img
Los cinco pasos del duelo blanco
img
@TabernaMou | 06-02-2017 | 08:28

Debe de ser duro ser esta mañana aficionado del Real Club Celta de Vigo. Acabas de eliminar a todo un Real Madrid en la Copa del Rey y la prensa apenas te dedica un minuto de reconocimiento. Es más importante debatir sobre el perdedor, decidir si es o no un fracaso caer en los cuartos de final coperos, si la flor de Zidane se ha secado, si la Copa es un torneo que merece la pena el esfuerzo o, por contra, es hasta positiva la eliminación para centrarte más en el objetivo de la Liga y la Champions, por no hablar de las mil justificaciones para aliviar una salida precipitada de la competición, un año más. El periodismo palmero tiene por delante un trabajo agotador.

Lo que le ha sucedido al Celta no es anecdótico. Es el sino del equipo modesto. De nada sirve ganar al grande ya que en este gran circo que es el fútbol, tiene que resignarse a jugar un papel de secundario. Los bufones de la corte no daban crédito. El Madrid, su Madrid, eliminado por un equipo menor! Una vez recuperados del soponcio, queda seguir los cinco pasos del duelo. Superada la fase de negación (esto no nos ha podido pasar a nosotros), queda la de la ira (que se preparen los jugadores señalados por la derrota), la negociación (vale, hemos perdido, pero con la cabeza alta), la depresión (se nos fue el triplete a la basura) y, por último, la aceptación (vale, eliminados en Copa, pero no se acaba el mundo, ¿no?).

Puede que no se les reconozca, pero siempre quedará la intensidad, el buen trato al balón y el esfuerzo colectivo con el que juega el Celta de Berizzo, un equipo que, sin hacer apenas ruido, sin tener el reconocimiento que de verdad merece, ya está en las semifinales de la Copa del Rey tras eliminar, ¡oh, proeza! al todopoderoso Real Madrid.

Sobre el autor @TabernaMou
¡Bares, qué lugares! Tres cosas tienen en común estos templos del saber: la ensaladilla fosilizada, una buena estaca disuasoria para los simpas y las apasionadas discusiones deportivas. Esto quiere ser la Taberna de Mou, un lugar de encuentro para hablar de deporte sin límite de edad, sexo y condición. Bienvenido, te estábamos esperando

otros blogs del mundial