Los guisantes, una legumbre de invierno.

Al terminar el cursillo de huertos urbanos organizado por el Ayuntamiento de Santander titulado Del Balcón a la Mesa, los participantes pudimos llevarnos como recuerdo una planta de las que habíamos cultivado haciendo prácticas de siembra, repicado y trasplante.
Al hacerse la distribución por el procedimiento tradicional de sorteo de ir sacando numeritos metidos en una bolsa, a algunos les tocó una maceta de lechuguitas ya creciditas, a otros una planta de ruibarbo que daba envidia verla, a otros una pequeña plantación de tajetes floridos, buenos para atraer insectos beneficiosos, y a otros, por no alargarnos más, unas caléndulas o unos brotes de menta chocolate que en su momento se reproducirían al llegar la primavera. Contamos esto porque fue de este modo como llegaron a nuestra casa unas matas de guisantes traídas desde el Parque de Altamira donde tiene los huertos urbanos el Ayuntamiento, que fue el espacio en el que hicimos la clausura del curso.

Los guisantes junto con las habas son una de las pocas leguminosas que pueden cultivarse en temporada de invierno, según las zonas geográficas, aunque también pueden darse en otras épocas del año. En nuestra comunidad autónoma, al disfrutar de un clima templado en la zona litoral, podemos sembrarlos a partir del mes de octubre hasta marzo o abril. En los siguientes meses también podemos hacerlo, pero tenemos que tener en cuenta que no les gusta el calor excesivo, lo mismo que tampoco los efectos del viento sur, por lo que tendremos que tener cuidado con ellos para evitar estragos.


Los guisantes son de ciclo vegetativo corto, de dos meses, lo que le permite dar un toque muy especial a nuestra terraza con sus flores invernales, y podemos cosechar guisantes frescos a partir de marzo, de un sabor mucho más intenso que los que compramos en el mercado o los que consumimos enlatados.

El cultivo de guisantes en nuestra ventana tiene dos inconvenientes:necesitaríamos muchas ventanas para poder sembrarlos y cosechar un buen plato de guisantes, y que al gato le ha gustado mordisquear los tallos.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.