img
El día que Dave Grohl expulsó a un fan de su concierto
img
Ana del Castillo | 19-01-2016 | 10:04

Hay artistas y pedazo de artistas, como Dave Grohl, que decidió hacer un parón en pleno concierto para amonestar a un fan que estaba repartiendo puñetazos. “Tú no te vas a pelear en mi concierto idiota, aquí se viene a bailar”, le espetó.

Sí, fue hace ya unos años, pero estos actos son dignos de recordar.

Un regalo para los que no lo han visto.

 

Pero Grohl no es el único artista que suspende por unos instantes el show para reñir a un seguidor. Lady Gaga también lo ha hecho en varios de sus conciertos. La artista suele aprovechar esos momentos para lanzar mensajes de paz y amor.

 

 

Claro que también hay artistas que en lugar de frenar peleas las inician, como Extremoduro en 2008. La banda acababa de publicar ‘La ley innata’ y paseaban el disco por los escenarios españoles cuando en un concierto, en Burgos, Robe dijo: “buenas noches a todos menos a los que están sentados ahí”. En alto, bien claro y ante 5000 personas, el líder de Extremoduro increpó a una treintena de chavales que se habían quedado a las puertas del Recinto Ferial y que estaban escuchando el concierto sin haber pagado los 22 euros que costaba la entrada. Iniesta paró el concierto en dos ocasiones (de 40 minutos cada una) y se enfadó aún más cuando comprobó que el público se puso de parte de los desalojados. Tuvo que intervenir la Policía Nacional y la Guardia Civil porque comenzaron a volar sillas y vallas.

 

 

Mucho más amable y cariñosa fue la cantante y compositora británica Florence Welch que no solo pidió que finalizara una pelea entre el público sino que bajó a abrazar a una fan que había sufrido empujones y se había visto en medio de una avalancha humana.

 

 

El pasado diciembre, la reina del pop se presentó 50 minutos tarde en un concierto en Manchester y sus fans se enfadaron. Ella lejos de pedir perdón (aunque dijo que lo sentía) les dio un discurso, que ni sus padres. “Siento la espera. Por cierto, para todos vosotros cabrones que estáis protestando, cerrad la jodida boca. No estoy ahí detrás comiendo chocolate, pintándome las uñas o poniéndome extensiones”, les dijo.

Madonna se excusó: “El vídeo se estropeó y no podíamos salir. No teníamos vídeo y debíamos esperar hasta que pudiéramos reiniciarlo. No soy una diva, si vosotros sois unos divos cabrones y queréis seguir protestando por ello, no vengáis a mi concierto”, acabó de arreglar.

 

 

Tras el concierto la diva, aunque ella diga que no, quiso arreglar el entuerto y explicó, más calmada, lo que ocurrió. “HECHOS: es bueno saberlos antes de sacar conclusiones. El vídeo de mi show se estropeó cuando llegué a la prueba de sonido. No tuvimos más remedio que reiniciar y orar para poder lograr tener un buen resultado. El 75% de la iluminación de mi show proviene del vídeo que se reproduce en la pantalla. No podemos actuar en la oscuridad… Debido al retraso tuve que hacer algunos recortes en el espectáculo. Fue decisión de los organizadores terminar antes. Yo siempre quiero terminar mi espectáculo. Y ese fue el motivo por el que no interpreté las tres últimas. Y lo siento por eso. ¡Y doy gracias a todos mis fans por entenderlo! ¡Hicimos nuestro mejor esfuerzo! Y aún así tuvimos que pagar una multa! Así es la vida”

Una foto publicada por Madonna (@madonna) el

Sobre el autor Ana del Castillo
Licenciada en Periodismo. Inició su actividad en los informativos de Canal8 DM y Punto Radio en 2007 y desde 2010 forma parte de la edición digital de El Diario Montañés. Autora del blog musical 'La Tostadora de Any Warhol'

Otros Blogs de Autor