img
La Final de los hipócritas
img
@TabernaMou | 05-03-2015 | 08:53

A Villar le deben de encantar estos líos pueblerinos que se organizan dónde se disputa la final de la Copa del Rey por su incapacidad manifiesta para hacer lo que hacen otras federaciones del mundo civilizado: elegir una sede permanente para jugar este partido, independientemente de los equipos finalistas ¿No sería bonito que España tuviese su Wembley o su Stade de France? Al parecer, no. Y no es Villar el único responsable de este problema cíclico. Hay mucha hipocresía entre los distintos actores que intervienen en la polémica. Ejemplos.

Imaginemos que la Federación decide que Madrid sería una buena sede permanente para estas finales coperas ¿Estarían de acuerdo FC Barcelona, Athletic o Valencia? Posiblemente mostrarían muchas objeciones, volviendo a despertar un delicado tema como el del centralismo, todavía tabú a pesar de los años transcurridos desde la Transición ¿Madrid y los madridistas estarían felices con la idea? Por lo que ya hemos vivido, no. En el Real Madrid sigue interiorizada la afrenta de la vuelta al campo de Joan Gaspart en el Bernabeú en 1997 -sí, señores, hace 18 años- tras la victoria del Barça al Betis, con el himno blaugrana sonando en la megafonía del estadio. Hace tres años, Florentino Pérez alegó una remodelación de los cuartos de baño del estadio para impedir que el Barça-Athletic se disputara en su feudo ¿Qué inaplazable reforma surgirá ahora para que el feudo blanco se borre el 30 de mayo?

Imaginemos por un momento que Real Madrid y Atlético fuesen los finalistas. Como ha dicho Bartomeu, lo lindo de una final es el viaje de las aficiones, el ambiente y la fiesta del fútbol ¿Abriría entusiasmado el Camp Nou sus puertas para la ‘fiesta’ de los equipos madrileños? ¿Les molestaría que sonase el himno español en el estadio barcelonista a la llegada del Rey Felipe? Se podría hacer la misma pregunta para los dirigentes del Athletic. No nos engañemos. Una cosa es la realidad oficial y otra bien distinta la verdad de la calle. Repasen los comentarios de la prensa digital de las últimas horas y se darán cuenta de que pocos madridistas quieren ceder su casa para una final que consideran ‘extranjera’ y que muchos barcelonistas considerarían que ganar en Madrid, con pitada incluida, sería lo máximo. Contar con una sede oficial para la final de Copa posiblemente no solucionaría el problema de base, pero nos evitaríamos muchas tensiones innecesarias.

Sobre el autor @TabernaMou
¡Bares, qué lugares! Tres cosas tienen en común estos templos del saber: la ensaladilla fosilizada, una buena estaca disuasoria para los simpas y las apasionadas discusiones deportivas. Esto quiere ser la Taberna de Mou, un lugar de encuentro para hablar de deporte sin límite de edad, sexo y condición. Bienvenido, te estábamos esperando

otros blogs del mundial