img
La lenta agonía de Simeone
img
@TabernaMou | 06-02-2017 | 09:53

Nos hemos acercado al equipo que siempre fuimos’. Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid. Una noche de miércoles de Copa prometedora, con las gradas llenas, un rival que apetece ver y que a punto estuvo en convertirse en una pesadilla para los aficionados rojiblancos después de constatar que el equipo de sus amores es una sombra de lo que fue y que esta temporada es muy posible que no haya premio alguno y, quizá lo peor, que se certifique la defunción de un proyecto que muy lindo mientras duró.

¿Qué le pasa al Atlético? Es la pregunta que los amantes de fútbol se hacer de manera recurrente. Un equipo que ha perdido la identidad y el estilo propios con los que había regresado en tiempo récord a la élite europea. No olvidemos que no hace mucho tiempo, este equipo estaba peleando por salir del pozo de la Segunda División y que, cuando Simeone llegó al club, después de varios y sonados fracasos y bandazos en la dirección deportiva, el club estaba coqueteando peligrosamente con el descenso. Irónicamente, se puede decir que esta temporada es la de mayor calidad en la plantilla…con las peores sensaciones sobre el campo ¿Es un problema de entrenador?

Simeone quiso desembarcar de la nave tras la tragedia de Milán. Nada ha sido igual desde entonces. Hoy se habla abiertamente de que el Cholo ya no controla el vestuario, que hay voces que desafinan en el coro cuestionando el trabajo del técnico y que la sintonía entre propietarios y entrenador ha dejado de tener la fluidez de antaño. Quizá Simeone en la malograda final de Champions vio venir lo que está sucediendo ahora y cometió el error de no marcharse a tiempo. Cuando ves que ya no creen en ti, lo más prudente y sensato era poner tierra de por medio. Mantener esta agonía lo único que puede conducir es a un final que acabe por ensuciar un periodo glorioso en la historia rojiblanca.

Sobre el autor @TabernaMou
¡Bares, qué lugares! Tres cosas tienen en común estos templos del saber: la ensaladilla fosilizada, una buena estaca disuasoria para los simpas y las apasionadas discusiones deportivas. Esto quiere ser la Taberna de Mou, un lugar de encuentro para hablar de deporte sin límite de edad, sexo y condición. Bienvenido, te estábamos esperando

otros blogs del mundial