img
Un Barça dominador y un Madrid replegado
img
Luis Milla | 21-03-2015 | 23:01

Este Clásico tendrá, a prori, a un Barça que, por personalidad y ser local, tendrá el mano y la iniciativa del duelo. Al Madrid no le va mal, intentará buscar espacios estando replegado. He leído estos días que Ancelotti ha estado trabajando el repliegue y la salida en velocidad. Tiene jugadores para elaborar, como se vio en la ida, pero en esta ocasión quizá opte por no debatir la posesión y esperar, sin dejar que corra el Barça, al que le gusta mucho jugar mucho en el campo del rival, quedarse a apretar y a partir de ahí volver a atacar.
Por supuesto, habrá distintas fases en el partido y el Madrid también querrá quitarle la posesión ya que sus tres jugadores del medio campo (Isco, Modric y Kroos), acostumbran a ser protagonistas con la pelota, buscando combinar con el tridente al espacio. Ancelotti desea tener elaboración y Kroos es el jugador para iniciar desde atrás cerca de los centrales. El alemán fisicamente no está bien, quizá ha notado la ausencia de Modric, que le ayudará a iniciar el juego de toque y elaboración.
Es cierto que en esta fase de la competición, el Real Madrid ha tenido dificultades en los últimos partidos. No ha competido todo lo bien que le hubiese gustado, quizá le ha faltado esa intensidad que sí mostró durante los partidos de las últimas semanas de 2014. Estoy seguro que en el Camp Nou sí lo hará. No llega en el mejor momento de forma, pero responderán bien y lo harán por las ganas de sus futbolistas.


No se pasa de estar mal a jugar muy bien en unos días, no suele suceder porque las tendencias es complicado variarlas en sólo unos días pero seguro que en un partido así estarán muy atentos y concentrados. Imagino un partido mucho más igualado de lo que muchos han podido imaginar en función de las sensaciones de las últimas semanas.

Una de las claves del partido también será ver el rendimiento del centro del campo azulgrana. Imagino que Luis Enrique, si no está completamente recuperado de su lesión, apostará por no forzar con Sergio Busquets y pondrá a Javier Mascherano en el medio y a Mathieu atrás junto a Pique. El argentino tiene oficio, conoce el puesto y es correcto con el balón. Tiene unas condiciones distintas a Sergio, que tiene una claridad y agilidad para mover más rápido el juego pero su mentalidad e inteligencia táctica son dos virtudes importantes en un partido así. Con Busquets el equipo tiene un punto más de velocidad en la elaboración, genera un mayor ritmo ofensivo que puede ser clave ante rivales replegados pero quizá Mascherano aporta una mayor presión cuando su equipo no tiene la posesión.
Y por último, influirán las estrellas: Cuando Messi está bien, está a gusto y aparece, es determinante. Y ahora su aportación ahora mismo es diferencial.

Sobre el autor Luis Milla

OTROS BLOGS DEL MUNDIAL

    otros blogs del mundial