Blogs

remartini

Remartini Seco

Maldito colador

 

Vamos a acabar matándolo, y lo contamos en la columna del suplemento del sábado.

 

 

 

 

 

 

 

¿Dónde narices se guarda un colador chino? En serio, ¿dónde?, que me estoy volviendo loco… No cabe en un cajón convencional, por su tamaño exagerado y porque su diseño es absurdo. Para colgarlo de la pared necesitas una cocina de convento, amplia y despejada, pues abulta como ningún otro aparejo incluso en vertical. Es tres veces más aparatoso que un colador grande y no puede descomponerse en partes para su almacenaje como un pasapurés. Si lo guardas en un armario, coronando por ejemplo una torre de cacerolas apiladas según tamaños, tarde o temprano, al mover ese inevitable tetris que edifica todo aficionado a la cocina y con cuyo equilibrio se pelea cada día, tarde o temprano –atiende bien– el chino se te arrojará encima. Y con evidente ánimo de herir, porque siempre cae por el extremo estrecho del embudo. Si por contra, harto de su gravedad fatal, se te ocurre depositar a este inadaptado en un armario inferior, o en una gorda cajonera con guías, de éstas modernas, el chino impedirá que puedas ordenar con lógica y comodidad el resto de bártulos que hayas amontonado allí. Su ocupación trapezoidal del espacio convertirá tu primoroso armarito, que tan organizadito tenías, en el maldito bombardeo de Guernica pintado a cuatro manos por Picasso y Juan Gris. Jodido aparato. ¿Para qué lo compré? ¿Cómo puedo llevar tantos años soportándole?, ¿por qué sigo usándolo? ¿Le amo en realidad? ¿Y a qué leches obedece su gentilicio, por qué es chino un colador chino? ¿Acaso porque es oblícuo?

.

.

.

.

Temas

Colador chino, Pasapurés, Status Quo

PINCHOS Y CHATOS SERVIDOS SIN ORDEN NI CONCIERTO PARA ALIMENTARTE ALGUNOS RATOS SUELTOS

Sobre el autor

Hay más Remartini (en formato largo) aquí: http://blog.elcomercio.es/remartini/

February 2014
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728