img
El enigma del 'Cholo'
img
@TabernaMou | 29-08-2016 | 08:07

Estadio de San Siro, Milán. Sábado, 28 de mayo. El Atlético de Madrid volvía a perder la final de la Champions con el Real Madrid. Esta vez, de una forma aun más cruel si cabe: en la tanda de penaltis. Juanfran erró el último lanzamiento. Sala de prensa del estadio milanista. Diego Pablo Simeone sorprendía con unas enigmáticas palabras: ‘Me estoy planteando pensar, nada más que eso. Contesto lo que me sale y lo que siento. Soy de guardarme pocas cosas y me viene esa sensación. Es lógico después de una derrota como la de hoy’ ¿Tenían que ver esas palabras que tanto asombro e inquietud ocasionaron en los rojiblancos con la ácida reacción de muchos aficionados por el tibio comienzo de Liga del Atlético?

Nuestro fútbol es muy de encumbrar con facilidad y dar palos con idéntica pasión al mínimo traspié; muy de tener una gran memoria a corto plazo y de una más que notable amnesia de los triunfos pasados; muy de sus filias y de sus fobias excluyentes, tipo ‘estás conmigo o contra mi’. Quizá eso era lo que temía Simeone que le llegara a suceder: crédito agotado y masiva salida del armario de la legión silenciosa de críticos escondidos ante el empuje del ‘cholismo’ dominante en la grada y mayoría de los medios. Nadie osa a cuestionar al caballo ganador…hasta que comienza a dar síntomas de fatiga.

Simeone tiene, posiblemente, la mejor plantilla posible en sus manos y cada vez menos argumentos con los que quejarse de la enorme diferencia presupuestaria entre los dos grandes y el Atletico que dirige. Dos partidos frente a dos equipos recién ascendidos, dos empates, dos puntos y muchos nervios y muchas voces críticas contra el técnico argentino. Es un mal comienzo, nada está perdido, pero es un mal síntoma que con solo dos fechas, los viejos demonios se hayan agitado y con esta violencia. Quizá en mayo lo veía venir…

Sobre el autor @TabernaMou
¡Bares, qué lugares! Tres cosas tienen en común estos templos del saber: la ensaladilla fosilizada, una buena estaca disuasoria para los simpas y las apasionadas discusiones deportivas. Esto quiere ser la Taberna de Mou, un lugar de encuentro para hablar de deporte sin límite de edad, sexo y condición. Bienvenido, te estábamos esperando

otros blogs del mundial