img
¿Quién depende de quién?
img
@TabernaMou | 07-04-2015 | 08:08

El inmenso ego de los jugadores de fútbol es un asunto recurrente. Especialmente cuando marcan cinco goles en un partido y despachan al personal del micrófono y la cámara con un escueto twitt de agradecimiento y deseo de una feliz Semana Santa. Porque yo lo valgo. Esta ha sido la reacción de Cristiano Ronaldo tras su particular manita al Granada. La venganza de quien se cree saber ganador de una partida contra la prensa. Ignoramos si la idea de Silenzio Stampa ha partido del propio jugador o de la tropa que le rodea. En cualquier caso, es un error de Básico 1 de Estrategia. En este negocio nadie olvida y nadie perdona.

Son muchos quienes piensan que son los medios quienes necesitan más de las estrellas que al revés. Yo hablo en el campo, dicen algunas estrellas, tapo bocas con mis goles y por ello me pagan. Punto. De nuevo, error ¿Cuántos años buenos puede tener un futbolista, cinco, ocho? Pocos, muy pocos en comparación con los cadáveres deportivos que han visto pasar las portadas de los periódicos deportivos. Cristiano está, faltaría más, en su derecho a hablar cuando quiera, con quien quiera y de lo que quiera. Lo que quizá olvida este magnífico jugador es que los cinco goles frente al Granada son pan para hoy y hambre para mañana. Cuanto más alto subas, más dura será la caída y siempre habrá alguien dispuesto a darte el empujoncito final cuando vea el primer signo de debilidad. Y ese día llega, siempre llega.

El fútbol ha tenido a increíbles jugadores con un trato difícil con la prensa. Hay quienes, como Raúl, que firmaron una tregua tras una etapa de gran tensión; otros como Figo, que directamente no soportaban la presencia de los periodistas a su alrededor; y el caso de Cristiano, que ayer adoraba a los medios que le hacían la campaña pro Balón de Oro y hoy les desprecia, eso cree, castigando con su silencio. Muchos de los que antaño ‘odiaban’ a la prensa, son ahora comentaristas bien remunerados en las teles o pretenden ocupar altos cargos en el circo del fútbol, por lo que ahora aman, adoran y quieren a los medios. El sol seguirá saliendo cada mañana y cada día tendremos una nueva portada, un nuevo informativo o un nuevo programa de radio ¿Cuántas veces podrá repetir Cristiano la hazaña de ‘hablar’ en el campo con otros cinco goles?

Sobre el autor @TabernaMou
¡Bares, qué lugares! Tres cosas tienen en común estos templos del saber: la ensaladilla fosilizada, una buena estaca disuasoria para los simpas y las apasionadas discusiones deportivas. Esto quiere ser la Taberna de Mou, un lugar de encuentro para hablar de deporte sin límite de edad, sexo y condición. Bienvenido, te estábamos esperando

otros blogs del mundial