img
La semifinal del miedo
img
Luis Milla | 09-07-2014 | 23:10

Argentina se metió en la final del Mundial tras llevarse el partido del miedo gracias a su mayor acierto en la tanda de penaltis. Con mucho respeto hacia el rival por parte de ambos equipos, el encuentro fue más bien feo para el espectador, muy táctico. La emoción permitió que la tensión y el interés se mantuvieran hasta la tanda de penaltis.
Holanda logró frenar a Messi colocando siempre varios jugadores encima del futbolista del Barcelona para dejarle sin espacios y con multitud de ayudas defensivas. Por su parte, Argentina anuló el principal peligro holandés, el contragolpe. Todo ello se tradujo en una gran escasez de ocasiones de gol durante los 120 minutos de juego. Al primer cuarto de hora parecía evidente que había muchas opciones de que el desenlace llegara en los penaltis.
En general, hubo mucho miedo a jugar en algunas zonas del campo, de forma que ambos equipos exponían muy poco. El resultado es que apenas pasaba nada en las áreas. Podría decirse que las defensas pudieron con los ataques. A destacar las actuaciones individuales de Vlaar, pese a su fallo en el lanzamiento de penalti, y Mascherano, en una posición que domina a la perfección cuando juega con su selección.
En resumen, poco fútbol, mucho esfuerzo y una buena noticia para Alemania, que llega a la final mucho más descansada. Es evidente que la semifinal de este miércoles requirió un gran desgaste para Argentina, aunque hay días por delante para que el domingo veamos una disputada final.
Como ya dije tras la primera semifinal, Alemania es favorita en un encuentro que espero depare más fútbol que el de este miércoles.

Sobre el autor Luis Milla

OTROS BLOGS DEL MUNDIAL

    otros blogs del mundial