo el mundo es consciente de ello. De hecho, la selección ha ganado tres torneos consecutivos cuando hace sólo seis años más de la mitad del país pensaba que eso era una quimera.

Quizá es que soy muy romántico, aunque siempre el fútbol me quiso menos de lo que yo le quiero a él, pero hay determinadas cosas que me gustaban más antes. Lo que ahora sucede y sí me gusta es poder disfrutar viendo jugar, y marcar goles como churros, a Leo Messi. Y a los nuestros: Xavi, Iniesta, Xabi Alonso,los ‘ingleses’ Mata, Silva y Cazorla…. Y también a Iker Casillas, que estuvo mortal en lo que peor lleva: las salidas. Un borrón lo tiene cualquiera. Y más el primer día… de la 12/13.

Sobre el autor Rodrigo Errasti
Periodista especializado con 15 años de experiencia en medios deportivos nacionales e internacionales como Marca o Eurosport antes de llegar al Grupo Vocento, donde ha sido director de Grada360 y ahora es redactor jefe de deportes de la Agencia Colpisa. Ha trabajado en todos los soportes (internet, prensa, radio y televisión) siendo referencia en el sector de las redes sociales. Ha cubierto información de todos los equipos españoles de fútbol en competición continental, selección española, finales europeas entre otros grandes acontecimientos. Si bien se ha centrado en información de fútbol es un apasionado de todos los deportes, aunque siente una pasión especial por el ciclismo.

otros blogs del mundial