Skip to content

La refundación de Mas

2012 December 20
por Rodrigo Ponce de León / Colpisa

Más traiciones se cometen por debilidad que por un propósito firme de hacer traición

François de La Rochefoucauld

Artur Mas se empeña en el viaje a ninguna parte. En lugar de dimitir tras los pésimos resultados electorales, el líder de CiU se ha entregado a los independentistas de ERC (a cambio de la presidencia de la Generalitat) en busca de la consecución de la volátil gloria que otorga la lucha por la consulta por la autodeterminación, su particular caza del kleos. No hay nada nuevo en la vieja historia del supuesto héroe convergente y su gesta por el Estado catalán.  Pero para entender mejor su rocambolesca actuación recomiendo la lectura de Eneida, de Publio Virgilio,  edición y versión de Alfonso Cuatrecasas para Mondadori, donde son absolutamente reveladores los comentarios sobre la obra de Jordi Balló y Xavier Pérez, profesores de Comunicación Audiovisual de la Universidad Pompeu Fabra, bajo el título La refundación de la comunidad. 

 Artus Mas es un Eneas fallido, que solo absorbe del héroe sus peores defectos y amplía sus concupiscentes atributos. Como definen Balló y Pérez a Eneas, Mas es “un hombre que pasa por el dolor de la derrota” con la pérdida de 12 diputados en los comicios autonómicos del pasado 25 de noviembre (con 50 diputados CiU fue la formación más votada), tiene “la vergüenza de ser un superviviente” y no dimitir ante la debacle de su apuesta por una “mayoría excepcional” no refrendada en las urnas, ha caído en  “la tentación erótica que lo aleja de su comunidad” al enrolarse en una relación incestuosa con ERC a pesar de las reticencias de sus votantes, arenga la falsa idea de la “supervivencia” como génesis de la necesaria refundación, tiene “la vigilancia divina de un mandato al que no puede escapar”, que pende sobre él -y sobre buena parte de la cúpula de Convergencia- en forma de supuestas acusaciones de corrupción y utiliza  “la diplomacia articulada sobre un asentimiento ambiguo” del derecho a decidir y el diálogo cuando en realidad cuenta con “destreza en el combate” y al igual que Eneas, Mas engaña a la población con su plan de dura ruptura disfrazado de “armónica convivencia” con fecha de caducidad: 2014.