img
El talento no entiende de edades
img
Ana del Castillo | 17-08-2015 | 08:32

El afamado director de la Orquesta Johan Strauss, André Rieu, se rindió a sus pies cuando tan solo tenía tres años, edad a la que se atrevió a debutar ante miles de espectadores que miraban y admiraban la maestría del pequeño Akim Camara con su amigo inseparable, el violín.

Dos años más tarde volvió a subir al escenario junto a Rieu para interpretar ‘La danza de las hadas’, de Mendelsshon, y de nuevo dejó al público boquiabierto. Sus pequeños dedos subían y bajaban por el diapasón sin miedo a equivocarse y sus ojos saltones no perdían detalle. Hoy, Akim Camara continúa ofreciendo ‘cadenzas’ con algunas de las mejores orquestas del mundo para demostrar que el talento no entiende de edades.

 

 

Sobre el autor Ana del Castillo
Licenciada en Periodismo. Inició su actividad en los informativos de Canal8 DM y Punto Radio en 2007 y desde 2010 forma parte de la edición digital de El Diario Montañés. Autora del blog musical 'La Tostadora de Any Warhol'

Otros Blogs de Autor