Skip to content

La otra campaña de Chacón

2011 November 18
por

En Barcelona el PSC no existe. No en estas elecciones. El rostro de Carme Chacón, cabeza de lista por la provincia, ha sustituido a las siglas. Cada cartel, cada vídeo emitido ayer en el mitin de cierre junto a Rubalcaba, son una exaltación de su persona. Cualquiera diría que la ministra de Defensa se presenta, en realidad, a la presidencia del Gobierno.

La dirigente catalana, a la que se le suponen serias aspiraciones para liderar el PSOE, ha convertido la campaña en un asunto personalísimo. Tanto que ha llegado a decir eso de “aquí la campaña soy yo”. Así justificó su ausencia en el gran acto organizado en Málaga por el comité electoral de Rubalcaba para reivindicar el orgullo de ser socialista.

La fiesta, con José Luis Rodríguez Zapatero, vídeos de Felipe González y Guerra, y la presencia de los vascos Patxi López y Eduardo Madina se vendió como un acto de unidad intergeneracional. Pero tiene otra lectura interna: fue también un muestra de apoyo a Rubalcaba.

Para alguien que pretende entrentarse al exvicepresidente en el próximo congreso del partido, las prioridades eran obviamente otras.

La moral del alcoyano

2011 November 14
por

Pensé llamar a este blog ‘La moral del alcoyano’. No me voy a arrogar la autoría; el nombre surgió en una de esas charlas de redacción que sirven para aclarar ideas. Acabé por descartarlo para evitar herir susceptibilidades, pero realmente el dicho encaja como anillo al dedo a la campaña de Alfredo Pérez Rubalcaba. A una semana de las elecciones, las encuestas siguen situándolo a una distancia inalcanzable de Mariano Rajoy.
Los socialistas confían en que dentro esa enorme bolsa de indecisos que les quita el sueño (alrededor de tres millones de antiguos votantes) haya también “decididos vergonzantes”, como acertadamente los califica el colega de La Voz de Galicia Manuel Cheda. Quién sabe. Como su propio nombre indica, el voto oculto no se revela hasta el mismo día de las elecciones. Aferrarse a eso no deja de ser aferrarse a un clavo ardiendo. Y, sin embargo, quizá sirva para no caer en la tentación de ‘tirar la toalla’.
Seis actos, seis, ha tenido hoy Rubalcaba y tres de ellos de pequeño formato; paradas en pueblos camino a su mitin en Vigo para intentar convencer a los vecinos en cómplices de su campaña. Al PSOE se le ha caído la red del partido tras las elecciones municipales. Y no le ha quedado más remedio que tirar de todos los medios a su alcance: lo moderno (twitter) y lo antiguo (el mitin desde un cajón).
Porque Rubalcaba tiene la moral de un alcoyano, pero ha llegado a la conclusión de que con eso no basta. Pedro, Juan, Inés y Azucena, tu prima, tu hermano y la vecina del quinto tienen más credibilidad que él. Por eso quiere convertirlos en portadores de su mensaje. Se está formando una secta; son los Testigos de Alfredo.

El debate pasó; Rubalcaba ha vuelto

2011 November 10
por

Era el hito de la campaña socialista, la hora y meda larga en la que Alfredo Pérez Rubalcaba se lo jugaba casi todo. Y afortunadamente, para él, ya pasó. Después del debate televisivo con Mariano Rajoyel candidato del PSOE parece haberse quitado un peso de encima.  Ha vuelto a los actos de tamaño reducido, en los que se encuentra más cómodo, y con las mismas han vuelto también la agilidad en el verbo, los silencios como editoriales,  esa ironía rayana en la soberbia…En fin, la marca de la casa.

Los estrategas del partido decidieron arrancar con la artillería pesada los quince días de carrera final hacia… ¿La Moncloa? .  Querían calentar el ambiente y es probable que la táctica funcionara. Pero echando la vista atrás resulta evidente que los dos grandes mítines del fin de semana en Dos Hermanas, con Felipe González y Alfonso Guerra,  y Valencia, con el expresidente del Gobierno, añadieron una presión extra al ya de por sí tenso “líder”  del PSOE. “Uno no sabe el peso de la responsabilidad que implica ser el número uno hasta que no le toca vivirlo”, me comenta un dirigente socialista a la salida de un acto.

Rubalcaba no cree que ganara el debate. Pero no finge cuando dice que eso es lo de menos. Los suyos creen que tampoco lo perdió porque no cometió fallos garrafales y su objetivo  no era  brear a Rajoy sino  introducir dudas razonables sobre las intenciones de Mariano Rajoy en materias sociales tan delicadas como el pago de las prestaciones por desempleo, las pensiones o la financiación de la sanidad. En definitiva, llegar a los indecisos.

Lo conseguiría o no. El caso es que el examen ya está hecho. Alfredo, el tímido, se ha ido. Y el auténtico Rubalcaba ha vuelto. Lo demostró anoche, en Burgos, subido en una caja, haciendo un mini mitin al estilo demonómico para aquellso que se habían quedado sin sitio en el pabellón Lavaderos de Burgos. El PSOE regional pecó de conservador  y organizó un acto con capacidad para 1.500 personas. Pero los de la calle, en el fondo, se quedaron con lo más divertido.

Vea el vídeo AQUÍ

A la prima qué le importa el color de la corbata

2011 November 7
por

Cuando el diablo no tiene qué hacer, con el rabo espanta las moscas. Y cuando un periodista político no tiene información relevante que echarse a la boca, se transmuta en periodista de moda y le da por hablar de corbatas. Es un tema como otro cualquiera. Dudo yo que el hecho de que Rubalcaba la lleve roja, azul o con pintitas amarillas al debate de esta noche en el Palacio Muncipal de Congresos vaya a influir algo en el resultado electoral. Y aún más dudo de que semejante detalle pueda afectar al futuro de España. Pero así es la vida.

Mientras el candidato socialista preparaba esta mañana su intervención frente a Rajoy, la prima de riesgo de Italia subía a máximos históricos. Eso sí que es estar al borde del abismo. Oye, que igual alguien ha preguntado a Berlusconi qué traje se va a poner para anunciar su dimisión o si antes de comunicarnos que nos vamos todos al guano va a volver a pasar por el cirujano para que adapte su rictus de ‘jocker’ a la gravedad de la ocasión. No digo yo que no, pero a mí, personalmente, no se me habría ocurrido.

Pues que lo sepan, no me queda otra que contarlo: Rubalcaba llevará un traje sobrio. Lo decidió probablemente sin dedicarle al asunto ni medio segundo. Porque al dirigente socialista le repatea las tripas que le intenten convencer de que su aspecto físico puede afectar a su capacidad de convencer de algo a los ciudadanos. Cuando sus asesores le pidieron que se olvidara de la corbata en los mítines hizo una pedorreta, cuando le dijeron que sus vaqueros son un poco de abuelo se encogió de hombros y dijo “tengo cuatro, todos iguales y para mí son modernos: los compro en una tienda debajo de casa”.

A lo mejor hay quien querría que el candidato a la presidencia del Gobierno se pareciera más a George Clooney o que comiera cosas más glamourosas que una ensalada, un filete de pollo con patatas y un kiwi -sí, de su almuerzo también hemos dado cuenta-, pero con la que está cayendo yo casi prefiero que me diga cómo diablos cree que vamos a salir de esta. Aunque se parezca al hermano feo de Chewbacca.

 

Alfredo, el tímido

2011 November 6
por

Pues sí,  que resulta que Rubalcaba es un hombre tímido. Que se pone nervioso cuando tiene que hablar ante mucha gente, que le tiemblan las canillas cada vez que se enfrenta a un auditorio ansioso por disfrutar de su verbo rápido, de su chispa, de esa sagacidad que le ha hecho famoso… ¡Que el tío sufre!  

Ha tenido que llegar una campaña electoral para que una, que tenía al candidato socialista por un hombre capaz de torear con la mano izquierda en el peor de los ruedos, descubra que a él también le pasa lo que nos pasa a muchos. Que incluso en los mítines hay quien le grita “¡habla más alto!”. Y él, en tono casi avergonzado, susurra: “…¿más alto?”. Y lo intenta. Y, de verdad, que esto es casi como cuando descubres que los ricos también lloran.

¿Alguien se había imaginado alguna vez a un Rubalcaba apocado? Pues recuperen ustedes el vídeo del mítin que protagonizó el sábado en Dos Hermanas con Felipe González y Alfonso Guerra. Ahí está él, confesando que con gusto habrái prescindido de velódromos y grandes polideportivos, que lo que quería era una campaña de andar por casa, no sé, así como de tú a tú. Y que tuvo que llegar el antaño todopoderoso exvicepresidente del Gobierno, ‘showman’ profesional donde los haya, a leerle la cartilla con un ‘anda, niño, espabila que así no te comes un colín’.

Que Fouché socialista, que si Maquiavelo se queda corto…Y llega hoy a Valencia, cuando el líder de ‘Tequila’ calentaba el ambiente con su versión de ‘Hoy puede ser un gran día’, y ahí se queda clavado, mirando con una sonrisa incómoda, incapaz de arrancarse un baile, demasiado consciente de que es el centro de todas las miradas. ¡Que resulta que las masas son su ‘kryptonita’

…”De verdad, ya sé que me queréis mucho, pero es que trato de entender lo que me decís y como no lo entiendo me pierdo”, dice ante un público participativo.

-“¡Guapo!”

-“No, eso me lo decía mi madre hace mucho tiempo.. no hace falta que te pases compañera…”

Estas cosas sorprenden. Pero, qué quieren que les diga, también humanizan.

Y al primer día…descansó

2011 November 4
por

Empieza la campaña y Alfredo Pérez Rubalcaba se encierra en su despacho. Le ha bastado con bajar un ratito a la planta baja de la sede del PSOE, en la calle Ferraz y dar un pequeña charla a los voluntarios de su partido para dar por concluida la jornada, al menos, en lo que a actos se refiere.  El candidato socialista lleva cuatro meses recorriendo España. No tuvo vacaciones de verano y, probablemente, se haya olvidado de lo que uno puede llegar a hacer en un fin de semana ocioso.  Pero hoy, cuando los periodistas que seguiremos su tournée ya estábamos dispuestos a liarnos la manta a la cabeza y empezar a contar kilómetros, nos hemos quedado en el dique seco.     

No es que descanse en sentido estricto, es que hoy toca preparar el debate electoral. Rajoy suspendió el acto que tenía el domingo , pero él viajará a Sevilla y a Valencia en los dos días del fin de semana. Vistos los datos del último CIS, le habrán entrado ganas de no molestarse. Con ‘caso de los trajes’ o sin él, el PP sigue consolidando su mayoría en la Comunidad Valenciana: sube un escaño por tres que baja el PSOE. En Andalucía,  feudo historico y territorio clave para el 20N, el escenario es aún peor. El barómetro del instituto público vaticina un vuelco en toda regla de los resultados obtenidos en 2008, cuando Zapatero logró 36 diputados  frente a los 25 de Rajoy. Ahora cambian las tornas. 

 Ya lo decía hace unos días una alta dirigente socialista, con sonrisa resignada, “con la suerte que tenemos, lo peor puede pasar”. Hasta ahora, así ha sido. Por si la cifra del paro conocida ayer no era suficientemente mala, llegó la juez de Lugo y elevó al Supremo el caso en el que el empresario gallego Jorge Dorribo señala a José Blanco como receptor de sus pagos ilegales. Para rematar la jugada el CIS sacó hoy de su cocina un plato con sabor amargo. Hace un día negro en Madrid. Y Rajoy anda en algún otro lugar.