Cuando la limosna es grande, hasta los santos desconfian

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado que el rescate para España no será como los demás. En primer lugar, el dinero se inyectará exclusivamente a la banca, no al Estado. En segundo lugar, será un préstamo sin condiciones, es decir, España no deberá tomar ninguna medida de austeridad por orden directa de Europa, sino que será la banca la única que tendrá que «ponerse a las órdenes» de la troika.
El dinero europeo para sanear la banca española lo recibirá el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), quien lo prestará a bancos y cajas. Será ese fondo quien asuma el crédito, aunque después quien lo tenga que devolver sean los bancos. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha explicado que esto, por lo tanto, elevará el nivel de deuda pública de la banca. Los intereses a pagar se recogerán año a año en los Presupuestos del Estado, y harán elevar también el déficit, aunque su reintegro por parte de las entidades hará que el impacto sea, finalmente, nulo
Al concederse el préstamo a la banca y no al Estado, España no estará directamente controlada por la troika. Nuestro país mantendrá su actual calendario para cumplir con los objetivos de déficit marcados. Por lo tanto, no deberán tomarse medidas dolorosas y adicionales de ajuste impuestas a dedo, por la troika.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.