Skip to content

Carta abierta al Sr. Eduardo Arasti, consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio.

2011 julio 18

Señor Eduardo Arasti,

Lleva menos de veinte días siendo, oficialmente, consejero de Innovación, Industria, Turismo y Comercio. Sin embargo, los ciudadanos ya le vamos imponiendo obligaciones.


No seré yo quien le diga como se tienen que hacer las cosas, pero le ruego por favor, considere todas las peticiones que desde este humilde blog le mando. No son sólo mías, son de gente que sabe más que yo, de gente que ha viajado mucho más que yo y que conoce más aeropuertos que los que un servidor conoce.


La primera petición es obvia: no se olvide del aeropuerto. Este año, si todo va bien, alcanzaremos por primera vez en la historia el millón de pasajeros. Pero este hito no le corresponde. Se alcanza el millón de pasajeros gracias a la gestión de su predecesor en el cargo. Podemos estar de acuerdo o no con sus ideas políticas, pero esto no se trata de ideologías, se trata del servicio al ciudadano. Y hay que reconocer que se ha hecho un excelente trabajo en este aspecto.


Cuando su partido gobernó en el pasado, el aeropuerto apenas movía 250.000 pasajeros al año. Actualmente mueve cuatro veces más. En un sólo día, hoy se superan las operaciones semanales que había hace ocho años. Demuestre que se equivocaron, que estaban haciéndolo mal. La forma más fácil de hacerlo es seguir impulsando nuevas conexiones, nacionales e internacionales, potenciar el turismo y la marca Cantabria en el extranjero e incluso me atrevería a decir que también deberían potenciar nuevas inversiones en el aeropuerto.


Estamos en tiempos de austeridad, pero no se equivoque, austeridad no significa congelación. Austeridad significa saber invertir bien el capital del que se dispone, no dejar de invertir. Austeridad significa dejar de crear empresas públicas innecesarias y cerrar las que ya han sido creadas. Austeridad significa dejar de lado proyectos que actualmente no son necesarios, que no van a generar ningún beneficio al ciudadano, y usar esos recursos para actividades que sí lo hacen. Y el más claro exponente de ellas es el Aeropuerto.


Actualmente, se invierten unos 4 euros por cada pasajero. Esas inversiones son necesarias, es necesario seguir impulsándolas y si así lo creen conveniente, aumentarlas. Dentro de unos meses tendrán que sentarse a negociar un nuevo convenio con Ryanair. No dejen chantajearse. Estoy seguro que veremos al señor Michael O’Leary pululando por el aeropuerto diciendo que va a cerrar muchas rutas si el Gobierno no les da dinero. Que no son rentables, que necesitan más apoyo, y que otros aeropuertos lo hacen mucho mejor. No se asuste, no desespere. Ellos son así. El aeropuerto ha demostrado tener potencial para mover pasajeros a todos los destinos que actualmente se operan. Busquen una tercera compañía que cubra destinos poco explorados (Europa del Este podría ser un buen comienzo), demuestren que es Ryanair la que necesita a Cantabria. Aunque no sea cierto. Entonces, todo cambiará. Ustedes estarán en disposición de pedir a cambio de dar, no tendrán que dar y aceptar las propuestas de Ryaniar. La cantidad que actualmente percibe Ryanair no está mal, pero tampoco sería descabellado aumentarla si a cambio aumenta con ello el número de destinos. Berlín, Estocolmo , Porto o Malta son destinos muy atractivos que seguro que funcionarían desde Cantabria. Pero también lo son destinos nacionales como Palma de Mallorca, Valencia o las Islas Canarias, contando estas últimas con muy buenas ocupaciones, por lo que el pedir un aumento en el número de frecuencias no estaría mal.


Pero como le he dicho antes, hay vida más allá de Ryanair. No hay que caer en el error de que “como X compañía ya opera en Bilbao/Asturias, no lo va a hacer en Cantabria”. No es así. X compañía opera en Bilbao/Asturias porque en sus vuelos buena parte del pasaje es cántabro. El no, lo tienen asegurado, por lo tanto no tienen nada que perder. Contacten con nuevas compañías, muéstreles los gráficos de crecimiento del aeropuerto, las nuevas instalaciones. Seguro que a más de una logra convencer. Por otro lado, establezcan relaciones entre el Ayuntamiento de Santander, el de Camargo, la dirección del Aeropuerto y ustedes. Entre todos sabrán buscar lo mejor para el Aeropuerto.


Tiene cuatro años por delante para demostrar que los ciudadanos hemos hecho bien cediéndoles el poder. Tiene cuatro años por delante para demostrar que ustedes son capaces de seguir impulsando el turismo, usando como motor principal el aeropuerto. Tiene cuatro años por delante para que el número de pasajeros en el mismo siga aumentando, al igual que el número de destinos y compañías. No los desaproveche.