Corticosteroides. / Grupo espondilitis.eu

¿Qué son los Medicamentos Corticosteroides (o glucocorticoides)?

En la artritis, los corticosteroides actúan de dos formas:

  • Aliviando la inflamación que provoca hinchazón, calor y dolor
  • Suprimiendo las respuestas inmunológicas de su cuerpo
  • Cuando comienza a tomar estos medicamentos, su cuerpo disminuye la producción de sus propias hormonas análogas a la cortisona.
  • No deje de tomar el medicamento ni disminuya la dosis sin antes obtener la aprobación de su médico. Su cuerpo no comenzará a producir sus propias hormonas lo suficientemente rápido como para mantenerlo en buen estado de salud.
  • Inicialmente, se usan dosis más altas para el tratamiento de la inflamación de las arterias, los riñones, el revestimiento del corazón, los pulmones y el sistema nervioso. Para el tratamiento de la artritis inflamatoria se usan dosis menores.

Los efectos colaterales posibles pueden incluir:

  • Aumento del apetito
  • Indigestión
  • Nerviosismo o ansiedad

Los efectos colaterales que se relacionan a una dosis más alta y al uso prolongado pueden incluir:

  • Síndrome de Cushing (aumento de peso, cara de luna, piel fina, debilidad muscular, huesos frágiles)
  • Cataratas
  • Hipertensión
  • Niveles elevados de azúcar en sangre
  • Insomnio
  • Cambios de humor

Algunos ejemplos de corticosteroides orales incluyen:

Nombre genérico Nombre comercial
Cortisona Acetato de cortona
Dexametasona Decadron, Hexadrol
Hidrocortisona Cortef, Hidrocortona
Metilprednisolona Medrol
Prednisolona Prelone
Fosfato de sodio de prednisolona (sólo en presentación líquida) Pediapred
Prednisona Deltasona, Orasona, Prednicen-M, Sterapred
Triamcinolona Aristocort

Estos medicamentos se pueden usar en diversas formas, tales como:

  • Cremas
  • Pastillas
  • Gotas oftálmicas
  • Inyección en la articulación
  • Inyección intramuscular o intravenosa

Fuente: arthritis.org

-

Podrían haber encontrado una vía para recomponer una médula espinal dañada……..

Una molécula podría inducir a los nervios lesionados para regenerarse y enlazar de forma eficaz sus circuitos, según un estudio del Instituto Salk de La Jolla, en California (Estados Unidos).

Un equipo de investigadores del Instituto Salk de La Jolla, en California (Estados Unidos) podría haber descubierto nuevos indicios para recomponer una médula espinal dañada. La responsable de ello sería una molécula que incita a los nervios lesionados a regenerarse y reconectar eficazmente los circuitos.

Para conseguir redimir las funciones de un nervio perjudicado, los axones necesitan desarrollarse y mantener conexiones con otras células. El año pasado, este mismo equipo de científicos publicó otro estudio en el que se revelaba el hallazgo de la proteína p45 que fomenta la regeneración del nervio impidiendo la paralización de un nuevo desarrollo de la vaina del axón, la mielina.

Los seres humanos no tienen esta proteína p45, sino que cuentan, según han revelado los investigadores, con la proteína p75 que impide la regeneración de los nervios perjudicados. Sin embargo, en el último estudio se ha descubierto que dos proteínas p75 se combinan y se unen a los inhibidores de la mielina perjudicada. La proteína p45 se encarga de disolver este par, consiguiendo que los axiones vuelvan a generarse.

Futuro tratamiento en lesiones graves de médula
La investigación publicada en Plos Biology sugiere que p45 u otra molécula perturbadora podría deshacer el par p75 y presentar un novedoso tratamiento para regenerar la médula espinal. Por ejemplo, introduciendo proteína p45 en las neuronas perjudicadas o “administrando una molécula que atasque la unión entre las dos proteína p75″, según ha explicado el responsable principal del estudio, Salk Kuo-Fen Lee.

En un futuro, se tiene previsto investigar si la introducción de p45 contribuye a regenerar nervios humanos perjudicados, ya que esta investigación podría significar un avance en el desarrollo de nuevas terapias para pacientes con lesiones graves en la médula espinal o con parálisis.

INVESTIGADORES DE EEUU.
Fuente: neurologia.diariomedico.com

-

Acepte el dolor.

Las personas con Fibromialgia y dolor crónico pretenden muchas veces encontrar un tratamiento que elimine rápidamente los síntomas que tienen.

Desgraciadamente, esto casi nunca es posible. No hay recetas ni píldoras mágicas para la Fibromialgia y el dolor crónico. Por ello, el primer paso para controlarlo es aceptarlo y asumir que el dolor puede persistir para siempre y que, por tanto, en adelante, va a formar parte de nuestra vida. Desde luego, no es agradable pensar que el dolor nunca nos va a abandonar y muchas personas pueden incluso sentir miedo de no saber cómo manejar esta situación.

Sin embargo, reconocer la realidad es el primer paso para conseguir cambiar nuestra vida hacia una situación en la que el dolor, aún estando presente, no sea el centro de la misma.

Cuando se acepta el dolor, se aprende a reconocerlo y a saber lo que lo mejora o empeora, y estamos entonces en situación de buscar soluciones y de volver a disfrutar de la vida.

 

-

Controle su diabetes.

Complicaciones causadas por la Diabetes/Los riñones.

•Problemas de los riñones
•Exámenes de los riñones
•Cómo proteger los riñones

Cuide sus riñones controlando los niveles de Glucosa en la sangre y la presión arterial.

Problemas de los riñones

La diabetes puede afectar los riñones, haciendo que los mismos no funcionen. Los riñones ayudan al cuerpo a mantener un nivel adecuado de líquidos y a filtrar los desechos dañinos. Estos desechos, también llamados urea, se eliminan del cuerpo en la orina. La enfermedad de los riñones (o nefropatía), consecuencia de la diabetes, puede alterar la función de estos órganos.
La diabetes afecta los riñones causando daño a las partes del riñón que filtran los desechos del cuerpo. Una vez afectado, el riñón no logra llevar a cabo su función en el cuerpo y se acumulan los desechos en la sangre. Se altera también el equilibrio de la cantidad de líquido en nuestro cuerpo. Cuando fallan los riñones, la persona tiene que dializarse, o sea, recibir tratamiento para filtrar la sangre varias veces a la semana, o bien, recibir un transplante de riñón.
Usted puede hacer mucho para tomar el control de su diabetes y así prevenir problemas con sus riñones. Estudios recientes han demostrado que si usted mantiene un nivel normal de azúcar en la sangre puede prevenir o retardar las enfermedades de los riñones.

Es también muy importante mantener la presión de la sangre a un nivel normal. La presión alta o hipertensión, contribuye a las complicaciones de los riñones. La comida que contiene mucha sal y el nivel alto de azúcar en la sangre contribuyen a la presión alta. Para aprender cómo controlar la presión alta vea la página 41.

Exámenes de los riñones

Colabore con su proveedor de atención médica para prevenir o dar tratamiento a los problemas de los riñones.

Una manera en que los profesionales de salud evalúan el funcionamiento de los riñones es mediante un examen de microalbuminuria (proteína en la orina). La presencia de microalbúmina en la orina es señal del principio de la enfermedad renal causada por la diabetes. Es importante que se haga un examen de microalbúmina en la orina, por lo menos, una vez al año.
Otra forma en que los profesional de salud pueden determinar la condición de sus riñones es mediante un examen anual de sangre que mide la capacidad renal. Si los resultados de los exámenes indican la presencia de microalbúmina o proteínas en la orina, o si sus riñones no funcionan normalmente, usted necesitará examinarse más a menudo.
A partir de la página 89, usted debe anotar las fechas y los resultados de esos exámenes. Es muy importante que usted le pida a los profesionales de salud que le expliquen el significado de los resultados.

Controlar los niveles de Glucosa en la sangre y la presión arterial le podría ayudar a prevenir o postergar la insuficiencia renal.

Cómo proteger los riñones

El control de la presión alta

Si sus riñones no funcionan bien por causa de la diabetes, debe pedirles a los profesionales de salud que midan su presión sanguínea cuatro veces al año o más. La presión alta, o hipertensión, (más de 130/80) se debe tratar con un plan de alimentación apropiado y, si es necesario, con medicamentos para la presión alta. Su profesional de salud puede recetarle medicamentos conocidos como inhibidores ECA (ACE inhibitors) para proteger sus riñones.
Usted puede medirse la presión arterial en casa para asegurarse de que no suba por encima de 130 sobre 80 (130/ 80). También puede preguntarles a los profesionales de salud acerca de la forma de reducir la cantidad de alimentos en la dieta que contienen muchas proteínas y sal. Los profesionales también le pueden indicar cómo conseguir el equipo para tomarse la presión en casa y cómo hacerlo. ¡Es fácil!
¡Mantenga el nivel de azúcar en la sangre bajo control!
Recuerde que un nivel alto de azúcar en la sangre puede dañar sus riñones con el transcurso del tiempo. En colaboración con el equipo de profesionales de salud, mantenga el nivel de azúcar en la sangre lo más normal posible.
Usted debe hablar con el profesional de salud para reducir la cantidad de alimentos con alto contenido de proteínas (como carnes, leche y queso) y la sal. Cuando se comen estos alimentos y la sal en exceso, el riñón tiene que trabajar más fuertemente para filtrar los desechos del cuerpo. Es muy buena idea comer menos sal.
Cómo controlar las infecciones
Las infecciones de la vejiga y los riñones pueden dañar sus riñones y agravar las complicaciones renales debido a la diabetes. Llame enseguida a su profesional de salud si usted presenta los siguientes síntomas, señales de una infección de la vejiga:
  • Ve la orina opaca o con sangre.
  • Siente dolor o ardor cuando orina.
  • Siente deseos de orinar frecuentemente o urgencia para orinar.
Llame enseguida a su profesional de salud si usted presenta los siguientes síntomas, señales de una infección de los riñones:
  • Dolor de espalda.
  • Escalofríos.
  • Fiebre.
  • Cetonas en la orina.
Vea la páginas 40-41 para más información.
Sus profesionales de salud le harán una prueba de orina. Si tiene una infección en la vejiga o los riñones, le recetarán antibióticos. Una vez que usted termine de tomar los antibióticos, tendrá que volver a hacerse un examen para asegurarse de que la infección haya desaparecido.
Los efectos de algunos medicamentos y los tintes para rayos X (medios de contraste)
Si tiene una enfermedad en los riñones, pregunte a los profesionales de salud sobre los posibles efectos dañinos que pueden causar los tintes que se utilizan como medio de contraste para los rayos X y sobre otros medicamentos.
Fuente: www.cdc.gov

-


http://www.espondilitis.eu/
http://www.espondilitis.eu/phpBB2/index.php

Hagamos más segura la atención médica.

Antibióticos recetados en los hospitales:
¡Tenga cuidado!

1 de cada 2 – Más de la mitad de todos los pacientes hospitalizados reciben antibióticos.

3 veces – En algunos hospitales los médicos recetan el triple de antibióticos que en otros.

30 % – Reducir el uso de antibióticos de alto riesgo un 30 % en los hospitales puede disminuir las infecciones diarreicas mortales un 26 %.

Los antibióticos salvan vidas, pero las malas prácticas al recetarlos ponen a los pacientes en riesgo innecesario de tener reacciones alérgicas que se pueden prevenir, de adquirir infecciones superresistentes a los antibióticos y de morir por diarrea. Los errores en las prácticas al recetar antibióticos también contribuyen a la resistencia a estos medicamentos y hacen que tengan menos probabilidades de ser eficaces en el futuro.

Para proteger a los pacientes y preservar el poder de los antibióticos, los directivos y autoridades médicas de los hospitales pueden hacer lo siguiente:

  • Adoptar programas de administración de antibióticos que incluyan, como mínimo, esta lista de verificación:
    1. Compromiso de la directiva: Dedicar los recursos humanos, financieros y de tecnología de la información necesarios.
    2. Responsabilidad: Asignar a una sola persona que sea responsable por los resultados del programa. Los médicos han demostrado ser eficientes en este rol.
    3. Experiencia con medicamentos: Asignar a un solo farmacéutico que apoye mejores prácticas al recetar medicamentos.
    4. Actuar: Tomar al menos una medida para mejorar las prácticas al recetar antibióticos como, por ejemplo, solicitar una reevaluación de las recetas dentro de 48 horas después de su emisión para confirmar la elección del medicamento, la dosis y la duración del tratamiento.
    5. Hacer seguimiento: Controlar los patrones de prácticas al recetar antibióticos y de resistencia a estos medicamentos.
    6. Informar: Informar con frecuencia al personal médico acerca de los patrones de prácticas al recetar antibióticos y la resistencia, y medidas para mejorarlos.
    7. Educar: Capacitar acerca de la resistencia a los antibióticos y sobre mejores prácticas al recetarlos.
  • Colaborar con otras instalaciones de atención médica para prevenir infecciones, su transmisión y la resistencia.

 

Fuente: www.cdc.gov/spanish/signosvitales

 

El 82% de los pacientes con espondilitis anquilosante……….

El 82% de los pacientes con espondilitis anquilosante cree que repercute negativamente en su vida afectiva.

 

El 82 por ciento de los pacientes con espondilitis anquilosante considera que la patología influye negativamente en su vida afectiva y un 85 por ciento cree que limita sensiblemente su vida sexual, según un estudio realizado por asociaciones de pacientes con la colaboración de Abbott.

El estudio revela además que el 56 por ciento de los pacientes con espondilitis anquilosante puede tardar hasta más de cinco años en recibir el diagnóstico correcto de su enfermedad. Sin embargo, los expertos coinciden en que el diagnóstico precoz de la enfermedad conlleva un mejor pronóstico de la patología, una mejor calidad de vida y una menor progresión.

La espondilitis, tal y como demuestra el estudio, afecta también a la vida laboral de los pacientes que la padecen. Al menos cuatro de cada diez entrevistados ha ocultado su enfermedad en el trabajo por temor a que le pueda afectar de forma negativa y el 58 por ciento de los pacientes encuestados considera que una persona con espondilitis tiene mucha más dificultad para encontrar trabajo que alguien que no padece la enfermedad.

Fuente: infosalus.com

CICLO DE CONFERENCIAS “EL CIUDADANO NUESTRA RAZÓN DE SER” / Grupo espondilitis.eu

ORGANIZA: SERVICIO DE REUMATOLOGÍA Y METABOLISMO ÓSEO.
HOSPITAL GENERAL UNIVERSITARIO. VALENCIA

 

DÍA 26 DE FEBRERO
HORA: 18 HORAS

LUGAR: HOSPITAL GENERAL UNIVERSITARIO. VALENCIA. SALON DE ACTOS
AVDA. TRES CRUCES 1

 

TÍTULO: ¿QUÉ PUEDE HACER LA REHABILITACIÓN
PARA MEJORAR A UN PACIENTE CON
ESPONDILOARTRITIS?.
Presentación del programa de “Escuela de Espalda
para pacientes con Espondiloartritis”

 

COLABORA:
SERVICIO DE MEDICINA FÍSICA Y REHABILITACIÓN

 

PONENTES:
Dr. JAVIER CALVO CATALÁ.
Dra. VICTORIA IÑIGO HUARTE.
Dra. MARÍA DOLORES RUBIO FERNÁNDEZ.


Con la colaboración de abbvie

h

 

logo

 

Ciclo de conferencias: “El ciudadano, nuestra razón de ser” / Escuela de Espalda de Pacientes con Espondiloartritis.

Escuela de Espalda de Pacientes con Espondiloartritis / Ciclo de conferencias: “El ciudadano, nuestra razón de ser” / Grupo espondilitis.eu

30/1/14 – REUMATOLOGÍA Y METABOLISMO ÓSEO
Avda. Tres Cruces 2. Valencia 46014

Programa: “Escuela de Espalda de Pacientes con Espondiloartritis”

Las Espondiloartritis son un grupo de enfermedades reumáticas inflamatorias que comparten una serie de características clínicas: espondilitis o inflamación en la columna vertebral, la artritis o inflamación en articulaciones (especialmente en las piernas), la entesitis o inflamación en las entesis y la presencia de manifestaciones clínicas en otros órganos, como los ojos, la piel o el intestino.
Espondilitis anquilosante
La espondilitis anquilosante es la enfermedad más representativa del grupo. A consecuencia de la inflamación persistente en la columna vertebral (espondilitis), se produce una tendencia a la limitación de la movilidad de la misma o “anquilosis” (anquilosante). Una parte de los pacientes presentan, además, artritis periférica y entesitis. Está presente en 1 ó 2 de cada 1.000 personas. Suele comenzar antes de los 45 años, habitualmente entre los 15 y los 30 años, y ocurre en ambos sexos, si bien predomina en hombres en una proporción de 3 a 1 con respecto a las mujeres.

El pronóstico de un paciente al que se diagnostica una espondilitis anquilosante es favorable si se siguen unas normas terapéuticas básicas. Son factores de buen pronóstico:
1) El diagnóstico precoz, antes del desarrollo de alteraciones estructurales irreversibles.
2) La instauración de un tratamiento farmacológico eficaz que suprima el proceso inflamatorio.
3) La adopción de hábitos de vida saludables y la realización de ejercicios que ayuden a prevenir la limitación funcional e impidan la anquilosis.

Es por ello que pensamos que la colaboración de los Servicios de Reumatología y Rehabilitación, puede aportar un gran beneficio sobre la calidad de vida de estos pacientes y por ello, vamos a poner en marcha una “escuela de espalda para pacientes con espondiloartritis”, basándonos en el éxito de la “escuela de espalda” que el Servicio de Rehabilitación tiene establecido.
Se trata de la primera actividad de estas características que se realiza en nuestra Comunidad y que refleja una vez más la importancia de las consultas multidisciplinarias.

El próximo día 26 de febrero, vamos a realizar una nueva “conferencia – coloquio” dentro del programa “El ciudadano nuestra razón de ser” que el Servicio de Reumatología puso en marcha hace ya varios años, en la que presentaremos este programa.

Queremos poner en tu conocimiento esta nueva actividad que creemos beneficia a los pacientes y que además mejora nuestra relación con pacientes y asociaciones de enfermos, que saben siempre nos tienen a su disposición.

00

Esperamos contar con su presencia en la reunión del próximo 26 de febrero a las 18 horas.

Dr. Javier Calvo Catalá, Jefe de Reumatología y Metabolismo Óseo del Consorcio Hospital General de Valencia, Presidente Sociedad Valenciana de Reumatología

Hasta un 40% de ahorro adecuando terapias biológicas.

El Hospital Puerta de Hierro, de Madrid, ha desarrollado una herramienta para adecuar la dosis de terapias biológicas paciente por paciente.

Usar la terapia biológica más coste-efectiva permite ahorrar hasta un 30 por ciento del coste anual por paciente, que ronda los 10.000 euros. Asimismo, cuando se usan medidas de desintensificación de tratamiento cuando el paciente cumple los criterios necesarios, es posible un ahorro de hasta el 40 por ciento del coste anual por paciente con respecto a la pauta habitual de tratamiento.

Estos datos, presentados durante la jornada Costes reales de las terapias biológicas en Reumatología, organizada por el Hospital Universitario Puerta de Hierro, de Madrid, y Pfizer, avalan el uso de una herramienta informática desarrollada en dicho centro “que permite ofrecer una imagen real del impacto económico de estos fármacos”, según ha explicado a Diario Médico Amalia Torralba, jefa del Servicio de Farmacia del Puerta de Hierro.

Se trata de un sistema que ayuda a “determinar, en función de las dispensaciones, el coste que supone el tratamiento de un paciente determinado, y detectar si está intensificado, es decir, tratado con dosis por encima de ficha técnica, o desintensificado”, describe Belén Menchén, del Servicio de Farmacia del centro.

Los resultados de estos pacientes infra o sobredosificados “los trasladamos al clínico para consensuar con ellos la adecuación del tratamiento y tomar medidas para optimizar cada tratamiento”, explica Torralba.

Para el desarrollo de la herramienta, que se ha empezado a utilizar este año y cuyo impacto se evaluará próximamente, “se realizó un estudio retrospectivo sobre el coste en terapias biológicas desde 2010, y hemos observado que el gasto en estos fármacos disminuye año a año”, afirma Menchén.

Este descenso, según la jefa de servicio, se debe “a que hay más opciones de tratamiento, lo que posibilita utilizar un enfoque más personalizado, dando a cada paciente el fármaco más efectivo en la dosis correcta, algo que acaba impactando significativamente en la reducción del coste sin disminuir la calidad de los tratamientos”.

Ahorro
Las terapias biológicas representan más del 30 por ciento del gasto total en farmacia hospitalaria en España. Según expuso en la jornada Esther Ramírez, del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario de La Princesa, “las terapias biológicas suponen el 35 por ciento del coste total de Farmacia de nuestro centro y el gasto en Reumatología representa la mitad del total invertido en terapias biológicas en el hospital”.

No obstante, medidas como las tomadas en dicho hospital y en el Puerta de Hierro, permiten “adecuarnos a lo que nos pide la Consejería de Sanidad, que es ahorrar en terapias biológicas, sin perder en calidad de los tratamientos. Usar el fármaco adecuado en la dosis adecuada es siempre la opción más barata, porque evita reagudizaciones, concomitancias, fallos en el tratamiento y otros efectos no deseados en los pacientes”, dice Torralba.

Eso sí, deja claro que “estas herramientas, por sí solas, no sirven de nada; sirven para ayudar a tomar decisiones, pero sólo si se trabaja en colaboración con los médicos”.

Fuente: diariomedico.com

Unos escáneres cerebrales muestran que los pacientes de fibromialgia procesan el dolor de forma distinta.

La actividad en ciertas regiones sugiere el motivo de que tengan menos capacidad de prepararse para el dolor o responder al alivio del dolor.

Unos escáneres cerebrales revelan que las personas que sufren de fibromialgia podrían no ser tan capaces de prepararse para el dolor como las personas sanas, y son menos propensas a responder a la promesa de alivio del dolor.

Ese procesamiento alterado del dolor podría explicar por qué algunas personas con la misteriosa enfermedad crónica sienten el dolor con más intensidad y no responden tan bien a los analgésicos narcóticos, señalaron los investigadores. Los hallazgos aparecen en la edición del 5 de noviembre de la revista Arthritis & Rheumatism.

Las personas sin fibromialgia pueden aliviar mentalmente algunos tipos de dolor que la gente experimenta, explicó la Dra. Lynn Webster, presidenta de la Academia Americana de Medicina del Dolor (American Academy of Pain Medicine). “En las personas con fibromialgia, esa capacidad parece estar disminuida, o incluso eliminada”, apuntó Webster. “Quizás no puedan responder de la misma forma a los medicamentos o a nuestros mecanismos intrínsecos [naturales] para afrontar el dolor”.

Nadie sabe qué provoca la fibromialgia, que conlleva un dolor articular y muscular generalizado. El trastorno afecta al 3.4 por ciento de las mujeres y al 0.5 por ciento de los hombres de EE. UU., según el estudio. Las mujeres mayores son más propensas a sufrir de fibromialgia, que afecta a más del 7 por ciento de las mujeres de 60 a 79 años de edad.

Los investigadores llevaron a cabo este estudio con 31 pacientes de fibromialgia y 14 personas sanas.

Los autores del estudio utilizaron IRM para escanear el cerebro de cada participante mientras una manga para tomar la presión arterial apretaba dolorosamente la pantorrilla del paciente, explicó el autor del estudio, el Dr. Marco Loggia, del Hospital General de Massachusetts y la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, en Boston. Los médicos modificaron la presión provista por la manga de manera que todos, con son sin fibromialgia, calificaran el dolor entre 40 y 50 en una escala de 100.

“Provee un dolor muy profundo de tipo muscular”, comentó Loggia. “Está más cercano al dolor clínico que experimenta un paciente de fibromialgia”.

Los pacientes también recibieron una pista visual que les informaba cuándo la manga iba a comenzar a apretar la pantorrilla y cuándo la manga aflojaría, permitiendo a los investigadores observar cómo el cerebro respondía a la anticipación tanto del dolor como del alivio.

Como se anticipó, las personas con fibromialgia necesitaron mucha menos presión para alcanzar la misma calificación de dolor que una persona sana, señaló Loggia.

Pero los médicos también notaron diferencias clave en la forma en que ciertas partes del cerebro afrontaban el dolor antes, durante o después.

Una región del cerebro que mostró una respuesta alterada fue el área ventral tegmental (AVT), un conjunto de neuronas en el centro del cerebro que responden a la recompensa o al castigo. La AVT ayuda a regular la liberación de la dopamina, una sustancia cerebral que alivia el dolor. Desempeña un papel esencial en la respuesta a los analgésicos de una persona, y se ha vinculado con la adicción a las drogas.

“La AVT en los voluntarios sanos se activo antes de y durante el dolor, y la región se desactivó cuando recibieron la señal de alivio. Las personas estaban más preocupadas sobre el dolor que iban a recibir y se veían más recompensadas por la pista de que el dolor terminaría pronto”, comentó Loggia. “En las personas con fibromialgia, no vemos esto. La activación está completamente destemplada”.

La respuesta alterada de la AVT también podría explicar por qué los pacientes de fibromialgia con frecuencia no responden a los analgésicos narcóticos, añadió.

Los investigadores también notaron una respuesta distinta en el gris periacueductal (GPA), una pequeña estructura del centro del cerebro que desempeña un papel en la transición del dolor. “En los animales, se ha mostrado que si se estimula eléctricamente esa área, las respuestas al dolor bajan”, apuntó Loggia.

El GPA se activa en las personas sanas que han recibido una pista de que el dolor es inminente, a medida que se preparan para que llegue el dolor. Pero la región no se activa cuando se advierte a las personas con fibromialgia sobre un dolor que llega, lo que sugiere que son menos capaces de protegerse de las señales del dolor, planteó Loggia.

El estudio provee “otra prueba de que en la fibromialgia hay algo fundamentalmente mal, y la idea de que se trata de un trastorno periférico es errónea”, aseguró el Dr. John Kassel, profesor de neurología y director de la división de medicina neuromuscular del Centro Médico Werner de la Universidad Estatal de Ohio.

Sin embargo, el estudio y sus conclusiones tienen ciertas limitaciones.

Loggia anotó que la actividad cerebral activada podría ser explicada por el hecho de que los pacientes de fibromialgia soportan un dolor constante, y el trastorno ha alterado la respuesta cerebral, en lugar de lo contrario.

“Los pacientes voluntarios pasan de un estado sin dolor a un estado con dolor”, comentó. “Pero los pacientes de fibromialgia pasan de un nivel más bajo de dolor a un nivel más alto de dolor, lo que podría afectar la forma en que procesan las pistas de dolor y de alivio”.

Además, los investigadores no compararon la respuesta de los pacientes de fibromialgia con la de personas que sufrían de otras afecciones de dolor crónico, apuntó Kassel.

“Quizás esto no sea provocado por la fibromialgia”, dijo. “Podría simplemente ser algo que sucede en la mayoría de pacientes de dolor crónico”.

Fuente: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/

El Diario Montañes

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.