img
Yo me meto, tú te metes, él se mete
img
@TabernaMou | 19-10-2012 | 05:56

No sé si has visto la foto de la senadora con Odriozola. Es gracioso, pero cuando se organizó todo el jaleo del registro, las conversaciones grabadas en las que la señora Domínguez no quedaba precisamente en muy buen lugar, muchos huían de ella como de la peste. El resto, ya lo sabes. Cagadas variadas en la investigación, errores de bulto en el procedimiento y caso sobreseído. A otra cosa, mariposa. Y luego llegó Londres, el batacazo del atletismo español en unos Juegos en los que no nos comimos una rosca, las elecciones a la presidencia del atletismo español y esos extraños compañeros de viaje que se suelen aparecer por el camino. ¿Lo dices por Odriozola y Domínguez? Evidente, hombre, ¿o no recuerdas qué hizo el presi en cuanto se destapó el escándalo de la palentina? Ya, claro, patada en el trasero y si te he visto, no me acuerdo. Pues eso mismo. 

Eso mismo es lo que sucede con Lance Armstrong, no creas. Ahora salen los que ‘yo ya lo sabía’ y los ‘mira que estaba claro que se veía venir’ de debajo de las piedras. Como moscones alrededor de su olor favorito. Todos sospechaban que el tejano era un tramposo del carajo, pero nadie logró cazarle en más de diez años de carrera profesional. Mira qué casualidad. Ojo, que el tipo debe de ser un fenómeno, que con lo que son para los chutes los gabachos, les ha engañado como a chinos en los siete Tours que ha ganado el tipo y mira que le hacían controles, eh, que le revisaban hasta las pestañas. Nada. Ahora le han dejado solo. Hasta Nike le ha dado la patada en el trasero. El tema apestaba demasiado y eso que dicen por ahí que los de las zapatillas habían puesto una pasta gansa a la UCI para que hicieran la vista gorda.

Y como estamos en tiempos en los que la marca España está de capa caída, aquí va algo de lo que poder presumir: ser el paraíso de los yonquis del deporte. Aquí los guiris no sólo vienen a tostarse bajo nuestro maravilloso sol o a agarrarse unas cogorzas de escándalo . También tenemos un selecto turismo que acude a nuestro país para centrifugarse la sangre, alterar su composición y dominar el noble arte de enmascarar toda la porquería que se meten por las venas. Un chollo, vamos. Además, como las investigaciones estaban perpetradas por discípulos aventajados de Mortadelo y Filemón, los jueces se veían obligados a cerrar en falso los casos descubiertos. Claro que lo mismo hay elecciones a la federación americana de ciclismo y alguien se acuerda de Lance, ¿no? No creo. Por allí son algo más serios que por aquí.

Sobre el autor @TabernaMou
¡Bares, qué lugares! Tres cosas tienen en común estos templos del saber: la ensaladilla fosilizada, una buena estaca disuasoria para los simpas y las apasionadas discusiones deportivas. Esto quiere ser la Taberna de Mou, un lugar de encuentro para hablar de deporte sin límite de edad, sexo y condición. Bienvenido, te estábamos esperando

otros blogs del mundial