img
Con Xavi se rompió el molde
img
Luis Milla | 05-08-2014 | 17:45

No volveremos a ver jugar a Xavi con la selección. La decisión se entiende, sobre todo si ha tenido la sensación que ha vivido una temporada larga, dura con su equipo y un final no deseado. La decepción de lo sucedido en Brasil y ver cómo le fue al colectivo en el Mundial ello habrá influido más incluso que su edad. Hay que darle valor a la aportación que ha hecho en estos años a los éxitos que ha tenido la selección española. Muchos han sido decisivos pero quizá Xavi es el que más lo ha hecho. Ha marcado la pauta, la selección se ha movido al ritmo que él marcaba. Y en el futuro España se va a seguir moviendo de forma similar porque tiene esos jugadores de precisión y asociación con la pelota.

El hecho de que no haya tenido una buena campaña al no estar en su mejor momento ha influído en que el Barça y España no hayan podido alcanzar los objetivos a los que aspiraban. Es verdad que en el caso de la seleccion hubo varios titulares importantes, hasta cuatro, que venían de una lesión pero cuando un equipo de ese nivel tiene tanta exigencia y responsabilidad la tendencia es mirar a los jugadores que antes han sido determinantes. Ellos cuando va bien o mal son vigilados de cerca. El éxito de un grupo nunca depende sólo de una persona, pero sólo en frío nos damos cuenta que quizá ha tenido que jugar más de lo debido cuando no estaba bien a sus 34 años en un club con mucha exigencia.


A Xavi quizá le falta el reconocimiento mundial en forma de galardón individual, como el Balón de Oro tras Sudáfrica, pero esos premios individuales suelen estar relacionados con la espectacularidad de los atacantes. La valoración que se tiene de él no variará por ello. Aún nos quedan tiempo para ver a Xavi, que ha tomado la determinación de seguir con Luis Enrique. La gestión del técnico y una buena comunicación será fundamental para verle al máximo nivel en situaciones clave para un equipo que busca desde muchos hace años ese perfil de centrocampista que juega preciso, sencillo, rápido y veloz de pensamiento. Y con Xavi se rompió el molde.

Sobre el autor Luis Milla

OTROS BLOGS DEL MUNDIAL

    otros blogs del mundial