img
Fecha: February 14, 2018
Parque temático de la tristeza
Guillermo Balbona 14-02-2018 | 10:01 | 0

The florida project
2017 115 min. EE UU. Dirección: Sean Baker. Guión: Baker, Chris Bergoch.
Fotografí: Alexis Zabé.
Reparto: Willem Dafoe,  Brooklynn Prince,  Bria Vinaite,  Caleb Landry Jones,  Mela Murder, Valeria Cotto,  Christopher Rivera,  Macon Blair,  Sandy Kane, Karren Karagulian.
Género: Drama. Salas: Groucho.

Posee un alegre desprendimiento y una honda tristeza. En realidad, es la espalda de Disneyworld, un paisaje marginal, derrotado, en el que se aúnan y funden criaturas frustradas, vidas rotas, familias fragmentadas, personajes fronterizos, expulsados del sistema…Este no lugar, con alojamiento pasajero pero también como asidero último durante el naufragio de la crisis, relata sus particulares crónicas de motel y muestra el cielo y el infierno de la infancia. ‘The Florida project’ es un subparque temático, un territorio donde han acampado los sueños rotos y las miradas cubiertas de niebla. Sean Baker, uno de los pocos a los que la etiqueta de cineasta independiente se le ajusta como un guante, director que ya sorprendió con filmes como  ‘Tangerine’, crea este cuento de niña traviesa y pícara que a veces se obliga a ser adulta. Al artificio de la fantasía Disney de su parque en Florida se le contrapone esta isla amarga del sueño americano, desnudada por algunos de los excelentes travelling de Baker sobre los niños y el complejo de habitaciones de este antiparaíso de comida basura, de comida recogida en la basura, de gente sin rumbo, de supervivientes sin techo fijo. El microcosmos está elaborado con una fotografía de colores pastel, de chicle de fresa, de anuncios chillones varados en un desierto de ilusiones desmayadas. Es un filme hermoso y profundamente triste en cuyos resquicios se cuela y se pierde la infancia con sus juegos prohibidos, sus límites y ecosistemas en los que la autenticidad, la pérdida frente al patetismo adulto mantienen un extraño diálogo. Una película de tránsitos, con una mirada renovada entre un retorcido neorrealismo, un costumbrismo de detalles y una intención falsamente documental y coral. Hay una constante atmósfera de atracción y repulsión en la descripción de lo cotidiano. La niña, Brooklynn Prince, y el encargado del motel, encarnado por Willem Dafoe, ambos absolutamente magistrales, son los héroes de esta Alicia en el país de las antimaravillas. Ella crea su propio parque temático integrado por pobres y seres marginales, donde se da cita lo residual de una sociedad que esconde bajo la alfombra lo que no quiere ver. Y él, un guardián del orden de la redención, trata de que el caos no devore a su hábitat. Un filme de melocotón y arándanos, de helados y mentiras. El cineasta de ‘Prince of Broadway’ construye, a través de una textura especial, un pequeño reino despojado en el que habitan miedos y princesas sin trono. Es la crisis, idiota, pero es también, y sobre todo, un trozo de vida que se queda pegado en la garganta antes de que se lo trague el tiempo o de que la memoria nos traicione. Un hermoso cuento amargo de verano para corretear detrás de espejismos, sombras y monstruos.

Ver Post >
Sobre el autor Guillermo Balbona
Bilbao (1962). Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense. Ser periodista no es una profesión, sino una condición. Y siempre un oficio sobre lo cotidiano. Cambia el formato pero la perspectiva es la misma: contar historias.

Otros Blogs de Autor