img
Fecha: diciembre, 2017
El mes de los géneros
Javier Menéndez Llamazares 31-12-2017 | 11:06 | 0

inocentadas-1979Este diciembre que se nos acaba es, desde siempre, el mes de los géneros, a cada cual más literario; es decir, con esa literatura que tiene la vida, la auténtica. Para contables y periodistas, por ejemplo, es época de balances, ese recuento de lo bueno y de lo malo con el que decidimos qué tal nos ha ido el año. También es momento propicio para los cuentos de la lechera –esos que caducan el día veintidós–, e imaginarnos qué hacer con los millones que nos cantarán los niños de San Ildefonso.

Ver Post >
El museo de Salvador
Javier Menéndez Llamazares 24-12-2017 | 1:44 | 0

museoLo peor que le puede pasar a un museo es que se le quemen los fondos. Lo peor con diferencia, porque casi todo lo demás puede tener arreglo, pero el fuego aplicado a cualquier colección puede ser cualquier cosa menos purificador.

En Santander ha ardido el MAS, y el incendio ha hecho correr ríos de tinta, pero todavía no hemos oído a nadie lamentarse diciendo «se nos ha quemado el Museo». Muy pocos ciudadanos consideran que sea suyo y, a la larga, la indiferencia termina siendo más destructiva que las llamas.

Hace dos décadas, Santander tenía un apacible Museo de Bellas Artes que tampoco era para presumir, pero se las apañaba con su colección de paisajistas cántabros, con un fondo más que digno de Pancho Cossío y María Blanchard… y el Goya.

Ver Post >
¡Qué escándalo!
Javier Menéndez Llamazares 17-12-2017 | 7:53 | 0

renaultLos menores beben. Lo acaban de denunciar los hosteleros cántabros, en un fabuloso remake de aquella escena de ‘Casablanca’ en la que el capitán Renault clausura el Café Americano de Rick con su célebre frase: «¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo! ¡He descubierto que aquí se juega!», y, mientras hacer desalojar el local, el croupier se le acerca para entregarle un sobre: «Sus ganancias, señor».

Y luego han comenzado una partida de ese antiguo juego que consiste en pasar la bola, pidiendo que sea la policía la que vigile a los jóvenes e impida el consumo de alcohol antes de la edad permitida.

Ver Post >
Marcianitos
Javier Menéndez Llamazares 10-12-2017 | 7:46 | 0

marcianitosEl primer videojuego que entró en mi casa no hacía sospechar, ni por asomo, que aquello fuera la industria del futuro. Eran navidades, esas navidades interminables de principios de los ochenta, y nos lo había traído mi tío Graciano, que de camino desde Hessen había parado en Colonia, donde los Reyes Magos. Y en vez de mirra –que no sabíamos lo que era, ni nos importaba demasiado, la verdad–, lo que nos trajo fue un aparatejo de Atari que le tuvo liado toda la mañana, intentando sintonizarlo en aquel televisor del que sólo usábamos dos botones: el la primera cadena, y el de la segunda cadena. Fin.

Al final, en la última vuelta del UHF, se hizo la magia.

Ver Post >
Barbas vs bigotes
Javier Menéndez Llamazares 03-12-2017 | 7:36 | 0

floidMenos mal que ha acabado noviembre, porque lo del movember tendrá toda la gracia que se quiera, pero donde esté una buena barba… Y es que lo del bigote nunca ha acabado de convencerme. Será por aquellos periódicos que llenaban la casa de mi infancia, donde Jaime Campmany escribía maravillosos y campanudos artículos con los que nunca podías estar de acuerdo, o por las películas de la transición, en las que Saza bordaba el papel de señor formal. Fuera el bigotito de Franco o el bigotón de Peppone en ‘Don Camilo’, lo cierto es que los mostachos, ni de izquierdas, ni de derechas: jamás me gustaron. Ni siquiera ese tan macarra de Willy DeVille, apenas una línea, ni un centímetro siquiera. Y mucho menos el que se dejó mi padre a finales de los setenta, una herradura a lo Pancho Villa, más llamativa que revolucionaria. Pase, como mucho, el de Groucho, que precisamente por ser pintado me ha servido de disfraz recurrente en casi todos los carnavales.

Ver Post >
Desde 2009 escribo en El Diario Montañés sobre literatura, música, cultura digital, el Racing y lo que me dejen... Además, he publicado novelas, libros de cuentos y artículos y un poemario, aparte de cientos de páginas en prensa y revistas. También me ocupé de Flic!, la Feria del Libro Independiente en Cantabria. www.jmll.es