img
¿Se imaginan al Niño poniéndose otra vez el pijama de rayas?
img
esplendorenlahierba | 07-06-2013 | 12:35

7 de junio. Suena a utopía, pero puestos a soñar como un niño… El Atlético busca un 9 y Fernando Torres no tiene asegurada su taquilla en Stamford Bridge, según los mourinhologos  y los tabloides ingleses. Está claro que la empresa es complicada, pero tiene tintes románticos. La operación Falcao ha dejado finalmente 20 millones de euros limpios de polvo y paja en la tesorería colchonera. Este es el presupuesto que  hay en la ribera del Manzanares para acometer la contratación de su nueva referencia en el ataque.

Los primeros intentos han pinchado en hueso. El Liverpool ha pedido 40 millones de euros por Luis Suárez, el primero de la lista. El Aston Villa se ha desorbitado en el traspaso de Benteke y se ha descolgado con 47 kilos. El Sevilla remite a los 25 de la cláusula de Negredo. Las opciones de Osvaldo (Roma) y Villa se ajustan al presupuesto, pero no son nombres que enganchen a la parroquia: 20 por el argentino y 16 por el asturiano. El del Niño ni lo cuento.

Volvamos al principio. El Niño ya roza la treintena. Con 29 años lo ha ganado todo: Un Mundial, dos  Eurocopas, una Champions, una Europa League. Tiene una asignatura pendiente: conquistar un título con el Atlético  y celebrarlo con Neptuno. Cuiosamente, la entidad del Manzanares colecciona títulos en sus vitrinas desde que El Niño dejó de vestir la rojiblanca: dos Europas League, dos Supercopas de Europa y una Copa del Rey. El Niño y el Atlético se deben una.

Un traspaso a la baja… o cesión

El delantero no descarta  un regreso a sus raíces. Así lo ha manifestado en más de una ocasión. Pero está claro que ahora no depende de él. Habría que esperar hasta 2016 cuando acabe su contrato con el Chelsea. Pero la remodelación de Mou con los blus puede acelerar los acontecimientos.

En Inglaterra aseguran que Roman Abramovich estaría dispuesto a traspasar a Torres por 35 millones. Atrás enero de 2011 cuando el ruso pagó 59 millones por su contratación. Rafa Benítez ya se ha movido y piensa en reclutarle para el Nápoles como sustituto de Cavani, al que le han tirado los tejos varios pretendientes.  Estamos a principios de junio, pero  ¿qué pasará si avanza el verano y nadie viene con la pasta por Torres? Al Chelsea no le interesara tener de morros a Mou. La posibilidad de un traspaso a la baja o una cesión quedaría abierta. Sólo habría que correr con los gastos de los de 9,6 millones de su ficha… o echar el resto para ver de nuevo al Niño poniéndose el pijama de rayas.

Habrá que esperar a  futuros movimientos en el mercado futbolístico. Esto no ha hecho más que empezar. Ya lo escribí en mi primer blog en Grada 360. Verano de nueves,  año de bienes. Todos los grandes del fútbol europeo buscan un delantero que facturen un buen número de goles. Falcao iba a ser la espoleta del mercado. Cerrado su traspaso  toca mover ficha al resto.