img
¡Ponga a un árbitro en su vida!
img
@TabernaMou | 06-02-2014 | 09:55

Si usted lo que desea es vivir emociones fuertes, al límite, con intensidad, la mejor recomendación que le podemos hacer es que adopte a un árbitro. No va a tener tiempo para aburrirse. Y si es de fútbol, la satisfacción está garantizada. Y si no queda satisfecho, por supuesto que le devolvemos su dinero. El árbitro es junto a la Minipimer uno de los mejores inventos de la Humanidad. Como suena. Valen para un roto y para un descosido ¿Que necesitamos una cortina de humo previa a un partido de alto riesgo? Pues ahí tenemos a un Ayza Gámez de oferta para que expulse por faltón a tu mejor figura, provoque una sanción de tres partidos , esto es lo mejor, te modifique un acta a conveniencia ¡Arbitro, que Cristiano no se peleó con Gurpegui sino con Iturraspe! ¡Niño, tráeme el Típex que lo cambio! Eso es rigor y lo demás son tonterías. De todas formas, mucho follón y tanta molestia para nada.

Día D, Hora H y tras el raca raca de los tres partidos a CR7, más indignado el personal y el periodismo de camiseta que el propio Madrid, que ya muchos echaban de menos el espíritu guerrillero de Mou, que en una similar ya hubiera incendiado a la Federación y montado un escrache en el domicilio de Ayza, la primera en la frente: Bale, el chico que salió por un ojo, una pasta gansa, pero que pasa más tiempo pocho que apto, se marcha de la concentración. Ay, señor, señor, llévame pronto, pensaría Ancelotti, ante la que noche de la primera en la frente. Me van a partir la ceja. Pero no. El Atleti decidió tomarse la tarde libre de la intensidad y la pelea, Costa estaba pasado de rosca compitiendo con Arbeloa para ver quién acaba antes en la ducha y, por si acaso, Clos Gómez se disfrazó de árbitro y disfrutó de una agradable tarde (mocos de Pepe aparte) dando paseos por el césped del Bernabéu. El mismo que meses atrás expulsara a Cristiano o a Mou, quería una noche apacible. Y lo logró. Tres a cero, Casillas de portero, el canterano Jesé de figura a coste cero y todos contentos para casita que se acabó lo que se daba. Eso sí, Florentino pidiendo a gritos en el palco la pastilla, que ya estaba notando los primeros síntomas del ataque bipolar. Que, al final, papás de Neymar aparte, por cuánto nos ha salido al final la broma de Bale, dicen que se vio al presidente preguntar desesperadamente a sus compis de la Junta Directiva. Silencio.

Silencio en el Camp Nou y la prensa indignada por el poco público que acudió a la semi contra la Real e indignado Alves con los que optaron por ver el partido cómodamente en casa a través de la tele: esos no son culés de verdad. Menos mal que pasaba por ahí el Tata Martino, tipo al que proponemos desde ya en esta modesta Taberna para el Premio Tipo Sensato del Año, con distintivo verde-esperanza, otro fútbol es posible, para decir que, mire usted, en un día laborable, con tele y a las diez de la noche, yo también me hubiera quedado en casa. Pero claro, vende más el calentón del Agatha Ruíz de la Prada barcelonista que la sensatez de un tipo cuerdo. Por lo demás, más de lo mismo, es decir, otro ser humano que se disfrazaba de árbitro para echar la tarde y un penalti no señalado, con la correspondiente expulsión que pasará a la inagotable lista de agravios, conspiraciones y lloriqueos variados con la que nos amenizará la TDT de la camiseta en las próximas jornadas. Dos a cero, Pinto de portero y la vuelta en Anoeta casi a título de inventario, que para eso ya nos hemos encargado entre todos de cargarnos la Copa del Rey. Tras la sequía navideña, nos hemos metido entre pecho y espalda un empacho de partidos que más de un jugador tenía que preguntar en qué ciudad estaban y si el partido de la noche era de los de tres puntos o de ver quién marca más goles. Y como estos tipos de la Liga y de la Federación son tan graciosos y eficientes, habrá que esperar hasta el 19 de abril para conocer al campeón copero. Y todos tan contentos, que tenemos tiempo de sobra para vender el nuevo partido del Milenio.

Sobre el autor @TabernaMou
¡Bares, qué lugares! Tres cosas tienen en común estos templos del saber: la ensaladilla fosilizada, una buena estaca disuasoria para los simpas y las apasionadas discusiones deportivas. Esto quiere ser la Taberna de Mou, un lugar de encuentro para hablar de deporte sin límite de edad, sexo y condición. Bienvenido, te estábamos esperando

otros blogs del mundial