img
¿En qué anda metido Rulo?
img
Ana del Castillo | 29-10-2015 | 14:12

Enfrascado hasta el cuello en la composición de su nuevo disco para el que ya existe un posible nombre, ‘El doble de tu mitad’, Rulo cuenta con pelos y señales en qué anda metido últimamente.

De su boca, esa que se sincera cada vez que tiene oportunidad, y de sus canciones que no rinden cuentas a nadie salvo al propio autor, escapan frases de serenidad. Como cuando un padre da un consejo a un hijo. Ideas que parten de la quietud de quien hace lo quiere y cuando quiere. “Es una época de intromisión necesaria. Acabé francamente cansado después de más de 100 conciertos y 11 países. Necesitaba esto. Hacer un poco vida normal y dedicarme solo a componer”.

En diciembre del pasado año anunció con rotundidad que no pisaría tablas nacionales durante 2015 pero el mono aprieta, “ya estoy un poconervioso”, y hay promesas que pierden la batalla al corazón. Rulo y los suyos (Kike, Pati, Fito y Charly) se subirán el próximo 7 de noviembre al escenario del teatro Galileo Galilei de Madrid para ofrecer un concierto íntimo en el que interpretará algún tema de los diez que planea meter en el nuevo disco. No lo intenten, las entradas están agotadas.

Su discurso se endurece cuando escucha eso de ‘meter más caña’ a los temas y no le gusta tener que justificar su forma de componer. “Tengo una parte frágil que ya no me importa mostrar”. En su interior musical conviven un compositor y un cantante de rock, “lo mismo puedo dar la chapa en un teatro con mis temas acústicos que sudar la camiseta en eléctrico con toda la banda”. Lo único que toca el alma del reinosano es que sus temas “no sean buenos y alguien diga que no emocionan. Que se hable de si es más o menos cañera me da igual. Ya no tengo 18 años, no tengo que demostrar que soy duro. Ese no es el debate”, zanja Rulo.

El próximo LP, que probablemente incluya diez canciones, lo van a grabar por primera vez con el productor musical Carlos Raya, que también ha trabajado con Quique González, Dani Martín, Leiva, Andrés Calamaro o Fito y Fitipaldis, entre otros. “Es el mejor productor de rock and roll en España. Aún no tengo fecha pero hemos estado hablando de marzo porque solo quedan dos canciones”. Pensaban girar el verano que viene pero no será hasta “septiembre” cuando el disco vea la luz. “Si no fuera tan auto-exigente podría sacarlo y empezar a tocar ya pero creo que no tengo el disco que quiero. Hay canciones que he desterrado que gente de mi entorno dice que molan mucho, pero a mí no. Y como el que se enfrenta a un escenario o a la prensa soy yo, pues tengo que estar convencido”.

Como leen no tiene prisa. Consciente de que la música es una carrera de larga trayectoria, no siente el miedo “de hace diez años por dejar enfriar las cosas. La gente se olvida de ti si haces discos malos o tú mismo de ti si no haces discos buenos”.

Privilegios de amistad

¿Con quién te gustaría colaborar? El primer nombre que le viene a la mente es Sabina. “Coincidí con él en Colombia pero a la gente que admiro no me atrevo a decir nada. Siento tanto respeto que no puedo, pero me gustaría”. También suenan nombres como el de Rosendo o Andrés Calamaro. “Gente que me hace sentir pequeño y me ayuda a aprender”.

Con quien ya ha compartido escenario es con Dani Martín. Ambos cantantes han fraguado una amistad (que ha paseado por Santander y Reinosa) que nadie esperaba, ni tan siquiera ellos mismos. “Cuando estaba con La Fuga siempre me cayó mal y yo a él supongo que también. Lo que es tener prejuicios o guiarte por imágenes que proyecta cierta gente… Pero la vida es bonita y ahora tengo mucha amistad con él. Pensaba que iba de sobrado y es de las personas más generosas que conozco. Hace poco hemos estado en Londres, que él iba a grabar en Abbey Road y me invitó a ir y estuvimos en el estudio que grabaron The Beatles”, cuenta Rulo como un niño con juguete nuevo. Para demostrar lo cercano que es el que fuera líder de El Canto del loco añade una frase más. “Dani ha escuchado todos mis temas nuevos, le vuelvo loco”.

Pasan los años, van y vienen discos, nuevas amistades y Rulo sigue igual. Sigue siendo ese chico enamorado de Reinosa al que no le afecta la fama. Ni el cartel de ‘no quedan entradas’. Como él mismo asegura, “no hemos firmado ningún contrato, salvo el de corazón”. Y otra, “vivo más espiritualmente que económicamente”.

 

 

Sobre el autor Ana del Castillo
Licenciada en Periodismo. Inició su actividad en los informativos de Canal8 DM y Punto Radio en 2007 y desde 2010 forma parte de la edición digital de El Diario Montañés. Autora del blog musical 'La Tostadora de Any Warhol'

Otros Blogs de Autor