img
Despicable Me
img
@TabernaMou | 13-05-2013 | 08:35

Escuchado en la COPE: en el Madrid se temen que Mourinho no convoque a Casillas para la final de Copa para que, en caso de ganarla, impedir que suba al palco a recoger, como correspondería al capitán del equipo, el único trofeo al que puede aspirar el Madrid esta temporada. En cualquier otro club o de cualquier otro personaje, la noticia o rumor podría parecer descabellada o, incluso, una broma de pésimo gusto. Típico comentario soltado por periodista sin la menor ética o rigor, esos que ‘fichan’ a jugadores con la misma facilidad con la que olvidan sus meteduras de pata. La fuerza de la costumbre. Sin embargo, si de quien estamos hablando es del Real Madrid, en plena guerra de guerrillas y una de las peores gestiones de la Operación Salida del entrenador que se recuerdan -y el listón está bien alto, que con lo de Del Bosque, algunos se superaron a sí mismos- es creíble que por la perversa mente de Mou haya pasado la idea de dejar en casa a Casillas. A este extremo de bipolaridad hemos llegado.

De cómo se las gasta Mou tenemos sobradas pruebas. De lo que es capaz de hacer en su particular batalla por el integrismo, su integrismo, también. Pepe, sin ir más lejos, es el último ejemplo. El desprecio humillante con el que el entrenador blanco ha tratado a su ex protegido por cometer el delito de defender a su compañero Casillas es un caso de acoso laboral de manual. Sin embargo, a veces las circunstancias son juguetonas y provocan situaciones extrañas, como la surgida con la inesperada lesión de Varane, el nuevo niño bonito de Mou ¿Volverá Pepe al equipo? Jamás. Jugará Albiol en su lugar ¿Y si se lesiona también Albiol? Pues jugará mi perro o el portero de la puerta 54 del Bernabéu. Cualquiera menos Pepe. Menos mal que el mandamás o mandamal, según se mire, pidió, exigió, rogó un armisticio hasta el viernes noche. Ni puñetero caso le han hecho.
Esta Taberna ignora si esta última vuelta de tuerca anunciada sobre Casillas es un anuncio preventivo, por lo que pudiera suceder, o un aviso a navegantes, tipo globo sonda. Me explico. A veces, especialmente cuando una situación está muy enquistada y la guerra sucia ha llegado a un punto de no retorno en el que todo es posible, puede ser útil lanzar ciertos bulos para, paradójicamente, evitar que se conviertan en realidad. Alguien del club ha debido de pensar, con bastante buen criterio, que tal y como están las cosas, no se podía descartar una última maldad maestra de Mourinho hacia el capitán del equipo, algo tan despreciable como dejar fuera a Casillas de la convocatoria copera. Si esta posibilidad se filtra preventivamente, es posible que Mou meditara las consecuencias, dando marcha atrás. Bien tirada aunque, dados los antecedentes del personaje, poco efectivo. Mou es como Gru, el personaje de la película de dibujos animados, “Mi Villano Favorito”, “Despicable Me”, en inglés (El Despreciable de mí, traducido), salvo por un pequeño matiz: el personaje de la película, en el fondo, tiene buen corazón. El entrenador del Madrid…en fin. Juzguen ustedes mismos.

Sobre el autor @TabernaMou
¡Bares, qué lugares! Tres cosas tienen en común estos templos del saber: la ensaladilla fosilizada, una buena estaca disuasoria para los simpas y las apasionadas discusiones deportivas. Esto quiere ser la Taberna de Mou, un lugar de encuentro para hablar de deporte sin límite de edad, sexo y condición. Bienvenido, te estábamos esperando

otros blogs del mundial