img
La trampa de Mayweather
img
contralascuerdas | 06-02-2014 | 21:03

No es un secreto que Floyd Mayweather maneja bien los tiempos tanto dentro como fuera de las dieciséis cuerdas. Sin embargo, en una nueva vuelta de tuerca más propia de un genio del marketing que de un boxeador de elite.

Si algo se le achaca al americano, con un inmaculado récord de victorias, es que tiende a huir de los mejores rivales en el momento en el que se encuentran en el momento más álgido de su carrera, con una mención especial a Manny Pacquiao, de quien no quiere ni oír hablar.

Ahora, después de un fracaso estrepitoso de PPV frente a Robert Guerrero y de la pelea más millonaria de la historia frente a Saúl Canelo Álvarez (y que sin embargo fue absolutamente decepcionante), Mayweather busca a su siguiente rival.

Desde muy pronto sonó el nombre de Amir Khan, que por méritos no se merece una velada semejante pero cuyo estilo y velocidad prometen alguna emoción más fuerte que la velada ‘The One’. La eclosión de Marcos Maidana después de acabar con el invicto Adrian Broner elevaron al argentino en la lista de posibles rivales de Floyd.

Ha sido ahí cuando Mayweather ha visto el cielo abierto. Él y su entorno consideran a Khan y Maidana rivales muy asequibles, y han aprovechado la disyuntiva para abrir una encuesta. ¿A quién prefiere el aficionado, al británico o al sudamericano?

Dentro de la encuesta, que marcha muy cercana al 50% para cada púgil se esconde la verdadera argucia. Abriendo el nombre de su siguiente rival al público ha conseguido que los aficionados se peleen para ver quién es mejor, el ‘chino’ o Amir, y así olvidarse del resto de nombres que sí podrían suponer una amenaza mayor para Floyd.

En esta decisiva semana nadie habla de Provodnikov, de Erislandy Lara… ni siquiera de Pacquiao, que ya ha cerrado su segunda pelea frente a Bradley. Mayweather ha enseñado el queso y ha escondido muy bien la trampa.