Tag ‘El Cortijo’

¿Quieres que hablemos…?

Comparto con ustedes, mis lectores, el último artículo publicado en Correo del Sur, diario de Sucre… ____________________ En unos días estaré de nuevo contigo, chico del hogar-internado. Para entonces habrás vivido un sinfín de experiencias. Unas, sin duda, se erigieron en cómplices en tu ardua tarea del crecimiento. Por ellas descubriste alguna actitud, algún comportamiento,

Kalil, Parvana, Mbulu, Pedro Bala, Dora, Boa-Vida [1]

Escribo desde mi tierra española, Santander. Un ineludible compromiso académico me ha traído a España. Los áridos -y ahora fríos- parajes sucrenses, el transparente cielo azul boliviano, los sones nostálgicos del folklore andino, rebosante de cuecas y chacareras, se han tornado en prados con un verdor tenaz, en cielos grisáceos que se miran en un

El “Correo del Sur”, los canillitas y tú, joven campesino

El Correo del Sur, diario de la capital, cumplió 25 años de andadura el pasado 29 de Noviembre. Por este motivo remití el siguiente artículo que gentilmente fue publicado el 12 de Diciembre: __________________________ Desde la columna de hoy quisiera felicitar a la gran familia de Correo del Sur, nuestro periódico de la capital, por

“A ti, joven campesino” – La aventura de crecer contigo [y 2]

Palabras dirigidas al público en la presentación del libro: A ti, joven campesino. ___________________________ Mons. Jesús Pérez, Arzobispo de Sucre, gracias por acompañar siempre a sus sacerdotes. D. Marco Antonio Dipp, Director de nuestro periódico de la capital, Correo del Sur, y Presidente de la Asociación Nacional de la Prensa (ANP), que facilita con agrado

“A ti, joven campesino” – La aventura de crecer contigo [1]

Hace poco menos de un año, el pasado 3 de Agosto de 2011, fue presentado en el Salón de Actos del Seminario San Cristóbal, de Sucre, el pequeño libro titulado: A ti, joven campesino. Editado por Verbo Divino de Cochabamba (Bolivia), recoge los diversos artículos que el diario Correo del Sur de la capital me

JUAN (¿PÉPINOT?)

Mathieu: ¿Qué haces ahí?  Pépinot: Espero el sábado.  Mathieu ¿Por qué?  Pépinot: Mi papá vendrá a buscarme.  Mathieu: Pero hoy no es sábado…  (El papá de Pépinot nunca apareció) Quizá ustedes recuerden este diálogo que pertenece al film: Los chicos del coro (Les choristes). Película franco-suiza, del 2004, dirigida por Christophe Barratier. Si no la

De vuelta a casa…

…y no precisamente por Navidad, como el viejo anuncio del turrón. Bueno, me explico. Simplemente es que llevo unas pocas semanas en España, para cumplir con importantes compromisos familiares y vivir el necesario “cambio de aires”. En concreto, escribo este post desde Polop de la Marina, un lindo pueblecito alicantino bañado por la suave brisa

Una imagen entrañable

En la pasada inauguración de la Gestión 2012 en el colegio y hogar-internado El Cortijo, allá a principios de Febrero, pude captar una imagen entrañable en el grupo de padres que nos acompañaban. La tienen al pie de estas líneas. Es costumbre que los bebecitos vayan sobre la espalda de sus mamás dentro del bien

JUVENAL

Permítanme que comience el año con un nombre propio. Aparecen de vez en cuando en estas páginas, aspectos significativos de la vida de personas concretas. Permítanme también que, por respeto a esas personas, utilice a veces nombres ficticios. Las personas son lo más importante. Un blog se puede alimentar con opiniones propias sobre lo divino

La “frazada”, el colchón… ¡y la película!

Los ritos construyen nuestras jornadas. Los hay rutinarios y cansinos, como el tener que afeitarse (aquí rasurarse) todas las mañanas. Y los hay divertidos y festivos como el que hoy quiero comentarles. Lo cierto es que unos y otros son necesarios. Los ritos son necesarios. Esa fue la respuesta del famoso aviador Antoine de Saint-Exupéry

El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.