Blogs

remartini

Remartini Seco

Su turno

 

El sábado, columna reivindicativa.

 

 

 

 

 

El otro día estuve en el Mercado de la Esperanza, que se llama así por el tiempo que lleva aguardando el remozado que merece, que alguien lo hermosee como plaza del alimento de Santander y testigo de su historia ciudadana, pesquera, montañesa, hambrienta, y me compré unas navajas frescas en uno de los puestos de la planta baja, donde más se nota la dejadez, el deterioro arquitectónico, el hedor de los años y de una recogida de basuras insuficiente, entre otros males. Un hatillo de navajas pequeñas me compré –por tres euros y medio–, que balanceaba en la bolsa como una colegiala lerda mientras salía del edificio y me asombraba, again, de que hubiese más gente vendiendo hortalizas afuera, en modo ambulante, que adentro, con negocio fijo. Pero debe de ser costumbre, así que no incordio más señor alcalde y ya me callo. No seré yo quien diga qué urge y qué no, quien le eche el agraz al ojo, quien describa la desazón que les provoca a las gentes de buen comer que cualquier mercado ande hecho unos zorros, quien añore rehabilitaciones tan apoteósicas como la que convirtió La Boquería de Barcelona en un lugar exquisito. Estoy yo bueno para hablar. Sepa que esa mañana llegué a casa, deposité los moluscos en el frigorífico y los olvidé durante tres días. ‘Las Navajas de la Esperanza’ las llamaban el resto de inquilinos de la nevera (un puerro huérfano, medio pimiento oxidado y un limón tan tieso como Nosferatu, que habían armado un tablao flamenco sobre la mantequilla) cuando me acordé de ellas y las rescaté. Todavía estaban vivas, las jodías.

.

.

.

.

.

Temas

Johnny Thunders & The Heartbreakers, La Boquería, Mercado de la Esperanza

PINCHOS Y CHATOS SERVIDOS SIN ORDEN NI CONCIERTO PARA ALIMENTARTE ALGUNOS RATOS SUELTOS

Sobre el autor

Hay más Remartini (en formato largo) aquí: http://blog.elcomercio.es/remartini/

September 2013
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30