img
El efecto Fantini
img
Ana del Castillo | 31-08-2016 | 13:16| 0

Como muchas de las buenas decisiones, ésta surgió alrededor de una mesa. Los músicos Manu Quintanal y Carlos García Cortázar se conocían de la escena cántabra e incluso habían compartido escenario en alguna ocasión. Así que tras dar vueltas a las palabras y a las ideas, nació el proyecto musical Fantini, que da vida a un rock pop psicodélico con raíces del underground italiano. Podéis escucharlo aquí.

“Hacemos lo que podemos y estamos satisfechos. Es más fácil pelearse con uno que con cuatro. De momento, todo son ventajas. Solo somos dos, pero nos sentimos como una banda”, explica el dúo.

Puede que uno de los dos tuviera un pariente lejano nacido en Sicilia a principios del siglo pasado. O no. “En realidad no importa demasiado de dónde viene el nombre, lo que valora el público son las canciones y nuestra intención es que, a través de ellas, Fantini vaya adquiriendo diferentes significados para quien las escuche”.

Esas canciones están deseando salir a la luz, sentir y hacer sentir. Con influencias que pasan por The last shadow puppets, Frusciante, Extremoduro y “Breaking Bad”, dice riendo la formación, Fantini ha hecho un trabajo bastante coral. Es decir, “la mayoría de las letras ya estaban terminadas pero hemos disfrutado mucho con los arreglos experimentando con muchos efectos y sonidos nuevos”.

Fantini lanzará su primer trabajo discográfico a principios de diciembre en Santander, aunque aún está por confirma día, lugar y hora.

 

Ver Post >
No hay pan que por bien no venga
img
Ana del Castillo | 24-05-2016 | 07:20| 0

 

El músico cántabro Fernando Prieto Serrano, más conocido como ‘Poti’, emprendió hace un par de años un proyecto de ‘pan rock’ en solitario llamado Los Bocatas. Tan solitario es que actúa solo con su guitarra. Y no necesita más porque sus letras llenan el escenario y divierten al público.

Las canciones giran en torno a la cultura del bocata, ya sean bocadillos o todo lo que rodea a su consumo, como “el currusco”, explica el autodenominado como ‘Matahambre’ (cantante). Multitud de acordes e innumerables aforismos forman el disco de Los Bocatas: “Lo que separe el cuchillo que se una en bocadillo”, “no hay pan que por bien no venga”, “La unión hace el bocata”, “Meriendas gastrosónicas en riguroso digerido”. Imaginen el hambre que entra en uno de sus conciertos.

 

¿Este proyecto musical es un homenaje a los bocatas que te comiste de pequeño?

Algo de eso tiene. Siempre te queda ahí… los asocias más a la merienda, por cuando eras pequeño.

¿Cómo surgió la idea de hacer música entre pan y pan?

La chispa que lo encendió fue un mensaje de móvil, cuando no había para hacer notas. Me encontré un mensaje archivado mío que ponía: ‘Los bocatas’, música entre pan y pan. No recuerdo por qué lo había escrito. Así poco a poco fui desarrollando la idea de una banda. Al principio pensé en una banda normal, pero en realidad los bocatas somos uno (El Matahambres), como suelo decir.

¿Crees que los bocadillos están en crisis?

No. Últimamente hay hasta movimiento de bocatas gourmet. El de foie gras igual sí está en crisis, pero las hamburguesas siempre están ahí. Los bocatas son como un comodín. A veces, cuando no sabes qué cenar, te haces un bocata con una lata de sardinas y la barra de pan que sobró del día. Es un buen recurso. Cuando vas al monte, por ejemplo, como comida portátil. Me parece difícil que desaparezca el bocadillo.

¿Hay intrusismo en el sector de los bocadillos?

Es un tema delicado. La bollería industrial es un intruso a la hora de la merienda. No es un alimento sano, mejor un bocata o un sándwich.

Algunas marcas ponen aceitunas a la mortadela. ¿Qué te parece ese plagio?

En una de mis canciones digo que no me gusta. Pero se trata de gustos.

Qué rico está el pantumaca…¿Crees que debería pedir la independencia del resto de bocadillos?

Pues realmente no, porque es la base para muchos otros. De hecho, el tema ‘Pantumaca’ lo compuse porque estuve viviendo en Barcelona y fue un descubrimiento. Allí te hacen todos los bocadillos con la base de pantumaca. Con el atún queda muy rico. Le da jugosidad. Es un aderezo muy interesante.

 

 

¿Qué opinión te merece el sándwich?

Un bocata más, aunque el vegetal me hace gracia. Lleva un cacho de lechuga, pero luego le meten pollo, atún o jamón york. ¡Por una lechuga no puede ser vegetal! Solo hay que ir a un vegetariano para ver lo que da de sí el mundo vegetal.

Después de escuchar tu disco me queda claro cuál es el bocata perfecto para invierno: el de panceta. Cuánto se aprende escuchando tu disco.

Si me dices panceta, o mal llamado bacon, pienso en invierno. Es lo típico.

Como todo en esta vida, lo importante está en el interior…

Eso es. Donde está la personalidad. Blandos como la miga por dentro y duros como la corteza por fuera.

Has llevado al protagonismo que da una canción al bocata vegetal, al de panceta, de chorizo, de pantumaca… ¿Cuál te gusta más?

Es una pregunta difícil. Es como elegir entre tu madre o tu padre. No hay porqué escoger. Nos gusta hacer clasificaciones de las cosas pero realmente no es necesario. Hay que disfrutar de todo. Todo tiene su momento y su espacio

¿Y cuál es el momento perfecto para comer un bocata?

Lo asocio a la merienda, pero el bocata si tiene algo es versatilidad, vale para cualquier momento del día y cualquier lugar.

¿Solo o en compañía? 

Mejor en compañía. De hecho, acompañar tiene que ver con la palabra pan.

Uno de tus temas, ‘Morcilla’, parece un canto zulú. Estás ahí como invocando al rey del pan…

Sí bueno… es que la morcilla repite… supongo que por las especias. El detonante de la canción fue la frase: bocadillo de morcilla con sangre entra. A partir de ahí se montó todo. Siempre hay unos detonantes o inspiraciones.

Por ejemplo del chorizo a la brasa era obligado. Me lo impuse. Otros son sugerencias. O se me ocurre una frase…

Y en ‘Lambadero’ me has dejado ahí como con ganas de más. ¿Es una forma de tirar la caña para que vayamos a tus conciertos?

Es una versión de la lambada. Me gustan los discos que dejan sorpresas. Y como ese recuerdo de los bocatas lo grabé con una premisa, hacerlo en una mañana, quedó así. En ese momento se acabó la mañana de grabación.

Imagino que cada bocata tiene su miga

Al final puedes sacar miga de cualquier bocadillo. Es muy divertido llegar a esa historia. Por ejemplo, en ‘Chorizo’ me imaginaba a mí mismo en casa a la luz de la lumbre con el chorizo envuelto en papel albal.

 

 

La verdad es que se agradecen canciones que abran el apetito. Estamos un poco cansados de tantos corazones despechados, rupturas traumáticas y besos a la luz de la luna.

Estos temas no siguen la norma. Hay mucha gente creativa interesante pero no tiene la visibilidad que tienen otros, que siempre hablan de lo mismo.

¿Estás cocinando algún bocata en estos momentos?

Tengo en mente hacer un single de sardina y california. Que se llamará ‘sardifornia’. Pero hay más bocatas para grabar. Mi objetivo ahora es hacer una ‘Bocata’s party’ para grabar con amigos al estilo de ‘Beach Boy’s Party!’, en ambiente distendido.

Entre bocata y bocata, tu acústica hace unos giros que nadie espera cuando comienza el tema.

Es lo que me gusta. Condensar. Que sean temas cortos y directos en los que pasan muchas cosas. Y que haya un juego en ese sentido. Ya que se juega con las palabras también con las notas musicales.

Ver Post >
El ADN de Cantabria
img
Ana del Castillo | 12-04-2016 | 08:19| 0

Tras compartir escenario con Los Secretos, La Oreja de Van Gogh, Medina Azahara, La Fuga o Melendi, entre otros artistas, la banda cántabra ADN lanza su segundo trabajo discográfico ‘El último viajero’. Un álbum con diez temas ‘currados’, mimados y meditados. Tres años después de su primer disco ‘Nada que perder’, que pasearon por todo el país, vuelven a la carga con canciones nuevas como ‘Diciembre’.

Iván Longo (guitarra y voz), Pablo (bajo) y Luky (batería) han grabado ‘El último viajero’ en los estudios PKO de Madrid bajo la producción de Emilio Mercader. ‘Diciembre’ es su adelanto musical. Disfruten de la música ‘made in’ Cantabria.

 

La formación presentará el nuevo disco este viernes en la sala Black Bird, a las 21.30 horas, y ante un público aún mayor, el 22 de julio, en la campa de la Magdalena dentro del festival Música en Grande junto a Los Suaves, Boni y Poetas de Botella.

 

Ver Post >
El sex appeal del cantante
img
Ana del Castillo | 28-03-2016 | 07:56| 0

En 1987 mi madre ponía una y otra vez la canción ‘Faith’ de George Michael. A veces, hasta osaba bailar arrítmicamente con el frasco del Pronto a modo de micrófono y yo, con cuatro años, no entendía nada, pero verla en esa actitud me divertía mucho. Entonces, años más tarde, lo descubrí. Él, con chupa de cuero, gafas de aviador y vaqueros, movía el pie y el trasero al ritmo de la música. Como una inspiración divina comprendí lo que le sucedía a mi progenitora: le molaba George Michael. “Así que esto es el amor”, me decía mientras avanzaba el videoclip. 

Hoy, 28 veranos después, maldigo la herencia genética. A lo largo de todo ese tiempo me he encaprichado tantas veces como fideos tiene la sopa. Lenny Kravitz, Julián Casablancas, Dave Grohl, Leiva, Adam Levine, Bruce Springsteen, Hamilton Leithauser, Axl Rose, Chris Martin y hasta Mick Jagger, aunque me saque ochocientos cincuenta años. Todos han pasado por mi corazón. En una ocasión incluso me enamoré de Bradley Cooper solo porque en ‘El lado bueno de las cosas’ sonó el tema ‘Girl from the north country’ mientras el cámara hacía un zoom a sus ojos. Así de fácil soy.

Me he llegado a pillar por un artista que podría ir con todos sus fans en un solo coche, pero por respeto no le voy a mencionar.

Mi mejor amiga, por ejemplo, tenía a tamaño real a Jon Bon Jovi a los pies de su cama. Creo que por las noches, mientras reproducía toda su discografía, hacía algo más que contemplarle porque el cartón que soportaba su papo estaba cada vez más desgastado.

Imaginen como volví a casa después de ver en concierto a U2 en Anoeta. ‘In the name of love’ les digo que fue inevitable. Lo intenté repitiéndome paranoicamente que detrás de las gafas de Bono había unos ojos mirando hacia su nariz, pero ni con esas. Sobre todo si tenemos en cuenta que he visto mil veces, ya saben lo llevo en la sangre, el videoclip de ‘With or without you’ en el que Paul David Hewson parece un extra de ‘El último mohicano’.  

La última vez que me enamoré del líder de una banda fue hace un par de años. Un grupo llamado Somepeople tocaba en una taberna sobre la arena de El Sardinero (quizá las vistas al mar cantábrico también influyeron). ‘You are on a rainbow’, voceaba el vocalista. “Y tanto”, pensaba yo mirando y suspirando hacia el horizonte… Ni bajistas, ni baterías (salvo Dave Grohl en Nirvana), ni guitarristas, ni coristas. El que mayor sex appeal (o sexapil) tiene es el cantante.

 

Ver Post >
Ludovico, a una web porno
img
Ana del Castillo | 02-03-2016 | 09:28| 0

Después de que en abril del pasado año YouTube decidiera restringir el videoclip ‘Miau’ de Ludovico y los Acéfalos, ahora la banda cántabra se encuentra con una agradable sorpresa. Su vídeo se ha convertido en una pieza pornográfica para consumidores de softcore. “Ayer no me lo creía, se me escapaba la sonrisilla”, dice Daniel Delgado, más conocido como ‘Ludovico’. ‘Miau’ está colgado en una página llamada welovegoodsex.com y el eslogan es ‘Good porn, erotic videos and eye candy!’. Al lado de esta romántica frase, aparece un donuts de fresa como los que devora Homer Simpson. “¿Cómo te quedas?”, escribía la formación en Facebook.

“Es una página de postporno que ofrece contenido siempre desde un enfoque feminista y respetuoso. Quieren reflejar otro tipo de sexualidad que no es la que se suele vender en internet”, explica Ludovico, satisfecho por haber alcanzado el objetivo. “Es que da la casualidad que cuando íbamos a promocionar el videoclip se nos ocurrió como gracia subirlo a una página porno, pero finalmente no lo hicimos y ha sido la propia página la que nos ha promocionado”.

Hace unos meses YouTube les censuró y limitó su vídeo a mayores de edad con cuenta. Una decisión que no sorprendió a la banda, pero que sí hace reflexionar sobre los límites de la moralidad. “Es impactante que puedas ver el linchamiento de Sadam Husein y nuestro ingenuo vídeo no. Cuando tienes que contentar al mundo entero… pues pasa esto”.

Así que si YouTube no lo valora, Vimeo sí. El sitio web no solo les ha dado el ‘ok’ a la difusión, sino que además lo ha añadido a un canal de vídeos artísticos de “gente desnuda”. “Ellos sí que se han quedado con el mensaje”, puntualiza Ludovico.

En la red social de Mark Zuckerberg tampoco han tenido problema. De momento. “Al parecer, a ninguna persona que lo haya visto le ha parecido ofensivo”, reflexiona Delgado.

Lo importante es que han conseguido pasar el filtro de calidad de welovegoodsex.com, “una página que pretende difundir una determinada visión de la sexualidad que a nosotros nos gusta. Una visión feminista, no la del porno mainstream con los roles de género tan marcados”.

Ver Post >
El ejemplo de Romanov
img
Ana del Castillo | 23-02-2016 | 07:48| 0

El protagonista del nuevo viral de YouTube se llama Alexey Romanov. Un niño ruso de 15 años que ha generado la admiración de toda la red. El joven aparece en sus vídeos, reproducidos miles de veces, tocando al piano temas clásicos. Y se preguntarán ustedes: ¿Qué tiene eso de especial? He aquí la respuesta: Romanov no tiene manos. Pero tiene un gran talento musical y eso es lo que le ha convertido en una espontánea estrella.

Romanov ha confesado que tan solo lleva tocando el piano año y medio, aunque su pasión por la música clásica la arrastra desde muy niño. En el vídeo más compartido de todos los que este joven ha subido a la red, se le puede ver interpretando River Flows, obra del pianista surcoreano Yiruma y banda sonora de la saga Crepúsculo.

 

Ver Post >
¿Música, religión o diarrea?
img
Ana del Castillo | 12-02-2016 | 09:27| 0

Les presento a Monóxido. Una banda de pecadores e infieles con más de 500.000 feligreses y cuyos conciertos son celestialmente asquerosos, como algunos de sus polémicos videoclips. Pero ojo, ahí están, y aquí estoy, escribiendo sobre ellos.

La primera formación de rock agropecuario tiene cuatro discos en el mercado: ‘Agrorap tóxico y radiactivo’, ‘Cosechamos sonrisas’, ‘Corrosión en el corral’ y ‘Creo en Ros’. En su currada página web pueden escuchar “las canciones más estúpidas de la España rural”, pero antes de continuar hablando de Monóxido, vean este vídeo (33.000 reproducciones en YouTube) para hacerse una idea de lo que tenemos entre manos.

 

Como les contaba, Monóxido tiene cuatro trabajos discográficos y ahora acaban de lanzar un nuevo show en forma de misa en honor a su Dios, ‘Ros’, en el que se “cagan” a todas horas. La ceremonia musical y religiosa es calcada a una liturgia al uso con el monólogo del cantante, a modo de sacerdote soviético-rural, y performance con temas en acústico.

Las canciones tóxicas y radioactivas de la formación, en muchas ocasiones, son una burla a la situación política y social del país. “Da igual cual sea la situación, somos tan gilipollas que todo lo nubla el fútbol”, dice la banda.

Sus letras son el Padre Nuestro para los fans. ‘Primo nuestro que estás en celo‘, ‘El gran problema de España es el arbitraje’, ‘Va a haber más hostias que en Pedrajas’… y amén.

¿Se han quedado con ganas de saber más? Visiten su página web. Ahí tienen todo tipo de material chungo para entretenerse durante horas.

http://monoxido.es/

 

Ver Post >
El niño que emociona a internet
img
Ana del Castillo | 05-02-2016 | 08:57| 0

Tryzdin Grubbs canta como los ángeles. Y como Adele. El pequeño de 13 años es el protagonista del nuevo viral en internet. Su madre lo grabó antes de saltar al campo para jugar un partido, momento en el que Grubbs se arrancó a cantar ‘Hello’ ante los presentes, quizá para relajar al personal antes del choque, pero lo que consiguió fue emocionar a todos los que escucharon su maravillosa voz.

El vídeo, colgado en YouTube hace tres semanas, ya tiene más de millón y medio de visualizaciones.

Un niño “prematuro” tal y como cuenta su madre en la descripción del vídeo, pero que “como pueden comprobar” no tiene ningún problema. Todo lo contrario.

 

Ver Post >
Adele no quiere que Trump use su música
img
Ana del Castillo | 02-02-2016 | 09:39| 0

Una vez más, un artista se avergüenza de que Donald Trump use su música en plena campaña política.

En esta ocasión, el candidato republicano a la Casablanca ha utilizado nada más y nada menos que la música de la cantante británica Adele. Algo que no hace ni pizca de gracia a la intérprete, que en 2011 se comprometió a no tener nada que ver con políticos.

Su agente ha explicado al diario The Independet que la estrella no ha dado permiso para que sus temas se usen en ninguna campaña política.

Pero al empresario y ahora político neoyorquino le da igual. ‘Rolling in the deep’ sonó en Oklahoma y ‘Skyfall’, el tema que hizo ganar un Oscar a la artista, se escuchó de fondo en un mitin en Ohio.

Adele no ha sido la única cantante que se ha quejado. La banda de rock Aerosmith hizo público un comunicado sobre la “falsa impresión” que provocaba el uso de su tema ‘Dream On’ durante la campaña de Trump.

“No usen mi música o mi voz para esa imbécil farsa de campaña”. El cantante de Rem, Michael Stipe fue mucho más explícito e insultante: “Trump es un hombre triste tratando de llamar la atención”. Triste pero con buen gusto musical.

 

Ver Post >
No importa si lloran al escuchar esto…
img
Ana del Castillo | 29-01-2016 | 07:50| 0

De verdad, no pasa nada. Es normal sentir que el vello se eriza y que entran ganas de llorar. Somos humanos y sabemos disfrutar de momentos únicos como el que se vivió en la Galería de Arte de Ontario (Toronto) hace unos días.

Más de 500 personas se unieron para rendir homenaje póstumo al artista David Bowie interpretando uno de sus mayores éxitos, Space Oddity.

Este fue el resultado. Disfruten.

Ver Post >
Sobre el autor Ana del Castillo
Licenciada en Periodismo. Inició su actividad en los informativos de Canal8 DM y Punto Radio en 2007 y desde 2010 forma parte de la edición digital de El Diario Montañés. Autora del blog musical 'La Tostadora de Any Warhol'

Otros Blogs de Autor