img
Game, set y bochorno…
img
@TabernaMou | 29-06-2015 | 10:23

Imagínese por un momento, querido lector, que preside una federación de un deporte en el que están los mejores del mundo. Suponemos que se sentiría enormemente feliz y un privilegiado. Si te dicen que deportistas como Rafa Nadal, David Ferrer, Nico Almagro, Feliciano López y demás de esta generación única de tenistas están bajo el paraguas de tú federación, se supone que lo último que se te ocurriría hacer es tirar piedras contra tu propio tejado…salvo que te llames Escañuela y te eches al monte sin importar las consecuencias y la mala imagen que se ofrece a todo el mundo.

Sería inimaginable, y eso que el listón está alto, que Angel Villar se dedicara a estar a la gresca con los internacionales españoles, su principal fuente de ingresos, esa que le permite rechazar subvenciones estatales para que el gobierno de turno no ose meter sus zarpas en el negocio que tan bien le va desde hace décadas. Sería de necios morder la mano que le da de comer cuando, además, no es el dueño de esos jugadores, no les paga cada fin de mes y “solo” compensa la llamada de la selección con prestigio y con unas primas casi ridículas, si se comparan con lo que perciben de sus clubes. El tenis es parecido, salvo por la respuesta de su presidente.

Lo comentó Nadal alto y claro: los jugadores no necesitan a la Federación. Rafa Nadal no tiene nada que agradecer a una Federación que jamás le ha ayudado en su formación, pagado viajes, entrenadores o becas. Todo lo contrario que el chiringuito de Escañuela, que se ha beneficiado de las ensaladeras que este grupo de jugadores ha proporcionado a estos directivos inconscientes del tesoro que tenían entre sus manos. Alguno dirá que esta es la reacción caprichosa de unos jugadores soberbios ¿Creen que Nadal, a estas alturas de su carrera deportiva y con todo lo que ha ganado, necesita pasar por este bochornoso episodio en el que le han acusado incluso de ser un machista pesetero? Está claro quiénes son los actores que sobran en esta mala comedia de enredo.

Sobre el autor @TabernaMou
¡Bares, qué lugares! Tres cosas tienen en común estos templos del saber: la ensaladilla fosilizada, una buena estaca disuasoria para los simpas y las apasionadas discusiones deportivas. Esto quiere ser la Taberna de Mou, un lugar de encuentro para hablar de deporte sin límite de edad, sexo y condición. Bienvenido, te estábamos esperando

otros blogs del mundial