Cóbreces mi pueblucu « Doña Mary »

¿Que tal madre?  Doña Mary… así te distinguían todos en Cóbreces. ¡Que bien sonaba en nuestros oídos! ¡Doña Mary!  Dos palabras para expresar el respeto, la admiración y el agradecimiento. Que no quede duda, mi madre, Doña Mary fue una gran señora.

Seis largos años han pasado ya, desde que te fuiste.

¿Te acuerdas, madre?, el año pasado te decía que, tal vez, iba a  volver a Pujayo pero fue imposible. Me pasé el mes de vacaciones trabajando sin parar y apenas si salí de la “Utrera”. Menos mal que Sergio, tu nieto, mi sobrino, me echó una mano, que digo una mano, un “brazao” de lo contrario me hubieran tenido que traer a Estrasburgo en coche cama.

 

 

 

 

 

 

 

 

Este año tengo pocas cosas que contarte. 2012 Ha sido un año  sin grandes acontecimientos. Cierto que las cosas  no van nada bien en España; que el trabajo escasea cada vez mas y que la vida es cada vez mas dura. Hay que hacer prodigios para llegar a finales de mes pero con un poco de buena voluntad atrás  se ha quedado.

2013 puede que sea mejor, ye te contaré la próxima vez.

¡Naturalmente! todos vamos siendo un poco mas viejos, yo el que mas, pero  por aquí seguimos. Tus hijos van todos bien. Tus numerosos nietos cada vez más gallardos y ocupados a forjar, cada uno, su propia vida. Tus biznietos cada vez más guapos y más traviesos. Da gusto verlos brincar como corzos felices, risueños. Los mas grandes hechos unos mozos envidiables, admirados por donde quiera que van.

Unos y otros son el orgullo de sus padres, de sus abuelos y de sus tíos abuelos.

¡Te acuerdas de Paula, claro!  Hace un montón de años que se ocupa de mí con todo su cariño. El pasado mes de abril, el 21 exactamente, después de 27 años de complicidad, decidimos decirnos “SI” para el resto de nuestra vida. Fue una ceremonia simple, humilde, pero  cargada de emoción y sentimientos. Ahora, con unos hermanos como los que tu me diste y una mujer afectuosa ya no tengo miedo por los próximos años. Javier, tu hijo, mi hermano, la toma el pelo porque dice que Paula no sabe hacer tartas. Nos reímos un montón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Revolviendo papeles para la boda, encontré un croquis tuyo, que papa había hecho antes de que yo viniera al mundo. Está hecho en 1938, el 10 de septiembre concretamente, en Santa Bárbara, ¿te acuerdas? No me extraña que se enamorara de ti. ¡Estás guapísima!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En una de tus incursiones por  los lindes de la eternidad  asómate y piensa en nosotros, en los más jóvenes, principalmente.  Tu familia te necesita.

Un fuerte abrazo y hasta pronto, madre.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.