img
Anonymus Conspiranoicos
img
@TabernaMou | 27-01-2015 | 09:17

No aprendemos. Un millón de años dandole vueltas al mismo asunto, y no aprendemos. Ayer el diario AS daba la noticia de que la FIFA investiga al Real Madrid por presuntas irregularidades en la contratación de menores de edad. El mismo caso por el que el Barça ha sido sancionado sin poder fichar durante todo un año. Denunciantes anónimos, comenta la FIFA, fueron quienes abrieron la veda en ambos casos, aunque las susceptibilidades no tardaron el asomar la cabeza y muchos fueron quienes compraron la teoría de la conspiración, con la mano blanca que volvía a mecer la cuna contra el enemigo blaugrana. A pocos se les ocurrió pensar que sí, que hubo negligencia, mala fe o torpeza infinita, vaya usted a saber, y que el Barça cometió un grave error por el que ahora purga. Conspiranoias al margen.

Meses después, el objetivo a investigar es el Real Madrid y también aquí los teóricos de la venganza saltaron como liebres para señalar con el dedo acusar que el anónimo denunciante no era tan anónimo y tenía nombre, apellidos y lugar de residencia en Barcelona. Mientras que el club justificaba caso por caso la investigación de FIFA, el cuerpo de élite de propaganda apuntaba a la ruin y sucia vendetta. Muchos frentes abiertos para este particular 7º de Caballería, ya saben, el que está empeñado en convertir la agresión de Cristiano en un caso de legítima defensa y pedir sanciones ejemplares para los jugadores del Córdoba, y que ahora está ocupado con este nuevo follón por delante. Un no parar.

Lo malo es que no han pasado ni 24 horas del anuncio de que el Madrid estaba bajo la lupa de FIFA cuando se ha conocido que hay otros clubes como Rayo, Atlético de Madrid, Granada, Valencia, Málaga o Sevilla que están siendo investigados por los mismos motivos, quedando en nada la teoría de la venganza. La respuesta mediática ha sido el habitual recurso plañidero-indignado: nos quieren mal, nos tienen envidia, no soportan nuestro éxito, van a por nosotros. De manual. Y no aprendemos porque a nadie se le ha ocurrido investigar qué pasa de verdad con los clubes españoles, cómo reclutan a las jóvenes promesas del fútbol, cómo se les atrae hacia España, qué hace la Federación Española para protegerlos y cumplir y hacer cumplir las leyes. Estamos muy ocupados con las conspiraciones que no nos queda tiempo para más. Y así nos va.

Sobre el autor @TabernaMou
¡Bares, qué lugares! Tres cosas tienen en común estos templos del saber: la ensaladilla fosilizada, una buena estaca disuasoria para los simpas y las apasionadas discusiones deportivas. Esto quiere ser la Taberna de Mou, un lugar de encuentro para hablar de deporte sin límite de edad, sexo y condición. Bienvenido, te estábamos esperando

otros blogs del mundial