img
Chicharito, Van Gaal y los cuentos de hadas
img
@TabernaMou | 28-04-2015 | 09:43

Desde que Javier Hernández marcara el gol de delantero oportunista que daba al Real Madrid las semifinales de la Champions, hemos descubierto quién es, a qué se decida, con quién va, qué le gusta o le deja de gustar a este menudo delantero. Toda una revelación para muchos. Incluso nos hemos adentrado en el siempre rentable territorio de las especulaciones, lo que tendría que pagar el Madrid para quedarse definitivamente con este futbolista. El momento de Chicharito, el nuevo Jesé Rodríguez, el innegociable en el once de Ancelotti, la semana grande de Chicharito…incluso que le han salido nuevas novias, como el Milán, como para decirle a los blancos que se apuren, que se lo quitan de las manos. En solo dos partidos, la vida de un jugador cambia tanto como la de cualquier mortal recién agraciado con el gordo de la primitiva. Hasta que llega Van Gaal y te da el bajonazo.

En plena orgía de entusiasmo ante el nuevo icono blanco, el aguafiestas, el rompe rollos, el amarga cuentos de hadas oficial del fútbol mundial dice que ya ha enviado a Chicharito fuera de Manchester una vez, que no tiene sitio en su equipo, que su caso es distinto al de Falcao porque el colombiano sí tiene calidad y que por marcar un par de goles, nada va a cambiar su situación. Ni la madrastra mala de los cuentos puede ser peor que esta Cruellla de Ville de cara sonrosada. Con la ilusión que le hacía al muchacho vivir este instante de gloria tras haber pasado por tanta penuria. Pero, ¿y si tiene razón Van Gaal?

El fútbol tiene un componente de crueldad que convierte de nuevo en guisante al bello mozo cuando suenan las campanadas de las doce de la media noche. Lo normal, como sostiene el entrenador del Manchester, es que un gol no cambie nada y que, una vez recuperada la normalidad, todas las piezas de este maquiavélico puzzle vuelvan a ocupar el sitio que les corresponde. No obstante, soñar es gratis (por ahora) y dicen que existen los cuentos de hadas.

Sobre el autor @TabernaMou
¡Bares, qué lugares! Tres cosas tienen en común estos templos del saber: la ensaladilla fosilizada, una buena estaca disuasoria para los simpas y las apasionadas discusiones deportivas. Esto quiere ser la Taberna de Mou, un lugar de encuentro para hablar de deporte sin límite de edad, sexo y condición. Bienvenido, te estábamos esperando

otros blogs del mundial