img
Los comemarrones
img
@TabernaMou | 27-03-2014 | 09:18

¿Qué se puede hacer cuando no tienes un Undiano Mallenco a mano para culparle de todos tus males? Sencillo: cambiar la trayectoria del misil. La consigna está muy nítida y ya durante la negra noche sevillana fue objeto de chanza por parte del personal futbolero: cuando fallas en el primer intento, busca un nuevo objetivo. El Madrid se ha dejado media vida en esta Liga en cuatro días por lo que el pánico cortoplacista se ha apoderado a la velocidad de la luz de la planta noble, aquel misterioso lugar en el que se cuecen las decisiones importantes del club. Un club en estado de shock ante el terrible escenario de ver que, un año más y a pesar de haberse dejado la mayor cantidad que se ha pagado por un jugador, o de haber contratado, también a golpe de talonario, a un entrenador de prestigio, no consigue ganar la Liga. Las cortinas de humo arbitrales te valen para un partido. Para dos, ya no cuelan. Hay que emplearse a fondo y buscar nuevas ideas.


Los agraciados en el sorteo de Comemarrones de la semana son… Diego López y Garreth Bale ¡Premio para los caballeros! ¿Pero no habíamos quedado que Bale era la pera, lo mejor que había pasado por el Bernabéu en décadas y que, recuperado el muchacho tras un verano agitado, representaba todo lo que el Madrid necesitaba para ganarlo todo? Pues parece ser que no. En un par de partidos, el sonrosado galés se ha convertido en un jugador insolidario, en un analfabeto que ya no sabe leer los partidos y con el don de la oportunidad, ya que decide atarse las botas justo cuando el rival marca un gol. Bale ya no es ese jugador decisivo y brillante que fue hace… esperen que hagamos memoria, justamente dos semanas y, por supuesto, ni vale lo que se pagó por él. Y, además, le quita la pelota a Cristiano para lanzar una falta ¡Qué decepción! Por cierto, ¿quién pagó lo que se pagó por este ex valiosisísimo jugador? No caemos, la verdad.

El segundo premiado es Diego López, rehén de la guerra palaciega y sibilina por la portería madridista. También se le ha debido de olvidar eso de parar. Al menos, eso es lo que ya van dejando caer los voceros y palmeros del Boletín Oficial del Estado Blanco, muy insatisfechos con el rendimiento del titular en liga desde el partido en el Calderón con el sólido argumento de que no es normal recibir seis goles en dos partidos. La mujer de Diego López debió de alucinar anoche cuando, con la rodilla aun caliente de Víctor Valdés, los mismos que pedían la convocatoria de su churri para el Mundial, querían su cabeza tras caer en el Pizjuán. Es lo que tienen las redes sociales: son más volátiles que la nitroglicerina. Incluso el ex presidente blanco, Ramón Calderón, que pasaba por ahí, se unía a la fiesta diciendo que, aun siendo injusto culpar a Diego López, que es muy bueno, lo cierto es que en el banquillo está el mejor portero del mundo. Sin acritud y con buen rollito. Todo sea para justificar un nuevo fiasco y tapar las verdaderas causas de un nuevo año en el que se te escapa el campeonato.

Sobre el autor @TabernaMou
¡Bares, qué lugares! Tres cosas tienen en común estos templos del saber: la ensaladilla fosilizada, una buena estaca disuasoria para los simpas y las apasionadas discusiones deportivas. Esto quiere ser la Taberna de Mou, un lugar de encuentro para hablar de deporte sin límite de edad, sexo y condición. Bienvenido, te estábamos esperando

otros blogs del mundial