img
Fecha: noviembre 25, 2017
Chorizo de Pamplona con margarina
Diego Ruiz 25-11-2017 | 8:45 | 0

En este país de contrastes en cuanto a la alimentación se refiere, hubo una época en la que nuestras madres se empeñaron en darle más valor nutricional del que tenían a los bocadillos de la merienda. No les bastaba con que en la media barra de pan con la que nos mandaban a jugar a la calle hubiera unas cuantas lonchas de chorizo, de mortadela, de salchichón, de jamón de vez en cuando, o una onzas de chocolate con leche. No. Les debía parecer que aquel bocadillo obligatorio de las seis de la tarde tenía poco que aportar a nuestros cuerpos, más flacos por la actividad física y las locas extravagancias que producían las neuronas adolescentes que por cualquier otra pamplina. Así que a nuestros embutidos se les añadió, por entonces, una potente ración de margarina, un producto que ya empezaba a sustituir a la mantequilla en muchos desayunos. Este producto inventado por un químico francés por encargo del propio Napoleón, se vendía como más saludable, con altas dosis de vitamina A y D, y muy pocas calorías. Un ‘unte’ que se conservaba mucho mejor que la mantequilla y que, además, costaba bastante menos. Algo muy importante en unos años en los que en España no se estaba para despilfarros.
Por entonces, también, se hacía paso, a grandes zancadas, el pan de molde. Algo más caro que las hogazas que salían de los hornos más prestigiosos de Cantabria, pero más funcional, por aquello de no había que cortarlo y porque duraba varios días sin ponerse duro. A nuestras madres, el pan de molde les parecía de mayor categoría que el richi o la viena.
Recuerdo aquel mítico bocadillo de chorizo de Pamplona con el pan untado de margarina. Todo un mar de grasas que no se digería ni con tres partidos de fútbol sin tiempo adicional alguno. Y que nadie subiera a casa sin habérselo comido todo, que contra el disparo de la zapatilla nunca había un certero quiebro de cintura.

Ver Post >
Sobre el autor Diego Ruiz
Santander 1960. Universidad de Cantabria. Sección de Deportes, Cantabria en la Mesa y, a veces, algo de toros. En la redacción de EL DIARIO MONTAÑÉS desde 1984 pasando por casi todas las secciones.

Otros Blogs de Autor