img
The Fucking Master of the Universe
img
@TabernaMou | 31-10-2013 | 09:55

Quien espere en estas líneas una feroz crítica contra Joseph Blatter, que no siga leyendo. Un tipo como este, que lleva prácticamente toda su vida viviendo como un jeque del fútbol, arrasando en cada elección a presidente de la FIFA, haciendo y deshaciendo a su antojo, disfrutando del lujo, el dinero fácil, comiendo y bebiendo exquisitos manjares a costa del bolsillo ajeno y sometiendo a su corrupta voluntad incluso a gobiernos soberanos, tiene que ser necesariamente un tipo digno de la más profunda admiración. Como diría Wyoming, Joseph Blatter es el Fucking Master of the Universe.


Una recomendación: lean con detenimiento el artículo de Juan Gómez Jurado en Grada360 sobre el Mundial de 2022 de Qatar: derechos humanos pisoteados, riesgo grave para la salud de los deportistas, explotación cruel a los trabajadores que construyen los estadios… Por no hablar del fiasco que puede resultar, si nadie lo remedia, el mundial de Brasil, en el que se ha tenido que aplazar incluso la venta anticipada de localidades. Eso sí, la FIFA organizaba el pasado mes de mayo su Congreso anual en las paradisiacas Islas Mauricio, en el centro del Índico africano, con 1200 invitados para los que se cerraron lujosos hoteles y resorts de seis estrellas, de los de 300 euros la noche. Mientras tanto, ahí está el venerable Papa Negro del Fútbol, cocido como un escocés en una noche de viernes, para maltratar el estilo Chiquito de la Calzada parodiando a Cristiano Ronaldo, su cuidado tupé y los gastos que el astro blanco tiene en peluquería.
Y aquí nos tienen a todos, como borregos cabreados, lanzando barbaridades contra el suizo de marras, pidiendo explicaciones, excusas, cabezas y responsabilidades por la terrible ofensa a Cristiano Ronaldo. Todos menos, claro, el vicepresidente de la FIFA, otro Master of the Universe, que lleva a cosido el trasero a la poltrona de la Española desde hace tantos años que es difícil acordarse. Suponemos que Angel Villar prefiere seguir disfrutando del Sugar Beach Hotel de Île Maurice que meterse en líos con su jefe por el chaval de la gomina. La mayoría haría exactamente lo mismo. Así que, aquí nos tienen, ocupados y preocupados por un vejete simpático que no pasaría en años un control de la Guardia Civil, por los gastos de peluquería de un futbolista de élite, mientras el Mundial del año que está en el aire y el de 2022 se está organizando en medio de un desierto en el se trata mejor a los camellos que a los seres humanos ¿Es o no es Sepp Blatter un fenónemo?

Sobre el autor @TabernaMou
¡Bares, qué lugares! Tres cosas tienen en común estos templos del saber: la ensaladilla fosilizada, una buena estaca disuasoria para los simpas y las apasionadas discusiones deportivas. Esto quiere ser la Taberna de Mou, un lugar de encuentro para hablar de deporte sin límite de edad, sexo y condición. Bienvenido, te estábamos esperando

otros blogs del mundial