img
La editorial digital Ebookprofeno reúne doscientas ‘centellas’ de Neorrabioso
img
Javier Menéndez Llamazares | 13-02-2015 | 10:55

Manual de desobediencia

 

Título: Centellas. Autor: Batania/Neorrabioso. POESIA. Edit. ebookprofeno, 2014. 224 pág., descarga libre

Tal vez no queramos acordarnos, pero antes facebook ya se escribía en los muros. Mucho antes, incluso, de los grafitis, y hasta de los vítores, porque incluso las tapias de Pompeya se conservaron pintadas bajo. Y es que las paredes siempre fueron uno de los medios de comunicación más directos entre el ‘escritor’ y sus ‘lectores’, un soporte que no precisa de demasiada industria para divulgar su mensaje. Más curioso resulta, eso sí, que en plena era de excitación tecnológica la poesía, más que pasar del papel a la pantalla, tome las calles, y en el sentido más literal del término.

Así llegó a muchos de sus lectores el vizcaíno Alberto Basterrechea, Batania, cuyas palabras retumban en muchos muros de Madrid desde hace unos años –más o menos, cuando los ciudadanos tomaron la Puerta del Sol–, en forma de grafitis firmados como ‘Neorrabioso’: «Liberqué, igualiquién, fraternicuándo» o «Faltan homo ludens, sobran ogro sapiens» son algunos de los más célebres. Claro que también, como manda el siglo, internet serviría para publicar sus versos minimalistas y para hacerles de caja de resonancia, replicándose en las redes sociales.

Y para un autor singular, qué menos que una apuesta editorial a su altura. Si diría que el proyecto de Ebookprofeno, comandado por los poetas Sol Kabañas y Felipe Zapico, es la trasposición del punk al mundo digital, convenientemente tamizado por la revolución popular del 2011. Más que producir, proponen libros que se mueven en digital pero pueden convertirse en papel; eso sí, mediante la técnica del ‘hazlo tú mismo’, ese espíritu de la época del imperdible y la cresta. Porque estas ‘recetas’ en forma de ebook pueden descargarse para imprimir, y adjuntan unas sencillas instrucciones para encuadernarlas artesanalmente, en una especie de rito reverencial de bibliofilia, pero respetando la conciencia ecológica y austera que los tiempos precisan. Eso, respecto a la técnica; sobre el contenido,  el lema de la editorial no podía resultar más explicativo: «Publicamos a personas que sienten, padecen, estallan, cuentan, arrastran, comunican y conmueven». Tres mil descargas en cuatro días del libro de Batania parecen darles la razón.

‘Reniego de los humanos: solicito un pasaporte de pájaro’ es el título de esta colección de ‘centellas’ de Batania/Neorrabioso, que en alguna ocasión se ha definido a sí mismo como «poeta víscera, ladilla de Homero» y «cisne con paperas de la poesía panhispánica». Las ‘centellas’ no son otra cosa que brevísimos poemas, que casi parecen aforismos, que el poeta iba publicando en su blog y que reúne en esta edición. Doscientos destellos, iluminaciones con las que va trazando una suerte de cartografía ideológica en la que bien podría trasponerse el sentir de una buena parte de la sociedad española actual, organizadas en cuatro bloques temáticos –la rebeldía, lo social, el amor y la poesía–, y que literariamente juega con la sorpresa, bien en lo semántico –«Nos hemos quedado en globalizados. / Nosotros que soñábamos / con ser universales»– o con lo fonético –«No nos confundáis. / El comunista cree / y el anarquista crea». No falta tampoco la reflexión artística: «Todos los ismos pasan/ y sólo continúa/ el equivocacionismo», cierra el libro, que se devora en apenas media hora, dejando hasta en el lector más pacífico un ansia desaforada de rebelión, y un sentimiento de leve pesadumbre, como del que asume una derrota irremediable.

Desde 2009 escribo en El Diario Montañés sobre literatura, música, cultura digital, el Racing y lo que me dejen... Además, he publicado novelas, libros de cuentos y artículos y un poemario, aparte de cientos de páginas en prensa y revistas. También me ocupé de Flic!, la Feria del Libro Independiente en Cantabria. www.jmll.es