Skip to content

El sacrificado no puede ser Silva

2012 June 11
David Silva abraza a Cesc Fábregas en el gol de la selección ante Italia
No dudó en llamarle el Messi español y en llenarle de elogios después de condenarle al ostracismo en Sudáfrica pero Del Bosque lo volvió a hacer. David Silva  fue  el primer cambio del técnico salmantino ante Italia después de que el canario hiciera una genialidad para darle un gol hecho a Cesc. A Guardiola nunca se le hubiera ocurrido sustituir al argentino después de una maravilla  sobre el césped . El seleccionador consideró que era mejor la entrada de Jesús Navas cuando en el campo aún no había un delantero centro.  No es normal que entre al campo el extremo del Sevilla antes que una referencia que pueda encontrar sus centros. Solo cuando Torres sustituyó a Cesc el dibujo adquirió sentido. ¿Era el momento de sustituir a Silva y hacerle revivir los fantasmas del Mundial tras el precioso pase a Fábregas? No entiendo el cambio y esa relación entre ambos es demasiado forzada.
El canario es junto con Andrés Iniesta el jugador que mejor momento de forma atraviesa en el equipo. Los dos son imprescindibles y solo ambos fueron capaces de remar hacia la portería de Buffon. Las alternativas de su juego son inimaginables y su polivalencia decisiva. Su figura se ha elevado durante toda la temporada por encima de otros internacionales y era el gran beneficiado si Del Bosque continúa con sus guiños a las variantes tácticas del Barcelona. No obstante ante Italia volvió a ser el sacrificado cuando se piden cambios en el 'once'.¿No era mejor optar por otras alternativas?. ¿Es el doble pivote necesario?. Del Bosque apostó por Xabi Alonso y Busquets y no funcionó como se esperaba. Los dos parecían chocarse en sus funciones y no frenar los ataques italianos, lo que hizo sufrir en ocasiones a la defensa española. Uno de los dos sobra en este tipo de encuentros y eso propiciaría, por ejemplo, la entrada de un delantero o de otro centrocampista que diera más profundidad.
Del Bosque confeccionó una lista con soluciones para los huecos disponibles por circunstancias del guión y ante la difícil tarea que tiene ante sí La Roja pero creo que pudo haber movido de otra manera las piezas del puzzle. Esto no ha hecho más que empezar. Aún queda Irlanda y Croacia para demostrar muchas cosas. Del Bosque seguro que rectifica en cuanto a su primer planteamiento pero espero que no repita al mismo sacrificado que en Sudáfrica.