Skip to content

Un niño de 10 años pide paso

2012 July 26
por
Mientras Ryan Lochte y Michael Phelps velan armas para el duelo que este sábado librarán en los 400 estilos, que marcará con toda seguridad la batalla que mantienen por ver quién será la estrella de Londres, un niño de 10 años, de la ciudad de Cincinnati, empieza a asomar la patita para presentar su candidatura como la figura de la natación del futuro. El mundo acuático de los EEUU lleva una semana en estado de excitación, después de que el pequeño Carson Foster lograra dos proezas que invitan a pensar que estamos ante el nacimiento de un genio. Por un lado, se ha convertido en el nadador más joven de la historia que consigue bajar de 30 segundos en los 50 mariposa. Insisto, 10 años. Miren a los niños en las piscinas públicas de sus localidades y verán cómo nada un chico a esta edad para hacerse una idea de la gesta de este chaval. Y por otro, ha batido un récord mundial para chicos de 10 años que aún ostentaba Michael Phelps desde hace 16 años. Sólo 10 años, todo un renacuajo, y ya hace los dos largos de la piscina larga a mariposa en un minuto y siete segundos. Phelps se presentó en los Juegos Olímpicos de 2000 en Sidney como el más joven nadador masculino con 15 años de edad. Sorprendió por su precocidad, pero quién sabe si dentro de cuatro años, en Río de Janeiro 2016, Carson Foster bate otro récord del tiburón de Baltimore.