Blogs

Guillermo Balbona

Fuera de campo

Labia de superhéroe

Deadpool 2

2018 111 min.EE UU. Dirección: David Leitch.
Guion: Rhett Reese, Paul Wernick, Ryan Reynolds (Cómic: Rob Liefeld, Fabian Nicieza).
Música: Tyler Bates. Fotografía: Jonathan Sela.
Reparto: Ryan Reynolds,  Josh Brolin,  Zazie Beetz,  Morena Baccarin,  Julian Dennison, T.J. Miller,  Karan Soni,  Brianna Hildebrand,  Leslie Uggams,  Jack Kesy, Eddie Marsa.
Género: Acción | Salas: Cinesa y Peñacastillo

Las líneas rojas entre la provocación, la verborrea, el cinismo y la sátira son tan pronunciadas como borrosas. Entre ellas se mueve sibilino, procaz y lenguaraz este superhéroe a su pesar, lúdico e irónico, que juega con los iconos, se ríe de casi todo y se torna desmitificador, mientras exaspera y agota al más paciente y calmo. Si uno entra en el personaje dejándose llevar, quedará enganchado. Si no, prepárense para ser zarandeados. En su segunda entrega, más bien reaparición, entre resurrecciones y parodias sobre la necesidad de reinventarse más allá de la muerte, en competición con otros superhéroes, ‘Deadpool’, sarcástico y a veces lacerante, se muestra ahora caótico y anárquico. Una vez conocidas sus señas de identidad, dedica su secuela a afrontar una serie de aventuras letales acompañado de lo que podría ser la versión siglo XXI de la parada de los monstruos: un festival de criaturas entre mutantes humanos, bichos digitales y mestizaje exuberante, todo ello tan híbrido como desmesurado. Como corresponde a su identidad, acción y fantástico se intercambian imágenes y estética pero lo que hace diferente a ‘Deadpool’ es esa tendencia a exceso deslenguado, tras el que vibra un juguetón reventador de escenas entre la  ampulosidad visual, el desparpajo escatológico, deslenguado y furioso en una sucesión de dianas verbales. De cáustica lengua, retorcido, hiperviolento, juega más con los genitales que con el ingenio. Visualmente su mosaico es pop, excesivo, subversivo, el protagonista habla directamente a la cámara al espectador y se permite paréntesis jocosos, autoparódicos entre un mar de citas, autocitas, referentes, alusiones  a otros personajes y una transgresión que nunca llega a la ofensa. Ryan Reynolds subraya de nuevo con desparpajo esta cara canalla y cuenta como director a su servicio a David Leitch, quien funde con el personaje toda su parafernalia crispada y expresiva como demostraron su ‘John Wick’ y, más recientemente, ‘Atómica’, mientras prepara un nuevo ‘Fast and Furious’. La parte más atractiva reside en la transformación del bocazas en líder del metalenguaje y el camuflaje de géneros.  Su nueva incursión es más divertida que atractiva, quizás por que ya se ha perdido el factor sorpresa con el que jugaba su primera aparición. Hay algo diferente, a modo de perfume saturado, que hace entrañable al personaje pese a que esta sea una entrega más sangrienta y escatológica. Ritmo, humor y dolor, súperpoder y sátira se conjugan bajo la máscara de este desafiante personaje que cuanto más salvaje se revela, es más hilarante. Aunque imparable, no sea consciente de ello, el filme pierde por acumulación y gana cuando el personaje insiste en su recital de cháchara y locuacidad incesante.

Temas

2, critica, deadpool, trailer

Guillermo Balbona comenta la actualidad cinematográfica y los estrenos de la semana

Sobre el autor

Bilbao (1962). Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense. Ser periodista no es una profesión, sino una condición. Y siempre un oficio sobre lo cotidiano. Cambia el formato pero la perspectiva es la misma: contar historias.

May 2018
MTWTFSS
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031