img
El gol de Pepe decidió el partido
img
Luis Milla | 25-10-2014 | 17:56

El Real Madrid alargó su buen momento logrando una victoria que le deja a un punto del Barcelona y una gran sensación entre sus aficionados. Lo cierto es que esta vez el clásico fue un partido entretenido y bonito que ganó el equipo que mejor supo jugar sus bazas.

Pese a que el equipo de Luis Enrique se adelantó muy pronto (es evidente que Neymar ha comenzado la temporada a un nivel excelente) la primera parte fue muy igualada. Los locales encontraron la forma de hacer daño a su rival a base de calidad, verticalidad y velocidad, aunque corriendo ciertos riesgos que el Barça no supo aprovechar.

Una de las claves del partido llegó entonces, y me refiero a la clara ocasión de Messi que el argentino no supo convertir en gol. El 0-2 hubiera cambiado el encuentro, pero ocurrió todo lo contrario: un penalti permitió a Cristiano llevar el empate al marcador. Quedaba toda la segunda parte, y ahí el equipo de Ancelotti supo definir como sólo los mejores lo hacen.

Fue Pepe el protagonista esta vez con uno de esos goles determinantes. El 2-1 hizo mucho daño al Barça y el Real Madrid acabó de entender que era su partido, dándole oportunidad de explotar su velocidad con el marcador a favor. El equipo de Luis Enrique se descontroló a partir de ese momento, perdiendo con frecuencia el sitio. Finalmente llegó el tercero de los blancos, confirmando que la victoria se iba a quedar en el Bernabéu.

Me parece importante reseñar que la posesión del balón estuvo bastante igualada, mucho más de lo que venía ocurriendo en años anteriores cuando Real Madrid y Barça se enfrentaban.

Sobre el autor Luis Milla

OTROS BLOGS DEL MUNDIAL

    otros blogs del mundial