img
Categoría: Sin categoría
Isco para competir el balón

El partido más esperado de la temporada llega en el mejor momento de ambos. La primera de las claves de este Clásico es la baja de Bale. Su lesión ha permitido que Isco esté en el once y el Real Madrid se ha juntado con Kroos, Modric y James. Eso le permite más opciones en el ataque estático, es más factible ver un duelo ahora con un Real Madrid teniendo la posesión de balón, llevando la iniciativa. La pelea por el balón, que era usado por el Barcelona estos años para defenderse está igualada. Quizá el Madrid perderá la opción de darle continuidad a ese ataque relámpago tan suyo, pero gana opciones en el medio campo donde su rival le ha ganado robándole la posesión a un Barça menos vistoso pero más sólido.El segundo asunto decisivo será ver el funcionamiento de los hombres de arriba. Todos (Cristiano, Messi, Neymar, Benzema…) llegan en un gran momento, no sólo de juego sino también de cara a gol. ¡A ver quién se levanta mejor de la cama! Ayudado por sus equipos, de su acierto saldrá el ganador. El Barça llega en la jornada novena con su portería a cero, ha cambiado, antes encajaba muchos goles. No es fácil para un equipo que arriesga tanto y vive situaciones de desventa en defensa porque sus rivales aprovechan sus errores. El Real Madrid no será tan previsible al tener plan B, uno distinto a robar y buscar los espacios a la contra. Con más medios, tendrá un ataque más creativo. Le costó acoplarse pero lo ha conseguido. Siempre que me piden un pronóstico, suelo conceder, por mis vivencias, una ligera ventaja al que juega de local, porque la afición está de cara, muy motivada y apoya a su equipo porque ambos tienen un poderío extraordinario.

El partido va a ser precioso. Ambos tendrán sus fases de dominio. En esos momentos tenemos que ver cómo se mueven estos entrenadores. Supongo que Lucho le dará opción a Luis Suárez pero quizá le pueda faltar chispa y la continuidad que tienen sus compañeros. Quizá, con los dos equipos cansados, sea importante en la recta final del duelo.

Ver Post >
Con Xavi se rompió el molde

No volveremos a ver jugar a Xavi con la selección. La decisión se entiende, sobre todo si ha tenido la sensación que ha vivido una temporada larga, dura con su equipo y un final no deseado. La decepción de lo sucedido en Brasil y ver cómo le fue al colectivo en el Mundial ello habrá influido más incluso que su edad. Hay que darle valor a la aportación que ha hecho en estos años a los éxitos que ha tenido la selección española. Muchos han sido decisivos pero quizá Xavi es el que más lo ha hecho. Ha marcado la pauta, la selección se ha movido al ritmo que él marcaba. Y en el futuro España se va a seguir moviendo de forma similar porque tiene esos jugadores de precisión y asociación con la pelota.

El hecho de que no haya tenido una buena campaña al no estar en su mejor momento ha influído en que el Barça y España no hayan podido alcanzar los objetivos a los que aspiraban. Es verdad que en el caso de la seleccion hubo varios titulares importantes, hasta cuatro, que venían de una lesión pero cuando un equipo de ese nivel tiene tanta exigencia y responsabilidad la tendencia es mirar a los jugadores que antes han sido determinantes. Ellos cuando va bien o mal son vigilados de cerca. El éxito de un grupo nunca depende sólo de una persona, pero sólo en frío nos damos cuenta que quizá ha tenido que jugar más de lo debido cuando no estaba bien a sus 34 años en un club con mucha exigencia.


A Xavi quizá le falta el reconocimiento mundial en forma de galardón individual, como el Balón de Oro tras Sudáfrica, pero esos premios individuales suelen estar relacionados con la espectacularidad de los atacantes. La valoración que se tiene de él no variará por ello. Aún nos quedan tiempo para ver a Xavi, que ha tomado la determinación de seguir con Luis Enrique. La gestión del técnico y una buena comunicación será fundamental para verle al máximo nivel en situaciones clave para un equipo que busca desde muchos hace años ese perfil de centrocampista que juega preciso, sencillo, rápido y veloz de pensamiento. Y con Xavi se rompió el molde.

Ver Post >
Ganó el más valiente

Alemania cerró el Mundial 2014 como justa campeona. A nivel general del campeonato ha sido el mejor equipo. Y pienso que hay que alegrarse porque el equipo de Low ha sido lo más parecido a la España de los últimos torneos. El conjunto de Del Bosque no estuvo a la altura, pero los germanos llevan tiempo buscando el perfil de fútbol y de jugador que tantos éxitos han dado a España, logrando finalmente su recompensa.
De hecho, el gol decisivo lo mete Gotze, un jugador así, de calidad, no el típico alemán que durante décadas estábamos acostumbrados a ver.
Hay que reconocer también el mérito de Argentina, un equipo que fue de menos a más en el torneo y que rozó la gloria. La albiceleste
contrarrestó muy bien a su rival. Minimizó las virtudes alemanas formando un equipo siempre muy junto, muy comprometido, dejando poco espacio a Ozil o Kroos. Además, la baja de Khedira hizo cambiar ligeramente el dibujo a Low a un 4-2-3-1, y eso dio ventaja a los de Sabella.
La final fue un choque de estilos muy emocionante en todo momento. Un encuentro muy bonito en cada disputa, en todos los balones. Un juego muy táctico que al final ganó el que expuso más, el más valiente.
En la segunda parte Argentina no fue sólo contragolpe y quiso combinar a ratos, pero siempre con el freno de marcha puesto. La albiceleste demostró que podía jugar el balón. Quedará para siempre de la duda de qué hubiera pasado de haber querido arriesgar un poco más.
Sin embargo, en la prórroga Sabella incidió en el repliegue y no salió bien. Ocurre que  cuando llevas tantos minutos jugados y con tanto desgaste, cuando recuperas el balón y tienes 70 metros por delante hacia la meta rival, ya todo es más difícil que antes. Para cuando Argentina llegaba, aparecía Boateng, que hizo un partido excelente. Igual que Mascherano en el otro bando.
Así, Alemania recuperó los galones en el tiempo extra y en una jugada extraordinaria decantó la balanza de un Mundial que vuelve a demostrar que quien arriesga, suele acabar ganando.

Ver Post >
La semifinal del miedo

Argentina se metió en la final del Mundial tras llevarse el partido del miedo gracias a su mayor acierto en la tanda de penaltis. Con mucho respeto hacia el rival por parte de ambos equipos, el encuentro fue más bien feo para el espectador, muy táctico. La emoción permitió que la tensión y el interés se mantuvieran hasta la tanda de penaltis.
Holanda logró frenar a Messi colocando siempre varios jugadores encima del futbolista del Barcelona para dejarle sin espacios y con multitud de ayudas defensivas. Por su parte, Argentina anuló el principal peligro holandés, el contragolpe. Todo ello se tradujo en una gran escasez de ocasiones de gol durante los 120 minutos de juego. Al primer cuarto de hora parecía evidente que había muchas opciones de que el desenlace llegara en los penaltis.
En general, hubo mucho miedo a jugar en algunas zonas del campo, de forma que ambos equipos exponían muy poco. El resultado es que apenas pasaba nada en las áreas. Podría decirse que las defensas pudieron con los ataques. A destacar las actuaciones individuales de Vlaar, pese a su fallo en el lanzamiento de penalti, y Mascherano, en una posición que domina a la perfección cuando juega con su selección.
En resumen, poco fútbol, mucho esfuerzo y una buena noticia para Alemania, que llega a la final mucho más descansada. Es evidente que la semifinal de este miércoles requirió un gran desgaste para Argentina, aunque hay días por delante para que el domingo veamos una disputada final.
Como ya dije tras la primera semifinal, Alemania es favorita en un encuentro que espero depare más fútbol que el de este miércoles.

Ver Post >
Puñetazo en la mesa del fútbol mundial

Histórico puñetazo en la mesa del fútbol mundial por parte de Alemania. Por encima del espectacular resultado, Low y sus jugadores han afianzado una idea de juego que su Federación lleva años preparando. Ayer todo eso dio sus frutos y de cara al futuro este partido servirá de referencia.

¿Cómo es posible que haya esa diferencia en juego y resultado entre dos equipos? Brasil tenía dos bajas importantes, pero lo ocurrido va mucho más allá. La sensación que dieron los de Scolari era la de un grupo que no sabía digerir los golpes que le daba el rival. No había reacción.

Brasil fue un equipo sin alma. Un conjunto que no está hecho para jugar con balón, pero lo grave y sorprendente fue que sin el esférico tampoco jugó. Algo ha pasado en esa selección. Los jugadores se miraban, sin respuesta. No había ningún tipo de ayudas, no hablaban. Y me sorprende mucho porque jugaban en casa. Alemania sabía qué hacer en todo momento, teniendo muy clara su idea de juego; Brasil esta vez no.

A nivel táctico, los germanos acertaron de inicio. Alemania salió muy bien, con Khedira y Kroos apretando a los centrales para que no sacaran fácil el balón. Brasil no quiere jugar por dentro y son los defensas los que organizan la salida del juego, así que siempre estuvieron molestos con la presión alta teutona. Así, Low evitó ocasiones de gol en los primeros minutos, que es lo que dio vida a los anfitriones ante Colombia. Lo más importante es que consiguió cortar la conexión entre Brasil y su público. Sin acercamientos al área, el estadio no se lo creyó y eso, unido a una efectividad tremenda, permitió a los de Low matar el partido de forma muy temprana. Si a eso le unes que Brasil no tuvo actitud ni armonía, el resultado resulta claro. Un verdadero repaso.

Los de Low tienen varios registros, muchos, son un equipo muy equilibrado, con jugadores de todo tipo y una columna vertebral impresionante. Cuenta con buenos defensores, goleadores, un portero extraordinario y centrocampistas que han crecido mucho. Trabajan una idea española de juego, pero con un toque robo y salida rápida más alemán. Ayer definieron muy bien y, aprovechando su momento,  borran del mapa a su rival.

Alemania es un equipo convencido y, para mí, el favorito en la final. Da igual el rival que finalmente tenga. La victoria de ayer inyecta una adrenalina extraordinaria a sus jugadores que, además, no tuvieron el desgaste físico que creo va a tener la otra semifinal. Low pudo incluso quitar a tres jugadores importantes en la segunda parte para economizar esfuerzo. Seguro que lo de hoy es mucho más exigente y, sobre todo, igualado.

Ver Post >
Luis Suárez se ha buscado un castigo ejemplar

Luis Suá­rez tie­ne un pro­ble­ma y es una co­sa que tie­ne que ha­cer­se ver. Hay que mi­rar lo que le pa­sa al chi­co. Es un gran ju­ga­dor, un fut­bo­lis­ta de ca­te­go­ría, y su reac­ción es preo­cu­pan­te. Es re­in­ci­den­te, ya ha mor­di­do a los ri­va­les en oca­sio­nes an­te­rio­res y la FIFA ha to­ma­do una me­di­da que pre­ten­de ser ejem­pla­ri­zan­te. Y él de­be te­ner cuen­ta que de­be ser cas­ti­ga­do con ro­tun­di­dad por­que lo que ha he­cho es una bar­ba­ri­dad.

Le han im­pues­to nue­ve par­ti­dos de sus­pen­sión con Uru­guay y cua­tro me­ses sin po­der ju­gar su club. La san­ción en el ca­pí­tu­lo de la se­lec­ción es equi­li­bra­da, es ese ob­je­ti­vo de sub­ra­yar que es re­in­ci­den­te, que no lo ha­ce por pri­me­ra vez. Se pue­de dis­cer­nir si los cua­tro me­ses sin po­der com­pe­tir tam­po­co con su equi­po (de mo­men­to, el Li­ver­pool) son una san­ción ex­ce­si­va y de­ma­sia­do du­ra.

Luis de­be te­ner en cuen­ta que los gran­des fut­bo­lis­tas son una ima­gen pú­bli­ca y tie­nen que dar ejem­plo, es­pe­cial­men­te an­te los ni­ños. Le ob­ser­van mi­llo­nes de es­pec­ta­do­res y su com­por­ta­mien­to es gra­ve. Un de­por­tis­ta im­por­tan­te de­be ser un ejem­plo y él no es un ejem­plo.

Ver Post >
Sobre el autor Luis Milla

OTROS BLOGS DEL MUNDIAL

    otros blogs del mundial