img
Autor: juligan
Las miserias de la mejor Liga del mundo
img
@TabernaMou | 06-02-2017 | 12:35| 0

No puede ser más surrealista lo vivido el pasado sábado con la suspensión del partido entre el Celta y el Real Madrid. Tenemos un duro temporal del que se había avisado y que ya provocó el aplazamiento el viernes de otro partido en Galicia, el que tenía que disputar el Deportivo-Betis. Tenemos dos estadios, Riazor y Balaídos, con serios problemas de seguridad tras saltar por los aires las cubiertas de uralita de las tribunas. Está el propietario del estadio, el ayuntamiento vigués, que suspende el encuentro porque no hay tiempo material para arreglar los desperfectos ocasionados por el viento mientras persista la alerta meteorológica. Nos encontramos con un club, el Real Madrid, que quiere jugar a toda costa, bien el domingo o lunes bien en otro estadio. Y, por último, contamos con la LFP que no dio señales de vida inteligente hasta última hora del día de autos para corroborar lo ya sabido: que el encuentro estaba suspendido. Patético.

Cierto es que va a ser cuasi imposible cuadrar fechas para que se celebre este partido. No culpen al empedrado. Los propios clubes que forman la Liga son los responsables de un calendario de locos en el que no cabe ninguna fecha más. Son los clubes los que aceptaron tener una competición con tantos equipos o una Copa del Rey a doble partido. Si a eso se le añaden las competiciones europeas, recen para que no se suspenda por fuerza mayor algún partido. Dan un premio al que reubique el partido en el calendario.

Lo peor de este asunto es que se han visto transparentes las vergüenzas de la presunta mejor Liga del mundo y los comportamientos más irresponsables de algunos de sus dirigentes. Es un ejercicio de temeridad irresponsable pretender jugar a toda costa un partido sin pensar por un instante en la seguridad de espectadores, jugadores y trabajadores; por no hablar de la ausencia de respuesta de la misma Liga y, situaciones extremas de la naturaleza al margen, el deterioro sin remedio de muchos de los estadios que forman parte de la mal llamada mejor Liga del mundo. Para hacérselo mirar…

Ver Post >
La lenta agonía de Simeone
img
@TabernaMou | 02-02-2017 | 9:46| 0

Nos hemos acercado al equipo que siempre fuimos’. Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid. Una noche de miércoles de Copa prometedora, con las gradas llenas, un rival que apetece ver y que a punto estuvo en convertirse en una pesadilla para los aficionados rojiblancos después de constatar que el equipo de sus amores es una sombra de lo que fue y que esta temporada es muy posible que no haya premio alguno y, quizá lo peor, que se certifique la defunción de un proyecto que muy lindo mientras duró.

¿Qué le pasa al Atlético? Es la pregunta que los amantes de fútbol se hacer de manera recurrente. Un equipo que ha perdido la identidad y el estilo propios con los que había regresado en tiempo récord a la élite europea. No olvidemos que no hace mucho tiempo, este equipo estaba peleando por salir del pozo de la Segunda División y que, cuando Simeone llegó al club, después de varios y sonados fracasos y bandazos en la dirección deportiva, el club estaba coqueteando peligrosamente con el descenso. Irónicamente, se puede decir que esta temporada es la de mayor calidad en la plantilla…con las peores sensaciones sobre el campo ¿Es un problema de entrenador?

Simeone quiso desembarcar de la nave tras la tragedia de Milán. Nada ha sido igual desde entonces. Hoy se habla abiertamente de que el Cholo ya no controla el vestuario, que hay voces que desafinan en el coro cuestionando el trabajo del técnico y que la sintonía entre propietarios y entrenador ha dejado de tener la fluidez de antaño. Quizá Simeone en la malograda final de Champions vio venir lo que está sucediendo ahora y cometió el error de no marcharse a tiempo. Cuando ves que ya no creen en ti, lo más prudente y sensato era poner tierra de por medio. Mantener esta agonía lo único que puede conducir es a un final que acabe por ensuciar un periodo glorioso en la historia rojiblanca.

Ver Post >
Los cinco pasos del duelo blanco
img
@TabernaMou | 26-01-2017 | 11:02| 0

Debe de ser duro ser esta mañana aficionado del Real Club Celta de Vigo. Acabas de eliminar a todo un Real Madrid en la Copa del Rey y la prensa apenas te dedica un minuto de reconocimiento. Es más importante debatir sobre el perdedor, decidir si es o no un fracaso caer en los cuartos de final coperos, si la flor de Zidane se ha secado, si la Copa es un torneo que merece la pena el esfuerzo o, por contra, es hasta positiva la eliminación para centrarte más en el objetivo de la Liga y la Champions, por no hablar de las mil justificaciones para aliviar una salida precipitada de la competición, un año más. El periodismo palmero tiene por delante un trabajo agotador.

Lo que le ha sucedido al Celta no es anecdótico. Es el sino del equipo modesto. De nada sirve ganar al grande ya que en este gran circo que es el fútbol, tiene que resignarse a jugar un papel de secundario. Los bufones de la corte no daban crédito. El Madrid, su Madrid, eliminado por un equipo menor! Una vez recuperados del soponcio, queda seguir los cinco pasos del duelo. Superada la fase de negación (esto no nos ha podido pasar a nosotros), queda la de la ira (que se preparen los jugadores señalados por la derrota), la negociación (vale, hemos perdido, pero con la cabeza alta), la depresión (se nos fue el triplete a la basura) y, por último, la aceptación (vale, eliminados en Copa, pero no se acaba el mundo, ¿no?).

Puede que no se les reconozca, pero siempre quedará la intensidad, el buen trato al balón y el esfuerzo colectivo con el que juega el Celta de Berizzo, un equipo que, sin hacer apenas ruido, sin tener el reconocimiento que de verdad merece, ya está en las semifinales de la Copa del Rey tras eliminar, ¡oh, proeza! al todopoderoso Real Madrid.

Ver Post >
El enfado de Sergio Ramos
img
@TabernaMou | 16-01-2017 | 10:16| 0

Reconozcámoslo: somos unos cínicos y unos hipócritas de campeonato con los jugadores profesionales de fútbol (válido a cualquier otro deporte). Les exigimos ser ejemplares, tener un comportamiento modélico e impecable tanto dentro del campo como fuera. Representan al club que les paga, decimos. Y muy bien pagados, añadimos. Nos lanzamos como fieras cuando, por ejemplo, celebran una fiesta de cumpleaños programada con semanas de antelación porque coincide que el equipo ha perdido esa misma tarde y se tiene que guardar recato y compostura. Tienen que defender el escudo y no responder jamás a las provocaciones, ni siquiera cuando le mienten a la madre. Si te molesta, te aguantas. Va en el sueldo, querido.

Sergio Ramos tuvo un feo gesto con la grada más radical del Pizjuán. Mal por el futbolista, pero no por lo que se le ha criticado, no. Lo peor que se puede hacer con el que insulta, agrede y disfruta con la humillación ajena es seguirle el juego. Protegido por la masa, se siente fuerte, invencible y con derecho a hacer lo que le da la gana. Si, además, cuenta con el amparo de una directiva irresponsable (cría cuervos…), nada podrá con ellos. Y Ramos lo sabe, o debería de saberlo, ya que conoce muy bien de qué va este negocio.

Lo más paradójico del asunto es que Ramos tiene muchas y poderosas razones para sentirse ofendido, dolido y más que harto de recibir insultos en la que fuera su casa hasta volar a Madrid. Y sabe quién es el verdadero culpable de esta hostilidad. Como contaba Tomás González-Martín en ABC, Ramos quería quedarse a toda costa en el Sevilla, el Real Madrid no presentó una oferta hostil por el central y José María del Nido aceptó gustoso los 27 millones ofrecidos por el jugador, eso sí, culpando al jugador de su adiós. Mentiras y medias verdades que emponzoñaron la relación de Ramos con los aficionados sevillistas que, lejos de rectificar, abundan hasta el punto de pedir que se sancione al jugador por provocador con la grada. El colmo del cinismo y de la hipocresía. La mentira no va en el sueldo.

Ver Post >
El héroe y el súper villano
img
@TabernaMou | 09-01-2017 | 9:41| 0

Con una Liga para algunos ¿sentenciada? especialmente para los departamentos de comunicación y propaganda, llegamos a ese punto en el que es necesario empezar a construir los mitos y leyendas con los que adornar la hazaña de conquistar un campeonato en enero y, ya que estamos, de paso desmontar la presunta excelencia del rival, menospreciando sus virtudes y cuestionando la también presunta armonía en la que vive el club que ha tiranizado la competición doméstica en los últimos años. Como en otras ocasiones, la figura de Guardiola es la referencia a seguir.

Como en esto del fútbol y el periodismo deportivo se vive al día, el que ayer era un petardo incapaz, hoy es nuestro ídolo y a nadie parece extrañar tan brusco cambio de opinión en tan corto espacio de tiempo. Zinedine Zidane es un buen ejemplo. De entrenador sin experiencia que debe toda su fortuna a una inmensa flor situada en salva sea la parte, se ha convertido en un táctico excelso, un brillante gestor de egos superlativos y un sabio manejador del difícil entorno que rodea a un club inmenso como es el Real Madrid. Ni siquiera Carlo Ancelotti, el paradigma de la mano izquierda y mejor tacto consiguió tanto elogio.

La propaganda trabaja a destajo. Aquí y allí. Si unos dan por logrado el título, otros tienen que justificar que la Liga está seriamente comprometida apelando a las socorridas conspiraciones arbitrales que recurrentemente son un comodín de fácil digestión para el consumidor de periodismo deportivo de bufanda. Del ‘Villarato’ al ‘Tebas, vete ya’. No nos podemos quejar. Los Reyes Magos nos han traído para este recién estrenado 2017 al nuevo super héroe y al nuevo super villano con el que asustar a los niños que se portan mal. Se nos va a hacer muy largo el final de esta Liga…

Ver Post >
Sobre el autor @TabernaMou
¡Bares, qué lugares! Tres cosas tienen en común estos templos del saber: la ensaladilla fosilizada, una buena estaca disuasoria para los simpas y las apasionadas discusiones deportivas. Esto quiere ser la Taberna de Mou, un lugar de encuentro para hablar de deporte sin límite de edad, sexo y condición. Bienvenido, te estábamos esperando

otros blogs del mundial