Blogs

remartini

Remartini Seco

La mujer acética

 

El sábado, en la columna del suplemento, otro plagio descarado de Manuel Julbe.

 

 

 

 

 

 

 

Una vez intenté seducir a una mujer que trabajaba en un comercio de encurtidos. Era una tienda recoleta de apenas dos pasos cuadrados plantada en mitad de una calleja con nombre de gremio, una de esas calles arrinconadas de cuando en las ciudades había gente que sabía reparar cosas. El objeto de mi amor trabaja allí mañana y tarde, envuelta en un amplio mandil verde, con su pelo castaño malamente recogido en un moño apresurado, pero con una sonrisa boyante hacia cualquier cliente que entrase por la puerta haciendo sonar la campanilla, cuyo sonido en cascada envolvía a mi amada ultramarina en la magia vaporosa de un cuento de hadas. También he de decir que estaba buenísima. Así lo atestiguaba aquel sufrido delantal, incapaz de retener una figura modelada para verse suelta y brincar y ser pintada por Rubens, al que hubiera vuelto loco. Yo pasaba a diario a visitarla, pero nunca me atrevía a hablarle. Me paralizaban su belleza y su aura de vinagre y sal. Me gastaba una pasta en silencio para nada, para luego imaginarla rondando al corro de la patata mientras me atiborraba de cebolletas, pepinillos, guindillas, alcaparrones, bonito en escabeche y miles de aceitunas, dándome igual que fueran manzanillas, gazpachas, machacadas o negras de Aragón. Aquel amor se me escurrió entre huesos, rabillos y lágrimas acéticas. Por tímido. Y porque al final me dio un cólico. Cuando me ingresaron, desmayado, farfullaba su nombre sin cesar, según me contó la enfermera al despertar mientras de la boca, con mucha ternura, me quitaba el último palillo.

.

.

.

.

.

Temas

Encurtidos, Manuel Julbe, The Jayhawks

PINCHOS Y CHATOS SERVIDOS SIN ORDEN NI CONCIERTO PARA ALIMENTARTE ALGUNOS RATOS SUELTOS

Sobre el autor

Hay más Remartini (en formato largo) aquí: http://blog.elcomercio.es/remartini/

February 2014
MTWTFSS
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728